Advertisement

Chiloé frente a la pandemia: Acusan falta de visión territorial en la salud pública de parte de autoridades

En distintas regiones y comunas del país se viven nuevas alzas en las cifras de contagios y muertes por Covid-19 y Chiloé no ha sido la excepción. Aunque desde la isla grande afirman que han tenido que hacerle frente a la pandemia en absoluto abandono institucional.

Por Angeles Arriagada Saavedra

Organizaciones y federaciones se han visto obligadas a coordinarse para poder capear la pandemia dentro de sus respectivas zonas. Desde Chiloé cuestionaron el actuar centralista del Ministerio de Salud en cuanto a las medidas que mitiguen esta nueva ola de contagios, entre ellas el cuestionado permiso de vacaciones.

Hay que recordar que la región de Los Lagos es una de las más golpeadas por la pandemia a nivel nacional, con más de 40 mil casos notificados desde su inicio.

Esta difícil realidad sanitaria, sumada a la deficiente respuesta del gobierno, obligó a que las organizaciones sindicales y del área de la salud tuviesen que organizarse lejos de la institucionalidad para hacerle frente a la Covid-19 en Chiloé.

Lilian Almonacid, presidenta de la Confederación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras Universitarios de los Servicios de Salud en Chiloé explicó a RESUMEN las dificultades sanitarias que han vivido en el último tiempo, asegurando que advirtieron a las autoridades sobre el actual colapso, pero el gobierno nuevamente ignoró a las organizaciones de la salud.

Revisa| Falta de supervisión y nula respuesta: Denuncian gestión de instituciones de salud sobre casos de Covid-19 en Los Ángeles

La trabajadora de la salud argumentó que esto se debería al "forzoso aumento de capacidad de atención intrahospitalaria y a la falta de recurso humano en salud. Desde el inicio de la pandemia en la provincia, Fenpruss hizo un llamado a las autoridades, no fueron tomadas en consideración, pese a que planteamos un plan de resguardo del personal por si se generaba un colapso".

En la misma línea, declaró que la situación de las y los trabajadores es precaria, llegando incluso a tener contratos a base de compra de servicios. Sumada a esta irregular situación, relató que "las y los trabajadores de la red asistencial se encuentran con sobrecarga laboral.  Otros no han podido tomar feriados legales. Algunas de estas personas reportan incluso problemas de salud de base y han sido obligadas a cumplir con funciones presenciales y se han contagiado en el ejercicio de sus funciones".

Al consultar acerca del rol de la industria salmonera con las organizaciones de la salud, Almonacid recalcó que han tenido una buena coordinación y que surgió de manera autoconvocada "al ver que las autoridades no han tenido una visión territorial de la salud pública".

Hizo hincapié en la particularidad de sus necesidades, las que varían de los demás territorios, considerando lo "particular en cuanto geografía, actividades productivas y de autoconsumo, además de la alta existencia de población rural que hacen por ejemplo, que las medidas sanitarias estándar que emanan desde el Minsal no sean aplicables en nuestro archipiélago".

La industria salmonera y la organización de sus trabajadores frente a la pandemia 

Luis Cuevas, parte del Sindicato N°1 de Trabajadores "Belén de Zarraga", los Fiordos ltda y Dir. de la Industria del Salmón (Fetrasal) en Quellón, comentó a RESUMEN que también fueron parte de las manifestaciones generadas a principios de la pandemia debido a las nulas medidas sanitarias implementadas por las empresas salmoneras.

Aseguró que la industria, con tal de no perder productividad, ignoró las medidas exigidas por el gobierno, señalando que "cuando partió la pandemia, por lo menos en la provincia de Chiloé y por presiones de organizaciones sociales, sindicatos y habitantes en general, tuvieron que reaccionar".

Relató que las organizaciones sociales se vieron en la obligación de "cortar el ingreso y la salida a la industria salmonera, para que tome mayores acciones en ese entonces», esto fue entre marzo y abril de 2020. Gracias a esta acción, agregó que "la industria junto con el gobierno y las diferentes organizaciones que realizaron este corte de ruta en Pargua, tomaron algunos acuerdos, pero fue más que nada para que la industria siguiera operando".

Ante esto, el dirigente sindical fustigó que la industria salmonera rompió estos acuerdos a finales de 2020 por la pesca de materias primas. "Dos o tres meses respetaron y después comenzaron a romper los acuerdos porque justo se les venía en ese periodo -octubre- la industria de la salmonicultura, que es la cosecha de otra especie, en este caso una que les da más volumen de producción".

Sumado a ello y debido a temas de salud dentro de los mismos sindicatos, Cuevas afirmó que la misma empresa en la que trabaja decidió colocar dentro de su mesa social a trabajadores sin fuero, posibilitando la ruptura de los acuerdos, funcionando así sin las medidas sanitarias impuestas pertinentes.

El escenario al cual se enfrenta también ha significado problematizar entorno a la coordinación de las organizaciones sociales, donde Cuevas señala que pese a lo necesaria que ha sido la mesa social instalada por las y los trabajadores de la salud, como Fetrasal no han sido incluidos.

Estas leyendo

Chiloé frente a la pandemia: Acusan falta de visión territorial en la salud pública de parte de autoridades