Advertisement

Cuatro días de toma de accesos de Bocamina II: Trabajadores subcontratados de Enel hacen colectas para solventarse ante intransigencia de la empresa

Cuatro días llevan manteniendo tomadas las entradas al complejo termoeléctrico Bocamina, trabajadores subcontratados de Enel, quienes solo han recibido negativas e intransigencia por parte de la empresa, viendo seriamente mermada su economía tras las jornadas de protesta sin ser escuchados. Le exigen a la empresa la realización de exámenes médicos por posible contaminación y una negociación de salida, ante el cierre de la termoeléctrica programado para fines de mayo

Por Juan Contreras Jara

Jugar al desgaste es una herramienta de desmovilización constantemente utilizada por los patrones contra las y los trabajadores, en este caso por parte de Enel y sus representantes en Coronel, quienes se han negado a cualquier tipo de diálogo con sus empresas contratistas en estos 4 días de movilización.

La intransigencia de Enel se ha expresado, por ejemplo, en el hecho de que los trabajadores de empresas contratistas como IMA, que presta servicios de mantención mecánica y electrocontrol al interior de Bocamina, ya hayan sido notificados de su desvinculación, sin poder efectuar negociación alguna. 

Te puede interesar: Trabajadores subcontratados exigen a Enel exámenes médicos por posible contaminación e igualdad de acuerdos de salida ante cierre de Bocamina II

Sergio Henríquez, uno de los voceros de la movilización de trabajadores subcontratados al interior de Enel, detalló a RESUMEN que, «son cuatro días en que los compañeros van a perder su salario, su pago diario y eso va a repercutir mucho en la liquidación de sueldo de fin de mes. A parte, aquí adentro la gente tiene que comer, alimentarse, entonces, son gastos que hemos llevado como trabajadores, como movilización, pero estan escaseando. Los trabajadores tienen que sacar del sustento para sus familias, para poder alimentarse aquí dentro y seguir con la movilización. En la huelga se está viendo muy afectado el bolsillo del trabajador, el impacto es demasiado».

 

Las exigencias de los trabajadores a Enel consisten en la realización de exámenes médicos que les permitan conocer su real situación de salud tras años de exposición a agentes contaminantes al interior de Bocamina II y I, a poco más de un mes del cierre de dicha termoeléctrica.

Además, solicitan igualdad de condiciones laborales y de negociación de salida, porque acusan, están quedando sin trabajo y a la deriva, tras sufrir contaminación con metales pesados o asbesto.  

Desde el grupo de trabajadores también hicieron un llamado de atención al municipio coronelino, para que se haga parte de su demanda e intervenga, aunque sea simbólicamente, en las conversaciones con Enel. Hasta el momento, los trabajadores se mantienen comunicados con la seremi del Trabajo, quien ya estaría en conversaciones con la empresa. 

Son enfáticos al declarar que, Enel no les ha dado ninguna garantía de que, deponiendo su movilización, los recibirán para atender sus exigencias, por lo que continuarán con los accesos al complejo termoeléctrico tomados hasta lograr ser escuchados. 

 

 

 

 

 

Estas leyendo

Cuatro días de toma de accesos de Bocamina II: Trabajadores subcontratados de Enel hacen colectas para solventarse ante intransigencia de la empresa