El Ejército contrató a Forestal Arauco para plantar y cosechar monocultivo de Eucaliptus en predio cercano a Parque Nacional y sin plan de manejo

Un contrato de mediería entre el Ejército de Chile con la empresa Forestal Arauco revela que la entidad castrense solicitó forestar y explotar 448,6 hectáreas de plantación de eucaliptus glóbulus y nitens en la comuna de Corral, región de Los Ríos.

Por Juan Contreras Jara y Felipe Soto Cortés

Corría el año 2003 y la entidad comandada por el General del Ejército, Juan Emilio Cheyre -hoy condenado por encubridor de 15 homicidios calificados en denominada Caravana de la Muerte durante la dictadura de Pinochet- realizó una licitación pública que obtuvo Forestal Arauco, la gigante empresa del grupo Angelini -una de las dominantes en el mercado junto a CMPC de la familia Matte- donde forestal se adjudicó un contrato de mediería que contemplaba la forestación y explotación de casi 500 hectáreas de Eucaliptus en la comuna de Corral.

El trato no llama la atención solo porque una entidad castrense esté plantando monocultivo forestal - Resumen ya denunció que la Armada de Chile lo hace en la Península de Tumbes en Talcahuano - sino también porque el Ejército realizó la acción de forestar con eucaliptus globulus y nitens en el predio militar Quitaluto, el que ubica en un sector cercano al Parque Nacional Alerce Costero.

 

Respuesta del Ejército a Resumen

La explotación forestal y el DL 701

 

Quitaluto se ubica en la zona de Altos Hornos, en este sector se instaló la compañía siderúrgica de Corral, en 1908. Producía fierro y acero y generó un polo de desarrollo industrial que se vio interrumpido en 1958, 8 años después de haber sido adquirida por la Compañía de Acero del Pacífico, cuando por problemas financieros debió cerrar. Fue el terremoto de 1960 quien le dio su golpe final. Pero mientras estuvo en funcionamiento, causó un daño irreversible al bosque costero valdiviano.

La historia no acaba allí. Con la implementación del DL 701 en 1974, la zona comenzó a ser forestada con monocultivo de pinos y eucaliptus en territorio donde predominaba el Alerce. La población costera de la Región de Los Ríos se ha esforzado las últimas décadas por recuperar el poco bosque nativo que queda en la zona, habilitando nuevas zonas y promoviendo un turismo "ecológico", por lo que es incomprensible que una institución estatal como el Ejército vaya más allá de toda racionalidad y contra los intereses de la población encargando plantar y cosechar monocultivo de Eucaliptus a una megaempresa forestal.

 

En una respuesta a una solicitud de información por ley de transparencia, el Ejército informó a Resumen que el predio Quitaluto fue forestado con casi 500 hectáreas de Eucaliptus, sin embargo, la explotación de la madera no se pudo realizar por "problemas medioambientales".

¿Son actividades propias del Ejército de Chile hacer contratos con empresas forestales y explotar forestalmente terrenos fiscales?

La pregunta se atiene a lo declarado por el Ejército a Bienes Nacionales, donde señala que el predio Quitaluto es utilizado en "Fines propios del Ejército". Quitaluto es parte de los sitios que el Ejército debe devolver al Ministerio de Bienes Nacionales. Precisamente, el año 2022.

Predio Quitaluto

Predio Quitaluto | MAPA SII

Fue el año 2016 que la institución armada se comprometió a devolver este predio y además los lotes B y C de la Isla Teja en Valdivia; un predio en Choshuenco en Panguipulli; y parte de los terrenos del Regimiento de Artillería N° 2, Maturana, en la comuna de La Unión.

En enero de este año, se supo además que la institución castrense solicitó una prórroga de 2 años para la entrega del bien fiscal, causando molestia en la población, pues en el sitio que deben devolver está contemplada la construcción de un helipuerto para situaciones de emergencia, como incendios forestales y de la salud.

