El fútbol femenino del Almirante

Emerson Mora Le Fort  / resumen.cl

Como es tradición el Club Arturo Fernández Vial se caracteriza por hacer hitos históricos para esta nación en constante desgracia, varios positivos y otro no tanto. Como cuando por primera vez existieron dos clubes con el mismo nombre, escudo y color de camiseta, uno jugando en el campeonato ANFP y otro jugando en el campeonato amateur. Pero el domingo 28 de abril del 2019 será un día que quedará en los anales de la historia del fútbol chileno. Por primera vez en el Estadio Ester Roa Rebolledo se jugó un partido preliminar de fútbol femenino. Las representantes de Arturo Fernández Vial se enfrentaron a Universidad Católica, las que demostraron mucho entusiasmo porque nunca han tenido la oportunidad de jugar de preliminar en el estadio San Carlos de Apoquindo. Un estadio hermoso, para los que viven sobre la cota mil de la capital. Las chicas de la franja se impusieron por la cuenta mínima, aprovechando un error de la defensa vialina. A pesar de la derrota, las muchachas de la aurinegra demostraron su trabajo en equipo y en los aspectos globales del partido fueron superiores. Dentro de las jugadoras destacadas del equipo Inmortal podemos nombrar a la pre-seleccionada nacional Viviana Torres, Jazmín Gallardo capitana del equipo, una pionera en el fútbol femenino Katerina Pedraza y la arquera Macarena Vergara, esta última obtuvo la máxima atención de los medios en la primera conferencia de prensa en la región que entrega una representante del fútbol femenino junto a un jugador de fútbol profesional. El mismísimo Arturo Sanhueza, capitán del primer equipo del centenario club ferroviario, quedó en un segundo plano para los periodistas presentes. Muchos esperamos que el alcalde de Concepción siga permitiendo el uso de la cancha para el fútbol femenino y las demandas feministas no se usen como bandera electoral, porque lo que se necesita son cambios reales que permitan el desarrollo de las mujeres como verdaderas atletas y futbolistas profesionales. Son ellas quienes están demostrando mayor compromiso y mejores resultados para el club del Almirante.

Los derechos de género deben ser un nexo irrenunciable con uno de los decanos del fútbol nacional, porque si Arturo Fernández Vial estuviera vivo, sería el primero en promover la equidad de género en el deporte y vincularía esas demandas con las más sentidas reivindicaciones de la clase trabajadora. Así como lo hizo cuando fundó la Asociación Atlética y muchas escuelas nocturnas para obreros. Hay que recordar que en vida se comunicó, por medio de cartas, con la premio Nobel de literatura Gabriela Mistral, otra adelantada para su época, que abordó cuestiones sociales y de género, cuando toda la elite y la sociedad chilena menospreciaban esos temas.

Si el Almirante estuviera vivo sería el primero en buscar la forma de habilitar una cancha en pleno centro de Concepción, un espacio social y lugar de encuentro de trabajadores, inmigrantes, mujeres, jóvenes, niños y jubilados. Así como lo hizo cuando participó de acciones ciudadanas para reformar las municipalidades y transparentar la gestión de los alcaldes. Si el Almirante estuviera vivo conmemoraría el 1º de Mayo, demandando el respeto a las 8 horas de descanso, 8 horas de recreación y 8 horas de trabajo, abogando por una equidad social y de género, por una mejor sociedad no solo para hombres, sino también para mujeres, porque todos los registros históricos indican que llevaba un mundo nuevo en su corazón.