Fuegos artificiales en las lagunas: Un daño a la biodiversidad de ecosistemas de Concepción

Fuegos artificiales en las lagunas: Un daño a la biodiversidad de ecosistemas de Concepción

Por Alejandro Baeza, vecino de Concepción

Nuevamente la administración municipal de Álvaro Ortiz decidió realizar el espectáculo pirotécnico de inicio de año en la tarde del 1 de enero, esto enmarcado en la celebración de la “fiesta de la Independencia” por la declaración de la independencia del imperio español en nuestra ciudad. Sin embargo, esta vez el show de fuegos artificiales se realizó en dos puntos sensibles y sobreintervenidos de vital importancia para la conservación de la biodiversidad en Concepción: la Laguna Redonda y la Laguna Lo Galindo.

Si bien el espectáculo puede ser del gusto de muchos (como lo demuestran las cifras de asistentes), representan un grave riesgo para la estabilidad de los ecosistemas de la ciudad. Ocho toneladas de material pirotécnico en cada laguna para un show de alrededor de media hora, con un costo de 750 millones de pesos para cuatro años según lo demuestra la licitación pública 2416-47-LR17.

La detonación de tal cantidad de material es una perturbación que expulsa a las aves que habitan esas lagunas, pudiendo alterar el equilibrio del ecosistema. En el caso de la Laguna Redonda ya la remodelación del espacio más “natural” de la comuna al transformarla en un parque había expulsado a los cisnes de cuello negro que habitaban y anidaban ahí. Y ahora, precisamente después del show del 1 de enero, ya no es posible divisar ningún tipo de ave acuática en la laguna, ni siquiera los tradicionales patos. (y recordemos que el 20 de noviembre ya habíamos sufrido una situación similar en la inauguración del parque con otro show de fuegos artificiales de similar duración).

La necesidad de mantener el equilibrio en estos delicados espacios es fundamentalmente debido a que son los únicos cuerpos de agua dulce remanentes al proceso de avance de la cubierta urbana de la ciudad, y son junto a los humedales, refugio para especies de aves y algunos mamíferos.

Los hechos demuestran en la administración de Ortiz una despreocupación por la protección de estos espacios, como lo evidencia la depredación inmobiliaria vivida en el Humedal Paicaví.

Es necesario puntualizar que ya hay muchos municipios han cancelado estos shows por el miedo que produce en mascotas que viven en hogares. Imagínese el efecto que se podría generar en animales silvestres, que deben verse obligados a migrar para buscar un nuevo lugar para vivir. Los shows pirotécnicos en poblaciones buscan agradar a los vecinos y vecinas con fines electorales, pero son un dura experiencia para las adultos mayores con problemas al corazón, personas con condición de autismo, mascotas y en el caso de las lagunas, una agresión a la delicada estabilidad de los ecosistemas.

 

*Imagen: Laguna Redonda de Concepción

Estas leyendo

Fuegos artificiales en las lagunas: Un daño a la biodiversidad de ecosistemas de Concepción