Detienen a pastor evangélico prófugo tras ser condenado a 15 años de cárcel por abuso sexual a menores

[resumen.cl] La Brigada de Delitos Sexuales (Brisex) Metropolitana, detuvo en la comuna de Quilicura a Juan Esteban Tabilo Gonzalez, pastor evangélico de 59 años de edad que había sido condenado a 15 años y 1 día de presidio como autor de delitos consumados y reiterados de estupro, abuso sexual y violación contra tres menores de edad.

El hombre que se desempeñaba como pastor de la «Corporación Iglesia Evangélica de Vitacura» (CIEV) cometió los delitos entre 2005 y 2014. Fue condenado en abril por el El Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago en sentencia unánime a 15 años de cárcel, además las penas de «interdicción del derecho a ejercer la guarda y ser oído como pariente en los casos que la ley designa», la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena y la toma de muestras biológicas del sentenciado para su inclusión en el registro nacional de ADN de condenados por delitos sexuales. Tras ser condenado el pastor de la CIEV -una de las iglesias evangélicas más antiguas de Chile- se escondió de la justicia en calidad de prófugo, situación que mantuvo hasta el día de hoy en que finalmente fue aprehendido.

Puedes leer también: Pastor evangélico es condenado a 15 años de cárcel por diversos delitos sexuales contra menores

Según consigna en el expediente, entre enero de 2005 y enero de 2008, periodo en que una de las víctimas tuvo entre 15 y 18 años de edad, Tabilo González «aprovechó una relación de dependencia que tenía con la afectada para violarla en reiteradas oportunidades».  También, entre septiembre de 2013 y principios de 2014, en el mismo sector de Huechuraba, «en varias oportunidades procedió a realizar actos de relevancia y connotación sexual» hacia niña nacida el 12 de abril de 2006, «accediéndola carnalmente por vía bucal».

Puedes leer también: Delitos sexuales en iglesias evangélicas y protestantes chilenas

 

Crímenes sexuales en el mundo evangélico

 

Si bien los casos de delitos sexuales cometidos por funcionarios de la Iglesia Católica han remecido a la opinión pública las últimas décadas, es una realidad que no escapa a las iglesias evangélicas y protestantes, pues durante los últimos 10 años se han abierto causas penales contra 42 pastores, el 60% de los casos con condena.

La mayoría de estos casos corresponde a iglesias pentecostales, que estadísticamente representan más del 75% de las confesiones evangélicas, aunque también hay condenados en las llamadas las «iglesias protestantes históricas» como anglicanos, luteranos o presbiterianos.

Estos episodios no sólo ocurren en Chile. Brasil y otros países de la región han enfrentado también este tipo de controversias. En Australia, en 2017, un informe reveló que la Iglesia Anglicana recibió más de 1.000 denuncias de abusos contra menores, entre 1980 y 2015. En Estados Unidos se condenó en 2018 por encubrimiento a la Iglesia de los Testigos de Jehová. En noviembre del mismo año se conoció la polémica declaración del líder evangélico Andy Savage, quien reconoció en una charla haber atacado sexualmente a una joven. Pese a su confesión, los asistentes aplaudieron al victimario.

Cabe señalar que lógicamente hay muchos casos en que los abusos sexuales no son reportados, en particular en situaciones de liderazgo religioso como ocurre en las iglesias católicas y evangélicas, sin embargo en estas últimas la repercusión mediática ha sido menor, por lo que no se ha generado la misma sensibilidad en el debate público que inste a las víctimas a realizar las denuncias, que en muchos casos realizan pastores que llegan a hacerse muy cercanos a la familia y participar de espacios domésticos y de intimidad.