Histórico: Árbitro detiene partido en Brasil por cantos homofóbicos de hinchada local

[resumen.cl] La fecha 16 del ​Brasileirao, campeonato nacional de fútbol de Brasil, no pasará a la historia por la victoria en casa del Vasco da Gama 2-0 ante el São Paulo, sino por una decisión arbitral sin precedentes en la industria del fútbol: Suspender el encuentro debido a los cantos homofóbicos que realizaba la hinchada local hacia la visita paulista.

El competitivo Brasileirao, jugó un histórico partido ayer domingo en su fecha 16. En materia deportiva, en el encuentro entre estos dos rivales interestatales São Januário, el local Vasco da Gama obtuvo el triunfo por 2-0 ante el São Paulo con goles de Magno (57′) y Bastos (81′), resultado que le sirvió para salir de la zona baja de la tabla de posiciones.

Sin embargo, sin duda lo más ​destacado del encuentro escapa a lo sucedido en materia futbolística, pues a los 18 minutos del segundo tiempo, cinco minutos después de la apertura del marcador, el reconocido árbitro Anderson Daronco decidió parar completamente el partido debido a los cantos homofóbicos que ocurrían en la tribuna, un hecho inaudito que marca un importante precedente pues nunca había ocurrido algo así en la historia del fútbol profesional.

«Equipo de maricones», gritaban los hinchas del Vasco da Gama hacia los visitantes paulistas, lo que motivó al juez a detener las acciones y llamar a los capitanes y a entrenadores de ambos clubes para comunicar la decisión de no continuar con el encuentro hasta que no detuvieran estos cantos. Segundos después, el director técnico de la escuadra local, Vanderlei Luxemburgo, desde la cancha comenzó a hacer gestos para que callaran.

De esta manera, el juez brasileño podría sentar un precedente para juzgar situaciones similares a nivel internacional, dando un paso importante para terminar con uno de los aspectos más vergonzosos que suelen ocurrir en las graderías de este popular y apasionante deporte.

Por su parte, la Confederación Brasileña de Fútbol, podría sancionar a Vasco da Gama, con base en el artículo 243-G de su código disciplinario, que penaliza «actos discriminatorios, despectivos o escandalosos relacionados con prejuicios por motivos de origen étnico, raza, género, color, edad, condición de persona mayor o discapacitada».

Cabe recordar que durante el proceso clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018, la Selección Chilena recibió varias sanciones de la FIFA por el comportamiento de su hinchada, particularmente por cantos homofóbicos, en su duelo de visita ante Bolivia, y xenofóbicos en varios encuentros locales, lo que se tradujo en la imposibilidad de jugar en el Estadio Nacional.