Denuncian nuevamente a La Estrella de Valparaíso por banalizar agresión contra mujer

Denuncian nuevamente a La Estrella de Valparaíso por banalizar agresión contra mujer

Juan Contreras  Jara /  resumen.cl

El pasado sábado 22 de julio en Valparaíso, Romané Reyes, de veinte años de edad, fue víctima de una agresión. La joven fue atacada con un martillo por un hombre de 27 años que previamente intentó abusar de ella. La identidad del agresor ha sido reservada por la familia de la joven por motivos judiciales. El martes 25 del mismo mes, el diario La Estrella de Valparaíso, actualmente dirigido por Marcela Küpfer Collao, relató en un tono novelesco los hechos mencionados anteriormente, haciendo hincapié en los detalles de la agresión. También publicó fotos de la ropa ensangrentada de la mujer, de quien aseveró que “no le dio la pasada” al agresor. Además reveló su identidad, su actividad y residencia, sin dar los mismos antecedentes del agresor, a quien se refirió como el “hombrón del martillo”. La nota fue escrita por el periodista Guillermo Ávila.

A raíz de esta publicación, el Observatorio Virtual Mujeres y Medios envió una carta a la directora del diario La Estrella de Valparaíso, Marcela Küpfer, denunciando la banalización con que se abordó este hecho. Natacha Gómez Barahona, periodista e integrante del Observatorio Virtual Mujeres y Medios, comentó a Resumen que “no hemos tenido respuesta por escrito, ni siquiera acuse de recibo vía correo electrónico. Lo que entendemos como acuse de recibo es que se publicó la carta, prácticamente integra, en la edición del jueves 27 de julio y el viernes se publicaron cartas de otras lectoras. Buscamos algún tipo de pronunciamiento al respecto. No es primera vez que nosotras hemos escrito a la Estrella de Valparaíso, pero entendemos que hacen un saludo a la bandera porque es poco probable que los medios reaccionen frente a esto.”

El lenguaje construye realidades y en la actualidad es a través de los medios de comunicación que estas realidades son asimiladas y reproducidas por el tejido social. “El amor violento de la bella colombiana que fue descuartizada” o “Por celos novio habría asesinado a colombiana en Chile” fueron algunos de los titulares con que La Cuarta y RCN Radio exponían a la opinión pública el femicidio de Juliana Aguirre de 21 años. Sobre esto, Natacha enfatiza en que “no hay que ser periodista para darse cuenta del rol y la responsabilidad social, política y ética que tienen los medios de comunicación en el tratamiento informativo, son agentes de socialización. Los medios son sumamente importantes con respecto a las lecturas que nos armamos de la realidad. Casos muy mediatizados y trajinados como el de Nabila Rifo dan muestra de cómo son tratadas las noticias, por eso expresamos en la carta que a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho desde el movimiento de mujeres, desde el feminismo, en relación a como se abordan estas “problemáticas” no es posible que medios locales como la Estrella de Valparaíso siga manifestándose de esta manera. Que el reporteo y el noticiar el hecho informativo sea tan escabroso y escalofriante. Es vergonzoso que estas rutinas se mantienen en los diarios y los matinales de todo Chile, estos temas pasan, las noticias pasan y dan vuelta la página”.

Casos como estos dejan al descubierto la crisis ética que vive el periodismo oficial en el tratamiento informativo que se le otorga a hechos de violencia de género en Chile. Cabe recordar el caso de Lorenza Cayuhan, comunera Mapuche obligada a parir engrillada y custodiada por personal de gendarmería. Distintos medios de comunicación centraron su atención en los hechos delictuales que se le imputaban y en su activa participación en el control territorial ejercido por su comunidad, dejando de lado la agresión ejercida por el Estado chileno. Natacha señala que “te enfrentas a un sistema de medios que es salvaje, que no tiene interés en rehacer estas prácticas, la mayoría de los medios son absolutamente funcionales al capitalismo y evidentemente funcionales al patriarcado. Si se le suma que los periodistas no tienen una formación adecuada, que en las escuelas no hay formación ética, sino que te encuentras con que hay una jornada de periodismo y género o una jornada de comunicación con perspectiva de género o quizás algún ramo en particular. Nosotras pensamos que […] el periodismo ético es él periodismo, así debe entenderse el periodismo y esto debería estar inserto en las mallas curriculares de las escuelas de periodismo. Por una parte, está la comprensión que tenemos de qué son, qué hacen y a quiénes sirven los medios de comunicación, que eso está claro, y por otra parte, un grupo de periodistas que escriben desde su ideología, que viene desde el machismo, desde el patriarcado, desde un discurso completamente androcéntrico”.

Sobre la importancia de atender esta tergiversación y banalización que continuamente se hace de la violencia machista en los medios masivos de comunicación, la representante del Observatorio Virtual Mujeres y Medios comenta que “nosotras funcionamos desde Valparaíso, con algunas compañeras en otras regiones y fuera de Chile… Nosotras nos paramos desde el feminismo y, en base a este diagnóstico de decir; nadie ha hecho nada, no hay denuncia o visibilización […] decidimos activarnos en repudio a estas prácticas. Este tratamiento informativo es transversal en todos los medios, lo puedes ver en el fanpage de El Ciudadano, en Terra.cl, Las Ultimas Noticias, El Mercurio, o sea no es solo La Cuarta o Copesa, si no que es transversal. De alguna manera desde el observatorio estamos intentando parar la mano a estas acciones, denunciando a través de las actividades de calle que hacemos; las cordeleadas que realizamos los primeros viernes de cada mes. A través de estas actividades conversamos con las personas, porque no es un trabajo solo de la página de Facebook, porque no toda la gente tiene acceso a él. Ponemos estas portadas en la calle y la gente se acerca y dice: nunca había pensado en esto, nunca le había dado importancia, nunca había observado cómo son presentadas las mujeres en las noticias y en la publicidad, etc”.

A continuación, se presentan algunas publicaciones donde se manifiesta la banalización de la violencia contra la mujer o se la cosifica, recopiladas por el Observatorio Virtual Mujeres y Medios.

 

Estas leyendo

Denuncian nuevamente a La Estrella de Valparaíso por banalizar agresión contra mujer