Consultado por la situación, el Concejal Claudio González -electo siendo parte de la Alianza de Chile Vamos, el PRI e independientes- quien se desempeña actualmente como presidente de la Comisión de Medioambiente del Concejo Municipal de Corral, señaló a Resumen que el Ejército ha demorado la entrega del predio pues está esperando que la plantación de Eucaliptus sea explotada por Forestal Arauco.

Respecto a que la entidad castrense utilice un predio que cercano al Parque Nacional Alerce para plantar monocultivo de Eucaliptus, el edil manifestó que "Las regulaciones de los entes, en especial, con el tema forestal, con el tema Ejército, nunca se dio como la comunidad, como la sociedad en general hoy exige […] No le hace bien a la comunidad, al territorio."

En tanto, su relato de la situación reveló otro problema complejo que se vive en la comuna costera: "Acá en Corral, la autoridad en forma unánime está esperando que el Ejército haga entrega de esto, que Bienes Nacionales se haga cargo y como consecuencia el Municipio también tenga parte para que podamos desarrollar obras importantes que Corral necesita. Hay comités de vivienda que llevan años esperando y otros que se están formando, la gente necesita hacer un buen uso de terrenos que han estado por años en manos de forestales y del Ejército".

 

CONAF da cuenta que el Ejército no tiene plan de manejo para la explotación forestal del fundo

 

El artículo 29 del DL 701, de 1974, que fija régimen legal de los terrenos forestales o preferentemente aptos para la forestación, establece normas de fomento sobre la materia: «Cualquiera acción de corta o explotación de bosques, sea cual fuere la naturaleza de éstos, deberá hacerse previo plan de manejo registrado ante la Corporación Nacional Forestal y en el cual se contemple expresamente el terreno en que se hará efectiva la obligación mencionada en el inciso primero del artículo anterior».

Pese a que esto lo establece la ley, Resumen se comunicó con CONAF para conocer los planes de manejo del predio Quitaluto que forestó la empresa Arauco por orden del Ejército, obteniendo una insólita respuesta: "esta Corporación no tiene en sistema un Plan de Manejo vigente ni tampoco información con respecto a posibles planes de manejo por ingresar, tampoco existe información de posibles explotaciones por Forestal Arauco dentro del predio Quitaluto.

Es decir, el Ejército habría utilizado de manera ilegal un predio fiscal.

 

Otros conflictos del Ejército

 

La versión del Ejército sobre "problemas medioambientales" no sería el único problema en la zona. En abril de este año, el Senador Alfonso de Urresti señaló su molestia porque "nos hemos enterado de parte de vecinos del sector de Quitaluto, que funcionarios del Ejército de manera prepotente han amedrentado a los vecinos obligándolos a desalojar. No puede ser posible que el Ejército siga con estas actitudes prepotentes y violentas". Y agregó "no es posible que el Ejército sea destinatario de un terreno fiscal en el sector alto de Corral para explotar un predio forestal, afectando además a un grupo de pobladores"

Otra serie de conflictos se entrecruzan en una zona administrada de una manera bastante extraña por el Ejército y sus zonas cercanas.

Otros vecinos, los habitantes históricos del Fundo, viven entrampados en procesos judiciales con el Ejército para no ser expulsados del lugar.

A ello se agrega el proyecto de la carretera que une las comunas de La Unión con Corral, que está detenida por problemas medioambientales: se trata de alrededor de 10 kilómetros que pasan por el Parque Nacional Alerce Costero. Sus obras fueron detenidas por la CONAF por la posible afectación de un centenar de alerces que deben ser intervenidos para la construcción de la ruta.

A este proyecto se resisten también las comunidades indígenas de la región, mientras que es apoyado por las Municipalidades de La Unión y Corral. Según las comunidades indígenas, el proyecto de intervención de la zona va de la mano con la industrialización de la Región, ello en el contexto de la construcción de un puerto en Corral, integrándolo al proyecto extractivista Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA).

 

Foto de portada: GORE de Los Ríos

Estas leyendo

El Ejército contrató a Forestal Arauco para plantar y cosechar monocultivo de Eucaliptus en predio cercano a Parque Nacional y sin plan de manejo