Fiscalización municipal a empresa de áridos en río Caramávida: está operando sin permisos ni patentes

[resumen.cl] Una faena de extracción de áridos completamente ilegal y desregulada realizada por la empresa Juan Andrade, se mantiene modificando el ecosistema del río Caramávida en la Provincia de Arauco. La faena ha sido denunciada reiteradamente por vecinos y organizaciones sociales de la comuna de Los Álamos y este pasado viernes, equipos municipales le cursaron infracciones. La faena se encuentra río arriba de la toma de suministro de Agua Potable Rural (APR) de Antihuala, Temuco Chico y La Araucana, por lo que puede afectar significativamente la calidad del agua para la población de la zona. 

Durante la mañana del pasado viernes 31 de mayo, funcionarios municipales de medio ambiente de Los Álamos, la Junta de Vecinos de Caramávida, en conjunto con la organización social ambiental Brazos de Nahuelbuta realizaron una visita a las faenas ubicadas en el valle del río Caramávida, según informó la propia organización en su página de Facebook.

Allí señalaron que constataron que la empresa de áridos Juan Andrade que opera en predios del particular González, actúa de forma ilegal, sin permisos municipales ni pago de patentes respectivas. Por lo tanto los funcionarios municipales le cursaron infracciones por no tener permisos vigentes.

 

 

Cabe recordar que la influencia de la extracción de áridos en ecosistemas acuáticos puede ser un factor negativo tanto para las especies que allí viven como para el propio río. Especialmente si estas intervenciones se realizan sin regulación alguna y en ambientes y condiciones poco estudiadas.

 

 

También puedes ver: Estudio reporta fragmentación progresiva y pérdida de hábitat en bosques naturales de la cordillera de Nahuelbuta

 

Junto a esto los ecosistemas de la Cordillera de Nahuelbuta presentan riesgo por sustitución de bosque nativo por plantaciones de monocultivos forestales, los incendios forestales, construcción de caminos y también la extracción de leña y la sobreexplotación de especies nativas.

 

 

 

Algunas consecuencias de la extracción de áridos desde ríos

 

Cabe señalar que las intervenciones con maquinaria pesada pueden generar cambios de las características morfológicas, hidrológicas y ecológicas de los cursos de agua.

Los principales efectos morfológicos de la minería de áridos son la degradación del lecho del río, cambios en las pendientes del cauce, erosión e inestabilidad del suelo en las orillas.

Algunos efectos hidrológicos son: el descenso del nivel freático, y cambios en la frecuencia de las llanuras de inundación del río. Además la extracción genera incremento de la turbiedad del agua y estratificación de la columna de agua debido al incremento de la profundidad en el sitio de dragado.

Mientras tanto, los principales impactos ecológicos de la minería de áridos son: destrucción de hábitats ribereños y acuáticos, con una reducción de su biodiversidad, lo cual puede producir invasiones de especies fóraneas.

 

También puedes ver: Habitantes de Contulmo impiden extracción de áridos del río Elicura

 

 

El denominado efecto "barrera" que se suele generar en las obras de extracción de áridos puede afectar significativamente a las comunidades biológicas, incluyendo peces nativos. Estas faenas pueden generar la modificación de los hábitat físicos para especies acuáticas y la alteración las redes alimentarias entre estas especies.

Esto es particularmente relevante ya que en la Cordillera de Nahuelbuta se ha reportado la presencia especies en delicado estado de conservación. Cabe destacar que estas alteraciones a los cursos de agua pueden generarse tanto con la construcción de caminos, centrales hidroeléctricas y embalses de distinto tipo.

 

También puedes ver: Muere trabajador durante faena de extracción de áridos en comuna de Curanilahue

 

 

La Cordillera de Nahuelbuta también se caracteriza por un bajo grado de protección, con cerca de un 10,4% de su superficie. Actualmente se mantienen solamente 10 áreas de alto valor para conservación, alcanzando una superficie de 57.000 hectáreas. La más extensa es precisamente la quebrada Caramávida con 37.000 hectáreas. Junto a esta, solamente existen 2 áreas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado: el Parque Nacional Nahuelbuta con 6,832 hectáreas, y el Monumento Natural Contulmo con 82 hectáreas. Estudios previos han señalado que esta baja superficie destinada a la conservación, difícilmente puede sostener la alta biodiversidad de la zona.

 

 

 

Cabe destacar que la faena de extracción de áridos Juan Andrade se encuentra aguas arriba de los sistemas de abastecimiento de agua potable rural (APR) de Antihuala, Temuco Chico y La Araucana. Por lo tanto, su influencia sobre el río (mayor carga de sedimentos y enturbiamiento) puede afectar significativamente la calidad del agua para la población de la zona.

El equipo que realizó la fiscalización este viernes en el río Caramávida señaló que se encuentran a la espera que Carabineros cierre las faenas cuanto antes.