[Especial Gráfico] Pescadores y comunidad quidicana festejaron a San Pedro, pese a crisis de sobreexplotación del mar

 

[resumen.cl] Todos los años desde que hay recuerdo se realiza en la caleta de Quidico y Tirúa, en la provincia de Arauco, la fiesta de San Pedro. Sin importar qué día de la semana sea, el 29 de junio, la comunidad quidicana se reúne para festejar al santo, se realiza una ceremonia desde donde se lleva a San Pedro hasta el puente del río Quidico, donde los pescadores disponen sus botes para llevar a la comunidad hasta la laguna del mismo nombre.

Este territorio se encuentra altamente entrelazado con el mar, tanto por su geografía, como por su origen mapuche lavkenche. Se dice que Tirúa en mapudungun significa lugar de encuentro o de alistamiento. El nombre hace referencia por ser una zona para "alistarse" para navegar el mar. Frente a sus costas está la Isla Mocha, lugar en donde los antiguos lavkenche viajaban en bote y creían que sus muertos se dirigían allí antes de sumergirse en el "más allá".

La localidad de Quidico es una caleta en el norte de la comuna de Tirúa que mantiene sus tradiciones firmemente vinculadas al mar. Estrecho lazo cultural y económico que se refleja en la gran cantidad de familias vinculadas a pescadores o lugares como "La Puntilla" en donde las picadas de empanadas de marisco o pescado fresco son infaltables.

Durante este sábado se realizó la fiesta de San Pedro, en donde honraron a su patrono. Desde muy temprano los pescadores y la comunidad cristiana de la Capilla de San Pedro de la caleta Quidico realizaron una recepción y profundizaron en lo que significa hoy en día vivir del mar. Berta Reyes, presidenta de la comunidad católica de Quidico señaló "es un gran orgullo esta festividad, lleva muchos años y esperamos que dure mucho más. Si bien este año hubo más gente y el día estuvo hermoso, no hay tantos botes como años anteriores porque no hay tantos pescadores o recursos económicos para celebrar, los que estén o estemos sacaremos al santo para pedir por los pescadores y sus familias, pero también para agradecer, hay logros como la protección de las 12 millas para los lavkenche y los artesanales." Haciendo referencia al reconocimiento de uso consuetudinario de 12 millas de Espacio Costero Marino por parte de ocho comunidades del territorio Quidico-Ponotro-Tirúa.

Playa de Quidico, al fondo la puntilla y caleta

 

Por su parte, Javier Lobos, pescador del sindicato N°4 de Quidico, cuenta que desde que tiene uso de razón se realiza esta actividad en Quidico, que sus padres y abuelos también eran pescadores y participaban de la organización de la fiesta. El entrevistado además recalcó que está muy mala la pesca, que este verano tenía esperanzas económicas en la jibia, hecho que no ocurrió. Las causas de la falta de recurso marino lo atribuyen a la pesca industrial que ha depredado todas las especies marinas. Por otro lado, recalcó que esto está provocando pobreza entre el mundo de los pescadores, lo que los obliga a dejar su territorio y su oficio para realizar otras tareas económicas, matando la cultura de la pesca artesanal.

La actual crisis de la biodiversidad marina está asociada a los cambios climáticos que la sociedad industrial ha provocado y la sobre-depredación que las pesqueras industriales han generado. Estos conglomerados económicos son manejados por pocas familias que se han hecho millonarias a costa de la sobre-explotación de los recursos. Al destape han quedado diversos casos de corrupción en donde empresas pesqueras literalmente compraron a diferentes políticos como Jaime Orpis, Marta Isasi y Pablo Longueira, entre otros.

Más Fotos aquí: