Florencio Marileo, sobre asesinato de Luis y Patricio: «Nunca hubo legítima defensa, pues los disparos fueron por la espalda»

Florencio Marileo, sobre asesinato de Luis y Patricio: «Nunca hubo legítima defensa, pues los disparos fueron por la espalda»

Juan Contreras Jara / resumen.cl

Han pasado casi tres semanas del asesinato de los weichafes Luis Humberto Marileo Cariqueo, de la comunidad Cacique José Guiñón, y Patricio Gabriel González Guajardo, quien vivía en el sector Lonco Mahuida Alto, ambos en la Región de la Araucanía. Ambos fueron abatidos a balazos por el latifundista y capitán en retiro de carabineros, Ignacio Gallegos Pereira, el sábado 10 de junio, cuando realizaban una demarcación de tierras en el fundo Los Encinos, en la comuna de Los Sauces. Tras lo ocurrido, y buscando justicia, las familias de los comuneros asesinados interpusieron una querella por doble homicidio calificado en contra del ex uniformado este miércoles en el tribunal de Collipulli.

A diferencia de las afirmaciones emitidas por medios, tales como Biobiochile, El Mercurio o Temuco Diario; alusivas a un supuesto asalto al interior del fundo Los Encinos y posterior defensa por parte de Ignacio Gallegos Pereira, las familias y las comunidades de los jóvenes asesinados afirman lo contrario. Por medio de un comunicado expresaron que Patricio de 23 años y Luis de 24, se encontraban realizando una demarcación del territorio antiguo Mapuche y en ese mismo contexto, “ejerciendo derechos reconocidos en la legislación nacional y en tratados internacionales, citando un artículo de la Declaración sobre Derechos de Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, que reconoce el derecho a poseer, utilizar, desarrollar y controlar las tierras, territorios y recursos que poseen en razón de la propiedad tradicional u otro tipo tradicional de ocupación o utilización, así como aquellos que hayan adquirido de otra forma”.

Los últimos hechos de violencia ejercida en contra del pueblo Mapuche, como el ataque con bombas lacrimógenas realizado por Carabineros a la Escuela G-816 de Temucuicui, el pasado 14 de junio, y el asesinato de comuneros involucrados en procesos de recuperación territorial, evidencian la política del Estado de Chile respecto a las reivindicaciones del pueblo Mapuche. En conversación con Resumen, Florencio Marileo, hermano de Luis Marileo Cariqueo, explica que “existe un contexto histórico que se repite y que ha quedado demostrado en los últimos meses. Y es que en Chile se ejerce terrorismo de Estado impunemente. Los peñis Luis Marileo y Patricio González asumieron de forma digna la defensa del territorio Mapuche. Ellos eran personas muy activas en cuanto a la recuperación, control y demarcación de nuestro territorio y es en esas circunstancias que los peñis fueron abatidos, asesinados brutalmente por la espalda y, obviamente, nosotros entregamos el mayor de los reconocimientos a quienes, de forma digna, voluntaria y con la mayor de las disposiciones, asumieron los mecanismos de defensa que históricamente ha tenido que utilizar el pueblo Mapuche, así como lo hicieron Lautaro, Galvarino, Quilapán o Caupolicán”. Consultado por la trayectoria de su hermano. quien desde niño vivió la persecución política, el encarcelamiento y la aplicación de la Ley antiterrorista en su contra, Florencio comenta que “Luis fue otro caso de violencia terrorista por parte del Estado de Chile en contra de la niñez Mapuche. Efectivamente, a los dieciséis años de edad, él fue acusado por el Ministerio del Interior bajo la Ley antiterrorista. Fue acusado de asociación ilícita terrorista e incendios, siendo aún menor de edad. Lo importante es señalar cómo terminó ese caso, que resultó ser otro montaje, esta vez a cargo de Raúl Castro Antipán, infiltrado de Carabineros. Pero, independiente del accionar de las policías aquí hay que responsabilizar al estado chileno”. Cabe destacar que en 2010, siendo menor de edad, Luis Marileo realizó una huelga de hambre de 41 días junto con otros jóvenes mapuche, con el propósito de conseguir el cese de la utilización de la ley antiterrorista y que el Servicio Nacional de Menores (SENAME) se hiciera cargo de la protección de los derechos de los menores, entonces detenidos cumpliendo extensos periodos de prisión preventiva, sin que se comprobaran las acusaciones en su contra.

Ignacio Gallegos Pereira, vive actualmente en territorio mapuche, en el fundo Los Encinos, comuna de Los Sauces, a 40km de la comunidad Cacique José Guiñón. Éste es reconocido por las comunidades del sector como un sujeto violento y racista que, al igual que el resto de terratenientes, ve en las comunidades mapuche una amenaza a sus privilegios, originados en el despojo de quienes, ahora, se disponen a recuperar lo usurpado. Respecto a ello, Florencio Marileo enfatiza en que “el Estado chileno sigue pensando que nosotros estamos pidiendo mayores subsidios de tierras, lo que es absolutamente errado, nosotros lo que estamos exigiendo es la recuperación de todo el territorio que históricamente ha pertenecido al pueblo Mapuche, entonces ellos se extrañan cuando se llevan a cabo recuperaciones fuera de las comunidades, como es el caso de Luis y Patricio que se encontraban en Los Sauces, pero nosotros siempre hemos señalado que ese es territorio del pueblo Mapuche y corresponde que, si un Mapuche está reclamando las tierras, se haga demarcaciones y control territorial. Aquí hay que entender que Luis Marileo y Patricio González, eran weichafes del pueblo Mapuche, por lo que en ningún caso cabe la posibilidad de que haya sido un intento de robo como salió en los medios, pues fue una acción de recuperación territorial”.

La militarización y el estado policial que sistemáticamente violenta a las comunidades Mapuche en la Araucanía fue otro punto abordado por Florencio Marileo, comentando que “Carabineros de Chile ha aumentado considerablemente su poder de fuego, su capacidad y tecnología evidenciada en sus autos y carros blindados. Es el Estado de Chile quien maneja los medios de comunicación, la política y los recursos económicos para que se pueda llevar a cabo la militarización que existe hoy en la Araucanía y la violencia en las comunidades. Por ejemplo, en el sector rural de Pailahueque había un liceo técnico y en 2013 se convirtió en un cuartel policial que cuenta con más de trescientos efectivos y está dentro del territorio Mapuche (en Ercilla). Entonces, ellos prefirieron un cuartel de policía en desmedro de todos los estudiantes Mapuche y no Mapuche que se estaban desarrollando educacionalmente ahí y que tuvieron que buscar lugares más alejados de sus comunidades para poder ir al liceo”. De hecho, en el mismo liceo de Pailahueque, estudió Alex Lemún, weichafe de 17 años de edad herido mortalmente el el 7 de noviembre de 2002 con un disparo hecho por el Mayor de Carabineros, Marcos Treuer.

Consultado por las disculpas públicas que pidió recientemente Michelle Bachelet al pueblo Mapuche, Florencio Marileo expuso que “las declaraciones de Bachelet no hacen más que buscar un impacto mediático solamente. El empresariado sigue manteniendo intereses en la Araucanía y aunque digan que van a impulsar un plan de desarrollo para la Araucanía o de diálogo, la demanda de fondo no se toca. Nosotros no buscamos el entendimiento con un representante del Estado. No, nosotros buscamos simplemente la recuperación del territorio para poder así también recuperar nuestra cultura, la espiritualidad y el medio ambiente”. Con respecto a la venida del Papa, programada entre el 15 y 18 de enero del próximo año, afirmó: “Creo que debe estar enterado de lo que ocurre en la Araucanía, aunque personalmente pienso que su visita solo siembra expectativas, pero no significa en ningún caso un cambio realmente sustancial en nuestra lucha. La visita del Papa puede significar quizás otra ventana para dar a conocer nuestras problemáticas, pero como Mapuche no esperamos nada más de su visita.”

En relación a la querella que presentaron este miércoles 28 de junio en Collipulli, en contra de Ignacio Gallegos Pereira, Florencio Marileo expresa que “de la justicia chilena esperamos que se lleve a cabo una investigación objetiva e imparcial. Esperábamos que hubiese sido el Ministerio Público el cual tomara la iniciativa de investigar el delito que se cometió, que se le pidiera la declaración a Gallegos sobre lo que sucedió, además de levantar la evidencia obtenida de testigos o vecinos, pero se sabe que ellos (Ministerio Público) reciben presiones del Estado por lo que pasa aquí en la Araucanía y por la lucha que lleva el pueblo Mapuche. Para nosotros, y a la luz de las evidencias que tenemos de los impactos de bala que tenían los peñis, nunca hubo legítima defensa, pues los disparos fueron por la espalda”.

Foto: Camilo Tapia

Estas leyendo

Florencio Marileo, sobre asesinato de Luis y Patricio: «Nunca hubo legítima defensa, pues los disparos fueron por la espalda»