Advertisement

Convocan a movilización en Santa Bárbara ante permanencia de cuestionados proyectos hidroeléctricos en el río Biobío

Para el domingo 7 de agosto desde las 10:00 horas está convocada una movilización contra los proyectos hidroeléctricos que vuelven a amenazar al río Biobío. Enfáticamente, organizaciones convocantes levantan la oposición al cuestionado proyecto Central Rucalhue.

Por J. Arroyo Olea

Tras un año desde la última gran movilización contra el proyecto Central Rucalhue, encabezado por capitales chinos, organizaciones sociales de la provincia del Biobío han convocado a lo que denominan la «Segunda Marcha Histórica por los Ríos Libres», apuntando directamente al proyecto hidroeléctrico.

En su convocatoria enfatizan en que la movilización se posiciona «en oposición a la construcción de la cuarta central hidroeléctrica que compromete nuevamente a nuestro gran e histórico Biobío, y que busca también intervenir por primera vez al prístino río Quilme».

A este proyecto se suman otras dos centrales financiadas por la empresa Energía Llaima, actualmente de capitales canadienses, que buscan instalarlas aguas abajo de donde pretende ubicarse la Central Rucalhue, por lo que el río Biobío contaría con un total de seis centrales hidroeléctricas.

Te puede interesar| Portazo a Central Rucalhue: Conaf rechazó declarar proyecto hidroeléctrico como interés nacional frenando tala de árboles nativos y vulnerables

En el caso de la Central Rucalhue, la empresa actualmente no puede realizar faenas relacionadas a tala o alteración de bosque nativo, específicamente del naranjillo y guindo santo. Asimismo, se ha ingresado una solicitud de caducidad de la concesión eléctrica con la que cuenta el proyecto, debido a que la transnacional china, indican las y los denunciantes, no han cumplido con los plazos legales.

La movilización se realizará el próximo domingo 7 de agosto desde las 10:00 horas y tiene como punto de encuentro la entrada de Santa Bárbara (KM 0,4).

Estas leyendo

Convocan a movilización en Santa Bárbara ante permanencia de cuestionados proyectos hidroeléctricos en el río Biobío