Homenaje a los republicanos españoles a 75 años de la liberación de París de los nazis

[resumen.cl] En la Segunda Guerra Mundial, a París no la liberaron los aliados, fue el alzamiento del propio pueblo parisino, encabezado por la resistencia de francesa, principalmente comunistas y anarquistas, que iniciaron un levantamiento los primeros días de agosto quienes acabaron con la ocupación nazi, similar al iniciado en Varsovia (Polonia) a la espera de la entrada del Ejercito Rojo. Pero ademas de los parisinos, jugaron un papel fundamental los refugiados ibéricos de la Guerra Civil Española de «La Nueve» compañía de la División Lecrerc, a la que este sábado, la alcaldía de París les rindió un merecido homenaje a 75 años de la gesta histórica.

Los generales norteamericanos veían la liberación de París como un problema en la carrera que tenían con Ejército Rojo que avanzaba raudo en el frente oriental hacia Berlín. La liberación de París les implicaba un problema logístico enorme, millones de bocas que alimentar y les detendría su avance hacia Alemania.

Tan solo una división se le permitió ir en apoyo al pueblo parisino "La División Lecrec" comandada precisamente por este general francés que había sido miembro de la Resistencia francesa. Esta división estaba compuesta tanto por miembros de la resistencia, refugiados españoles, republicanos y anarquistas e independentistas vascos. De hecho había tres idiomas utilizados en esta división para las ordenes: Francés, Castellano y Euskera.

Una de sus columnas, la Novena compuesta por refugiados de la guerra civil española fue la primera en entrar en París, sus vehículos llevaban escrito nombres de las batallas de la guerra civil en sus capós: "Guadalajara", el primero tanque en llegar a Paris, "Ebro", "Belchite", "Teruel", "Brunete", "Jarama", "Gernika".

 

 

El propio comandante de la resistencia francesa en París, al que las fuerzas a la cuales llegaron a auxiliar, era un comunista francés que fue parte de la brigadas internacionalistas en la Guerra Civil Española. Henri "Rol" Tanguy, quien había sido comandante de la brigada "Comuna de París" había combatido en la Batalla del Ebro, donde fueron aniquilados casi por completo y el propio Henri salió gravemente herido del frente. Su propia chapa o seudónimo: «Rol», era en recuerdo de su compañero brigadista Theo Rol, muerto en la guerra de España.

 

 

El día 13 de agosto se alzaron los trabajadores del metro y la gendarmería, el 15 de agosto se sublevó la policía, el 16 los carteros, y ese día Henri "Rol" Tanguy ordeno requisar vehículos para blindarlos para el combate. El 18 de agosto se convocó la huelga general en la ciudad de París, con la instalación de múltiples barricadas y enfrentamientos con las fuerzas de ocupación alemanas, ese día cayó en manos de los resistentes la Prefectura de París en torno a la cual se libraron violentos combates entre la Resistencia y los alemanes.

El día 20 se acordó de manos del cónsul sueco una tregua, la resistencia consolidó posiciones y los nazis comenzaron a preparar la evacuación de la ciudad, el día 22 de agosto se retornaron violentamente los combates. El día 23 Hitler dio ordenes a sus fuerzas de destruir la ciudad, el general Leclerc forzó la situación ante los Aliados al dar la orden de avance hacia París (contra las órdenes de su superiores estadounidenses), la 9.ª Compañía de Reconocimiento de la división Lecrerc, conocida como "La Nueve" se lanzo sobre París, ingresando la noche del 24 de agosto en apoyo al alzamiento de la Resistencia. Solo unas horas más tarde sus integrantes, detenían a Dietrich con Choltitz, el comandante de las fuerzas de ocupación nazis, en el Hotel Meurice, donde estaba instalado el alto mando de la ocupación.

La Nueve estaba compuesta casi exclusivamente por Ibéricos (144 de los 160 miembros). Y fueron los primeros en ingresar a París, pero también en Estrasburgo, además de tomar el Bunker de Hitler: "Nido de Águilas" ubicados en los Alpes Bávaros, tan solo 16 de estos valientes 144 valientes que desembarcaron en Normandía sobrevivieron a la segunda Guerra Mundial.

Fueron más de 10 mil los ibéricos que combatieron con las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial a los que hay que sumar 55 mil en las fuerzas de trabajo francesas, en reconocimiento tardío realizado en París.

 

 

Con el levantamiento de un monolito y la inauguración de un mural en homenaje a "la Nueve" se reconoce la deuda histórica de Francia con los Republicanos españoles. Durante el acto además de la bandera tricolor francesa se pudieron apreciar la bandera tricolor de la República Española, ademas de banderas rojinegras de los anarquistas de la CNT.