Advertisement

Elecciones catalanas: triunfo independentista y entrada moderada de los fascistas (VOX) al Parlament

[resumen.cl] Hoy, domingo 14 de febrero, se realizaron elecciones al Parlamento de Cataluña, todo ello en un clima que sigue estando tensionado por el debate entre independentistas y unionistas, en una fecha muy resistida dada la pandemia y el incumplimiento de derechos políticos en Cataluña. La cuota de participación electoral llegó al 53,5%, bastante más baja que la anterior cita, la de 2017, por los motivos ya dichos.

Por otra parte, la última encuesta dada a conocer antes de la elección, mostraban un triple empate del centro izquierda soberanista (Esquerra Republicana de Catalunya, ERC), el conglomerado independentista de centro (Junts per catalunya JXCat) y el centro españolista (Partit Socialista de Catalunya, PSC, asociado al PSOE). De la misma forma, se otorgó un número similar de escaños al derechista Ciudadanos, En Comú- Podem (marca de Podemos en Cataluña) y a la CUP (izquierda independentista), poco más atrás aparecían el Partido Popular (PP, derecha españolista) y Vox (Ultraderecha españolista), el PDCat (Partit Demócrata de Catalunya, derecha soberanista) solo se le asignaban de 0 a 2 escaños.

Pero según los resultados obtenidos hoy ERC y JxCat suman 65 diputados, relegando a los socialistas que no podrán formar gobierno pese a resultar primeros en número de votos, la mayoría de los votos no indica la victoria en un sistema parlamentario, en ese sentido el PSC no se podría alcanzar el gobierno porque no tienen con quien sumar. En el bando soberanista y con el fracaso del PDCat, se impide llevar el nuevo gobierno más hacia el centro, pues no eligieron ningún representante, entonces, como no se llegó a los 68 de la mayoría absoluta, se necesitarán el apoyo de los 9 escaños de la CUP para la investidura de un President. Por otra parte, quizás con el apoyo de la CUP ya se sumaría de sobra, pero eso obliga a ERC a realizar una política más de izquierda en el gobierno y olvidarse del pactismo con Pedro Sánchez en Madrid, la CUP tendrá que volver a votar un presidente de JxCat o de ERC, cuestiona que tensiona a la formación independentista, pues el nuevo gobierno catalán se volverá a decidir -finalmente- a las asambleas y reuniones de la formación independentista de izquierda. Otra cosa es la votación En Comú-Podem, que repite cantidad de escaños, con 8 y nuevamente son intrascendentes en la política catalana al no romper lanza por el derecho de los pueblos y quedar en la ambigüedad en torno al conflicto.

Vox entró en el Parlamento autonómico, que llegó a los 11 diputados de 135, no sin la funa feminista mientras Ignacio Garriga, su líder, votaba en el colegio La Salle de Barcelona. La presencia de la derecha neofascista, pese a su número moderado de diputados, puede marcar la agenda y la discusión política con sus programa ultra españolista, con sus diputados tendrán a los medios pendientes de sus alocuciones en el corazón del parlamento más soberanista del Estado español, con la entrada de Vox se teme la Lepenización de la política, es decir, el giro hacia la ultra derecha de sectores populares como ha ocurrido en Francia, en referencia a Jean Marie Le Pen, el líder de ese sector en los noventa y continuado por su hija.

Cabe destacar que la política catalana ya había vivido la irrupción de sectores ultraderechistas -tal vez no tan virulentos como VOX- pero es u momento Ciudadanos entró con mucha fuerza con un discurso muy españolista, ahora bien, la ola ultraderechista parece cernirse sobre toda Europa y esto se comprueba hoy. VOX, en todo caso, reúne no solo a fascistas, también hay destacados dirigentes que vienen de sectores empresariales neoliberales, inclusive hay líderes del PP que huyeron de sus sonados fracasos electorales en Cataluña, es decir, su único punto en común que tienen es el españolismo y la persecución a los sectores de izquierda, soberanistas e independentistas en Cataluña y en el Estado español. Por cierto, en el terreno de las derechas, el PP obtuvo 3 diputados -el peor resultado de su historia en Cataluña- que se ve eclipsado por el estrepitoso fracaso de Ciudadanos, que cae de 36 a 6 escaños, esto muestra que mucho electorado se dirigió al PSC con la esperanza de detener al independentismo, la derecha en su totalidad está en su peor momento en el Principado.

La mayoría soberanista independentista que se ha logrado consolida el ciclo político iniciado en 2011, se estima que, con la liberación de los presos políticos, encarcelados por la fallida declaración de Independencia, se abre un nuevo periodo que deberá enfrentar a los neofascistas unionistas con la mayoría que seguirá buscando la emancipación respecto al Estado español.

En este panorama la CUP ha doblado su representación, el llamado de la formación socialista, feminista y medioambientalista para detener a los fascistas ha calado en el electorado, logrando a través de su voto doblar la presencia en el Parlament y apurar al soberanismo de ERC y JxCAT por salidas políticas más coherentes y políticas sociales más firmes contra el neoliberalismo del Estado español, un dato interesante es que los votantes más jóvenes prefirieron a la CUP como el partido más votado.

Por último, cabe destacar que algunos números pueden cambiar considerando la suma de los votos desde el extranjero, que se suman tres días después de la elección y que ha resultado todo un problema por las trabas que ha generado el Estado para ejecutarlo. Todo ello -dada la cantidad de sufragios- no llega a transformar radicalmente el resultado.

Imagen principal Agencia EFE

Estas leyendo

Elecciones catalanas: triunfo independentista y entrada moderada de los fascistas (VOX) al Parlament