Centrales hidroeléctricas en valle de Elicura eluden evaluación ambiental

[resumen.cl] Se trata de las centrales de paso «Hidrowatt Gustavito» y «Provoque», las cuales no deberán ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) debido a que cada una generaría una potencia menor a 3 Megawatts (MW). Ambos proyectos, cuyo titular es el español Don José María Grugues Ortuño del Grupo Impulso, propietario de la empresa hidroeléctrica Hidrowatt, presentaron consultas de pertinencia al SEIA el 28 de julio de 2016, para «Hidrowatt Gustavito», y el 11 de septiembre de 2017 para «Provoque».

De esta forma, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) resolvió que no deben ingresar al SEIA, en función de lo establecido en los literales a, b1 y c del artículo 3° del DS N° 40/2012, del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental lo cual se encuentra contenido en la Resolución Exenta 401/2015 del 27 de octubre del 2016 y Resolución Exenta N° 28 del 22 de febrero del 2018, respectivamente.

«Hidrowatt Gustavito» generaría hasta 2,1 MW y «Provoque» 1,4 MW desde el estero Provoque, lo cual daría cuenta del posible fraccionamiento del proyecto  para que no sean evaluados por el SEIA, aún cuando su potencia combinada superaría los 3 MW. Algo que desde 2017 vienen denunciado las comunidades locales opositoras a los proyectos energéticos, quienes además exigen que se realice Consulta Indígena.

 

Lea también: Comunidades del Valle Elicura denuncian ante la SMA a empresa Hidrowatt por evadir Sistema de Evaluación Ambiental

 

Actualmente existen una investigación en curso en la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), para lo cual este caso vendría a engrosar la carpeta investigativa entregada por los representantes del Valle Elicura en mayo del año pasado. Para que así también, la SMA pueda requerir el ingreso de los proyectos al SEIA según lo dispuesto en su Ley Orgánica, aunque con la dificultad de que las empresas cuentan con la facultad de presentar todas las pertinencias que estimen, en función de que es probable que no se ejecuten los proyectos.

De esta manera, la preocupación de los habitantes del valle está latente ante los efectos que podrían tener las centrales sobre los servicios ecosistémicos de esta parte de la cuenca del Lago Lanalhue y la Cordillera de Nahuelbuta, en donde ya hay problemas de abastecimiento de agua. También dejando en jaque la protección de especies en peligro de conservación como la Rana Montana de Nahuelbuta (Telmatobufo bullocki), especies de peces del genero Trichomycterus, especies de pancoras del genero Aegla, y pato cortacorrientes (Merganetta armata), difíciles de encontrar en la cordillera.