Comunidades pewenches se organizan en rechazo al distópico proyecto de carretera hídrica

[resumen.cl] Lejos de adoptar prácticas sustentables de uso de agua en actividades como la agricultura o la minería, el empresariado tiene proyectos orientados a satisfacer la demanda hídrica para desarrollar iniciativas de la misma o mayor envergadura que las que han provocado su escasez. Uno de estos proyectos es la carretera hídrica que pretende emplazar la Corporación Reguemos Chile, patrocinada por empresas nacionales y transnacionales del rubro agroindustrial, minero, de la construcción y de la industria cárnica.

Según la información de la propia Corporación, esta Carretera conduciría agua desde la región del Biobío hasta la región de Atacama. A través de este trayecto, se aprovisionarían embalses para el riego necesario de la agroindustria y, finalmente, se entregaría agua para actividades mineras. Aunque la Corporación afirma que este proyecto contribuiría a "diversificar la matriz productiva" del país, en realidad, todas actividades se dirigen a la extracción y exportación de productos primarios.

Las comunidades de las cuencas del Queuco y de Alto Biobío, se han puesto en alerta y ya han anunciado su rechazo a este plan que, aseguran, prontamente se presentará al Servicio de Evaluación Ambiental. Su preocupación radica en que el río Queuco sería, al menos uno de los afluentes, usados para la conducción artificial de agua. Recientemente han conformado el Movimiento Por la Defensa del Río Queuco y el pasado jueves se reunieron junto a Lonkos y dirigentes del Lob de Cauñicu, Malla Malla, Trapa Trapa, Ralco Lepoy, El Barco, Callaqui, Newen Mapu y el lob en recuperación Raliko. También concurrieron Lob relocalizados en Santa Bárbara y Quilaco, luego que fuesen erradicados producto de la instalación de la Central Hidroeléctrica Ralco.

De acuerdo a la comunicación del Movimiento Por la Defensa del Río Queuco:

«Todos los Lob presentes coincidieron en que el proyecto de Carretera Hídrica afecta directamente a la vida del Itrobill Mongen (biodiversidad), pues para nuestra cultura "todo tiene una relación e inclusive nos afectaría a nosotros mismos" como manifestó el Lonko [Pedro] Suarez del Lob Malla Malla.

Por su parte, el Lonko Queupil del Lob Cauñicu, instó a una auto convocatoria o Trawun (reunión) a todos los Lonkos del territorio Mapuche Pewenche, pues manifestó que hasta el día de hoy "el Estado, a través de las instituciones, se ha encargado de invalidarnos, minimizando toda forma de lucha que podrían llevar como autoridades ancestrales en la defensa del territorio". También, se acordó expandir la información a las comunidades, de manera de aunar ideas y acciones por la defensa y protección del río, participando de instancias ya programadas en cada Lob.»

Las desastrosas repercusiones de carreteras hídricas en países como China, dónde éstas han generado ingentes costos económicos y ambientales, además de un funcionamiento ineficiente e ineficaz, producto de la alta demanda energética para propulsar el agua y la pérdida de ésta por evaporación, entre otras causas, obligan a la población a plantearse la pregunta fundamental respecto si éstas medidas resuelven o agravan problemas generados por actividades extractivas que buscan ser alimentadas, ahora artificialmente, con proyectos como éste.