Advertisement

Condenan a nueve agentes del Comando Conjunto por delitos de lesa humanidad

[resumen.cl] El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez Plaza, condenó a nueve integrantes del denominado Comando Conjunto, por su responsabilidad en los delitos de asociación ilícita y secuestro calificado de Miguel Ángel Rodríguez Gallardo y Alonso Fernando Gahona Chávez, militantes comunistas detenidos desaparecidos desde septiembre de 1975. Tres de los condenados son parte de la caterva de civiles derechistas que actuaban como agentes represores y verdugos.

En la sentencia (causa rol 120.133-P), el ministro condenó al agente civil Otto Silvio Trujillo Miranda, a la pena de 12 años de presidio efectivo, en calidad de coautor de los delitos de secuestro calificado de Rodríguez Gallardo y Gahona Chávez, más las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena. A ello se suman 541 días de presidio y accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena, como autor del delito de asociación ilícita.

En tanto, el ex oficial de Carabineros Manuel Agustín Muñoz Gamboa, alias "Lolo", y ex oficial de la Fuerza Aérea Juan Francisco Saavedra Loyola, alias "Mono", deberán cumplir 8 años de presidio y accesorias legales, como coautores del delito de secuestro calificado de Rodríguez Gallardo; y 5 años y un día de presidio, como autores del delito de asociación ilícita. Ambos sentenciados permanecen cumpliendo condena en el penal Punta Peuco por su participación en otros delitos de lesa humanidad.

Mientras que el ex oficial de la Fuerza Aérea Sergio Fernando Contreras Mejías, alias "Loquillo", los ex suboficiales FACH Fernando Patricio Zúñiga Canales, alias "Chirola", y Eduardo Enrique Cartagena Maldonado, alias "Lalo", y los fachos civiles Emilio Mahias del Río y Gonzalo Eduardo Hernández de la Fuente, deberán purgar penas de 5 años y un día de presidio, más accesorias legales, como coautores del delito de secuestro calificado de Rodríguez Gallardo; y 541 días de presidio, por asociación ilícita.

Asimismo, el ministro Vázquez Plazo impuso a ex oficial FACH Juan Luis Fernando López López alias "Pantera", la pena de 5 años y un día de presidio, además de accesorias legales, como coautor del delito de secuestro calificado de Gahona Chávez; y la pena de 541 días de presidio, como autor del delito de asociación ilícita.

Por otra parte, el ministro decretó la absolución, por falta de acreditación, de los ex agentes civiles derechistas Hans Luis Gesche Walker y Tito Alejandro Figari Verdugo, alias "Luty", de los cargos que los sindicaban como coautores del delito de secuestro calificado y asociación ilícita.

En atención a la extensión de las penas impuestas y no concurriendo en la especie los requisitos legales, el ministro Vázquez Plaza no concedió a los sentenciados ningún beneficio alternativo, por lo que deberán cumplir efectivamente las condenas privativas de libertad.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El criminal Otto Trujillo era un integrante del grupo de ultraderecha denominado "Patria y Libertad" que desarrolló actividades terroristas en contra del gobierno de Salvador Allende y luego, a partir del golpe militar, derivaron a formar parte de las huestes represivas de la dictadura. La camarilla de Trujillo Miranda formó parte de la organización criminal que operó bajo el alero de Fuerza Aérea, actuando para el SIFA y para el llamado Comando Conjunto, tanto en el centro de detención y tortura instalado en la Academia de Guerra Aérea como en otros diversos recintos clandestinos dispersos por la región metropolitana.

El Comando Conjunto

El engendro represivo fue impulsado por la Fuerza Aérea, con la participación de integrantes de los aparatos de inteligencia de las otras ramas de las Fuerzas Armadas y Carabineros. A esta tropa de uniformados se sumaron elementos civiles de derecha. En la investigación judicial el ministro Miguel Vásquez Plaza establece con precisión las características y composición de este organismo que, además de eliminar a partidarios del gobierno de Allende y opositores a la dictadura, tenía como finalidad propia presentar una competencia de criminalidad con la DINA.

Al respecto, entre otros detalles, en esta causa se dieron por establecidos los siguientes hechos:

"Que, durante el tiempo de funcionamiento de la Fiscalía de Aviación con sede en la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea, en la comuna de Las Condes, Santiago, en el año 1974, tuvo como principal objetivo de esa Fiscalía la represión del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR, a las actividades operativas de represión llevadas a efecto por funcionarios de esa fiscalía, para una mayor efectividad de las estrategias a seguir, se suman civiles a la Fuerza Aérea con características de pertenecer y ser simpatizantes del Partido Nacional de la época y/o de Patria y Libertad, potenciándose y aumentando su número en el tiempo. Éstos desarrollaron labores de inteligencia, organizándoseles en dos grupos, que ubicaban, vigilaban y seguían a la o las víctimas, y también participaban en la planificación de los operativos de detención, involucrándose en ocasiones en detenciones, tortura y la ejecución de sus víctimas.

Que, cesando el funcionamiento de la Fiscalía de Aviación, las jefaturas con toda la organización existente para la represión operativa, continuaron con su actividad fuera del orden legal, ahora en persecución de las directivas del Partido Comunista y la Juventud Comunista, tanto de su Comité Central como de sus diferentes Regionales, ocupando para esos fines distintos inmuebles, como la casa de Apoquindo, un hangar en el Aeropuerto de Cerrillos, otros que habían sido arrebatados a militantes de partidos políticos perseguidos, como los denominados Nido 18 y Nido 20, constituyéndose todos éstos en centros de detención clandestinos, para luego entrar en escena la cárcel La Prevención, construida al interior del Regimiento de Artillería Antiaérea de Colina, y finalmente el inmueble de calle Dieciocho asignado a Carabineros, que correspondía al inmueble del ex diario El Clarín, denominándosele La Firma.

Que, a las labores operativas de represión política desarrolladas por la Fuerza Aérea y civiles, en el periodo de sus actividades represivas en el Regimiento de Artillería Antiaérea de Colina, cárcel La Prevención, que se le denominó 'Remo Cero', se suman a estas actividades operativas Carabineros, Marina y Ejército, conociéndose con posterioridad a esta ilegal organización como 'Comando Conjunto'.«

En la fotografía principal: La Firma.

Estas leyendo

Condenan a nueve agentes del Comando Conjunto por delitos de lesa humanidad