Entre represión municipal y violencia policial trabajadores/as ambulantes siguen ejerciendo su derecho a trabajar en Concepción

Entre represión municipal y violencia policial trabajadores/as ambulantes siguen ejerciendo su derecho a trabajar en Concepción

Juan Contreras Jara / resumen.cl

Un nuevo hecho de represión contra vendedores ambulantes se registró este domingo en pleno centro de Concepción. Mientras las y los vendedores desarrollaban una manifestación, exigiendo el derecho a su fuente laboral, Carabineros de FF.EE. los reprimió en las calles Caupolicán con Barros Arana, lugar desde donde han sido constantemente hostigados por el alcalde Álvaro Ortiz (DC) y la Cámara de Comercio de Concepción.

Desde la ordenanza municipal que prohíbe este tipo de comercio, Ortiz ha utilizado la fuerza para quitar a estos trabajadores y trabajadoras de las calles penquistas. Las y los vendedores ambulantes denuncian que desde el municipio no ha existido voluntad para darle solución conjunta a esta problemática, que tiene en ascuas el trabajo de más de cien personas que día a día se desenvuelven laboralmente en calle Barros Arana.

Cabe recordar que desde enero de 2015 las y los trabajadores ambulantes del centro de Concepción, han sido fuertemente criminalizados tras la ordenanza municipal de ordenamiento del centro de la ciudad. Posterior a esta, en julio de 2016, comenzó a multarse no solo a las y los vendedores, sino que también a las personas que compren sus productos, situación que ha mermado enormemente la posibilidad que tienen de trabajar y de esa forma poder sustentarse.

Desde que el demócrata cristiano Álvaro Ortiz está a la cabeza del municipio penquista, la intransigencia para con este sector de trabajadores/as ha ido en aumento, sobre todo debido las presiones de la Cámara de Comercio de Concepción, que por medio de sus representantes han expresado que es necesario sacar de raíz este tipo de comercio de las calles, ignorando que esta actividad es el sustento económico de muchas familias.

Es más; en junio de este año el presidente de dicha cámara, Arturo Dellatorre declaró en el sitio web de la Municipalidad de Concepción que “todos queremos mejorar este país, con educación gratis, más salud, sin embargo, en las calles se evaden millones de pesos en impuestos que estas personas no están pagando y es lo que queremos visibilizar ante las autoridades”, responsabilizando de las precarias condiciones de vida de la gran mayoría de este país a los y las trabajadoras ambulantes, quienes han llegado a instalarse en las calles justamente debido a la gran necesidad de trabajo digno en Chile.

Sobre este nuevo episodio de violencia, ejercida desde el municipio penquista en contra de este grupo de trabajadoras y trabajadores, Ana Estuardo comentó que “Carabineros está actuando de forma desmedidamente violenta. Llegan pidiendo permiso y se sabe que el alcalde ya no da permiso y obviamente va a terminar en multas y detenciones”.
Estuardo explica que ha trabajado en el comercio ambulante toda su vida, por lo que la prohibición a realizar su trabajo les daña seriamente su economía y por ende el sustento de sus familias. La trabajadora ambulante agregó que la situación criminalización por parte del municipio de Concepción, a través de Carabineros y la PDI se agudiza en estas fechas.

Hoy a 24 horas de haberse producido los hechos de violencia por parte de efectivos de FF.EE., agente policiales detuvieron y partearon a varios comerciantes a las afueras del Mall del Centro en Concepción. “Un carabinero vino a decirle a mi pareja que tenían que pararse y él les dijo que se irían y que no se instalarían y el carabinero le dijo no! Ahora ya! Y tomo el mantel de la mesa con las cosas y se lo llevó, llegaron cerca de treinta carabineros”, finalizó Ana.
José Palacios, comerciante ambulante hace más de 15 años, denunció que hace ya vario años Carabineros están actuando muy violentamente con ellos y ellas. “No se les puede decir nada porque por cualquier cosa, te llevan por agresión a carabineros, ya no se les puede ni responder porque te detienen hasta el otro día y llevan tus cosas”. Además agregó que “Ortiz los quitó todos, nos dijo que nos daría permiso pero no en Barros Arana, si no que en Carrera y luego nos quitó el permiso y de eso ya han pasado dos años”

Ambos trabajadores ambulantes coincidieron en que ellas y ellos no les están robando a nadie, al contrario están desarrollando su actividad laboral. Nosotros compramos nuestra mercadería, viajamos a Santiago a buscar nuestras cosas con boletas y todo. Nosotros queríamos para un permiso ahora por navidad, todos estamos dispuesto a eso, pero el alcalde no quiere”.

Pese a la intransigencia del municipio y la violencia ejercida esta semana por Carabineros, no fue impedimento para que las y los trabajadores ambulantes del centro penquista volvieron a su puesto de trabajo. Ortiz expresó que agudizaran las fiscalizaciones y hasta horas de esta tarde, las y los trabajadores ambulantes advirtieron de al menos 20 personas parteadas, por trabajar o por comprar en este tipo de comercio.

Estas leyendo

Entre represión municipal y violencia policial trabajadores/as ambulantes siguen ejerciendo su derecho a trabajar en Concepción