Informan acerca de proyectos inmobiliario y salmonero en la península y costas hualpeninas

[resumen.cl] El pasado domingo 26 de agosto, muy cerca del Cerro Amarillo en Hualpén, se realizó una jornada cultural, organizada por la Coordinadora Territorial Wallpen, con el propósito de alertar e informar a la comunidad del riesgo que implica la materialización del proyecto inmobiliario Mirador del Alto en terrenos actualmente calificados como Santuario de la Naturaleza y también del intento de empresas acuícolas de instalar centros de crianza y engorda de salmones frente a la península de Hualpén.

El proyecto inmobiliario Mirador del Alto está a cargo de la empresa Agrinama S.A. y sus controladores pretenden lotear, urbanizar y vender al rededor de 167 hectáreas ubicadas en el fundo Ramuntcho, el cual está dentro del perímetro de la superficie del Santuario de la Naturaleza. Este negocio contempla la construcción de 50 edificios y 361 casas, respecto de las cuales la Coordinadora Territorial Wallpen ha expuesto que están dirigidas a personas con alto poder adquisitivo, por cuanto constituiría una ilusión creer que ofrecerá viviendas a la comunidad local y contribuirá a solucionar el déficit de éstas en la comuna.

Tampoco responde al persistente problema de cesantía al cual está afecta la comuna, pues la construcción de estas residencias será temporal y, por el contrario, se perderá la posibilidad de realizar actividades sustentables de las cuales la comunidad hualpenina puede beneficiarse (y de hecho, lo hace) productiva y económicamente, respecto a lo cual, integrantes de la Coordinadora, indicaron: "Una de las grandes preocupaciones es qué pasara con el turismo, el deporte y todas las actividades familiares desarrolladas día a día en la península de Hualpén, actividades que son tan importantes para la salud pública y el desarrollo personal y colectivo", cuando una parte importante del predio se cierre al acceso público. También manifestaron su preocupación referente al "aumento de residuos domiciliarios, y todo lo que conlleva habilitar una zona urbanizada con alta demanda y consumo de servicios, en un Santuario de la Naturaleza".

En cuanto a las salmoneras, se trata de los proyectos "Centro de Engorda de Salmonídeos Norte de Punta Gualpén" "Centro de Engorda de Salmonídeos sur de Punta Cullinto" y "Centro de Engorda de Salmonídeos Norte de Punta La Tortuga". Todos ellos amenazan el ecosistema costero del cual la comunidad de la provincia de Concepción se beneficia, mediante la visita a tales lugares, la extracción de algas y crustáceos, y su consumo.

La acuicultura industrial, especialmente la industria salmonera y su modelo exportador, han sido denunciados por su alta demanda de recursos alimenticios, así como por explotación laboral, trastornos sociales e impactos ambientales en los territorios donde se se han desarrollado anteriormente. Más de 30 años de operación de la industria salmonera en la región de la Los Lagos, han generado trastornos sociales en Chiloé y otros territorios donde se ha emplazado. Las características de los escasos puestos de trabajo ofrecidos por la acuicultura industrial y la salmonicultura, implican una fuerte precarización laboral, bajos salarios, vulneraciones de derechos de todo tipo y muy poca extensión en el tiempo debido a la degradación ambiental que genera esta industria.

En la actividad se pintó un mural en defensa del Santuario, además de entregarse información a vecinos y vecinas que se acercaron al lugar. Junto a ello, diversos grupos artísticos, tales como la batucada Rua Primavera, cLmeichon, ARMA, Remisos, la cantautora Viviana San Martín, Ambar y Flor de Guayaba, mostraron sus creaciones en un escenario dispuesto para ello.

Fotos: Coordinadora Territorial Wallpen