Funcionaria de DEM Lota acampa desde hace 3 meses en afuera de parroquia a modo de protesta por despido injustificado

En Lota

[resumen.cl] El contexto de pandemia ha venido a visibilizar, aún más, situaciones irregulares en el mundo laboral del sector privado y público. En Lota una funcionaria municipal protagoniza una singular protesta: acampa hace semanas acusando un despido injustificado.

RESUMEN logró conversar con Yasmín Vega Solis, lotina que denuncia persecución política ante su despido injustificado del Departamento de Educación Municipal de Lota en febrero de 2020.

El trasfondo de la situación: igualdad salarial

Yasmín Vega Solis trabajaba desde enero de 2009 en el sistema público, desempeñándose primero como asistente de la educación y posteriormente, en el cargo de encargada de movilización del DEM de Lota.

Con casi 12 años siendo funcionaria municipal, presentó ante su jefe de personal, una solicitud por igualdad salarial. Sin embargo, fue sacada de su cargo en marzo de 2019 sin entregarle otro lugar de trabajo.

En este marco, Yasmín declara: "deambulé varios días dentro del departamento sin puesto de trabajo", considerando que no se le podían entregar nuevas funciones debido a que su contrato declaraba el cargo de encargada de movilización de carácter indefinido.

Ante esta situación, optó por tomar sus vacaciones y días administrativos acumulados, volviendo a reintegrarse en octubre de 2019. Sin embargo, es en este contexto en donde la situación se desencadena.

La ahora ex funcionaria declara que, al momento de retornar, "el nuevo jefe de personal que había ingresado, que fue Sergio Camus [ex SEREMI de Educación] (...), me dijo 'usted cree que es llegar y venir aquí y usted se presenta a trabajar', me dijo, 'no, eso no es así, así que vaya a esperar afuera' 'no le voy a solucionar esto hoy día ni mañana, no sé cuándo".


De igual forma, se encontró con la sorpresa de que su nombre fue sacado de la máquina para marcar registro de su jornada laboral, razón por la cual solicitó el libro de terreno para dejar constancia de su permanencia en el lugar.

Vega comenta que "desde ese día estuve en el patio del departamento de educación, sin que me dieran funciones de trabajo, nada". Esperando alguna respuesta respecto a su futuro laboral, y evitando el que tramitaran su caso por abandono de trabajo, continuó esperando; contexto en el que fue víctima, entre otras cosas, de maltrato verbal.

En enero de 2020, aun cumpliendo horario laboral, solicitó vacaciones por escrito, siendo aceptadas. Paralelamente, se presentó una licencia, la cual fue cursada por parte de los organismos correspondientes.

Es el 14 de febrero la fecha en la cual, cuando ella se acerca a consultar sobre su situación se le comunica: "estamos en proceso de despido y ya fueron enviadas las cartas, tiene que esperar que llegue la carta a su casa". Oficialmente, el despido se efectuó el 17 de febrero.

RESUMEN tuvo acceso a un documento enviado a la funcionaria, firmado por el alcalde de Lota, Mauricio Velásquez Valenzuela, donde se da término al contrato laboral basándose en el Art. 160 n° 3 y n°7. Específicamente, el documento presenta como justificación la inasistencia de Vega los días 20, 21, 22 y 25 de noviembre de 2019.

Sin embargo, la funcionaria comentó que "fueron los días del estallido social, donde convocaban a huelga nacional, paro nacional, paro comunal que hubo aquí en Lota". Además, confirma que "ellos [la Municipalidad] nos hicieron venir a los lugares de trabajo a marcar, y cuando empezaban las movilizaciones nosotros salíamos, porque salió todo el sector público".

Con estos antecedentes, Yasmín Vega Solis acusa, entre otras cosas, persecución política en su contra.

Una singular protesta en Lota de tres meses, y sumando

Desde el 03 de marzo que Yasmín se declara en protesta. Ha levantado un campamento en las afueras de la parroquia ubicada en Lota Alto, donde se manifiesta en contra de la medida injusta de la cual fue víctima.

Su descontento la llevó a levantar una huelga de hambre que tuvo que deponer debido a la crisis sanitaria producto de la Covid-19.

Declara que no ha habido acercamiento de parte de la Municipalidad. Mientras la situación se judicializa, Yasmín comenta que "no espero nada de ellos. Tomé esta decisión a ver si ellos revertían la situación en un principio. En vista de eso tuve que acudir a la Contraloría".

Aún en espera de la respuesta de Contraloría, Vega busca visibilizar no solo su situación, sino que el marco general que se vive en lo laboral actualmente en Lota; declara que las y los funcionarios municipales han sufrido vejaciones en sus puestos de trabajo, y que es momento de dar a conocer las irregularidades que se viven.

 

Estas leyendo

Funcionaria de DEM Lota acampa desde hace 3 meses en afuera de parroquia a modo de protesta por despido injustificado