Guerra Comercial: Yuan chino alcanza a su nivel más bajo en 11 años

[resumen.cl] Durante la jornada de hoy lunes 26 de agosto de 2019, el yuan cayó a su nivel más bajo en 11 años. La divisa china sufre una fuerte devaluación producto de la «guerra comercial» con Estados Unidos. La depreciación que hace China de su moneda le permite que una cantidad sustancial de los bienes y servicios que exporta sean más baratos. Se espera cómo afectará esta medida a las bolsas mundiales.

A las 10:15 hora local de Shanghái, el yuan tenía un valor de 7,14 por dólar, un mínimo no visto desde principios de 2008, marcando un retroceso de 0,69% con respecto al cierre del viernes. Esto se produce debido al aumento en la tensión económica mundial durante los últimos días, luego de que China y Estados Unidos incrementaran los aranceles a sus respectivas importaciones, sumado a que el presidente Donald Trump ordenó a las empresas estadounidenses buscar alternativas a la producción en China. Una nueva movida en la «Guerra de divisas», fase de la «Guerra comercial» entre ambas superpotencias.

Es más, el movimiento llevó a Washington a calificar a Pekín de "manipulador de divisas", esto porque el valor del yuan está fuertemente controlado controlado por el gobierno chino, que limita sus movimientos frente al dólar.

La devaluación de la moneda china se traduce en que las exportaciones del gigante asiático sean más baratas, compensando en parte el aumento de los aranceles estadounidenses. Cabe señalar que China tomó medidas similares durante la crisis financiera de 2008.

En total y desde hace más de un año, China y Estados Unidos se han impuesto mutuamente aranceles punitivos sobre más de 360.000 millones de dólares de intercambios anuales.

Uno de los productos no esperados de la guerra comercial son los planes de «desdolarización» en oriente: Tanto China, como Rusia y algunos países como Irán, llevan adelante planes en conjunto para evitar al dólar en sus intercambios comerciales que por ahora contempla el pago directo en monedas nacionales y oro con el fin de hacer un baipás al dominio de la moneda estadounidense en la economía mundial, una de las armas geopolíticas más poderosas de Estados Unidos en el mundo.