Inmigrantes califican de racista decisión del gobierno de no firmar Pacto Mundial de Migración

Flavio Araneda Hidalgo / resumen.cl

En la conmemoración del 70ª aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Chile rechazó firmar el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de Naciones Unidas (ONU) que se aprobó el pasado lunes por más de 160 países que asistieron a la conferencia intergubernamental de la ONU organizada en la ciudad marroquí de Marrakech.

A través de la Subsecretaria del Interior el Gobierno de Chile manifestó su rechazo a firmar el Pacto Mundial para una Migración Segura de la ONU. Esto a raíz que el Ejecutivo asegura que el pacto no diferencia entre migración regular o irregular. También repararon en decir que no consideran que migrar sea un derecho humano. «Si fuera un derecho humano, entonces estamos en un mundo sin fronteras... Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano» subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Frente a esta situación Héctor Pujol, presidente Coordinadora Nacional de Inmigrantes, considera que la posición del Gobierno es en concreto anti migrante, que se alinea con la política de derecha de Estados Unidos. "Es una posición racista, se alinean con diez países de extrema derecha, como lo es Israel y Estados Unidos. A nivel internacional Chile queda como un país paria, muy lejos de los derechos humanos.»

Pese a que el documento no es vinculante, ni obligatorio, los países que se restaron del Pacto Mundial para una Migración Segura afirmaron que si afecta su legislación interna. Entre aquellos países está Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia, República Dominicana, Estados Unidos y Chile, pese a que la ONU ha remarcado que el acuerdo no es vinculante y respeta la soberanía de cada Estado.

El texto garantiza "el derecho soberano de los Estados a determinar sus políticas de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional", señaló el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Para la Coordinadora Nacional de Inmigrantes que Chile se haya restado demuestra solo un espaldarazo político a la derecha chilena. "La comisión de Chile participó en todo el proceso de redactado del Pacto, por lo que nos sorprende que a última hora se retracten, atribuimos la intención porque es un gobierno de derecha gobierna. En el texto se habla del derecho a emigrar y no afecta la soberanía de los Estados, entonces no han leído el pacto. Están totalmente desinformados, se ve en sus declaraciones".

El pacto migratorio de la ONU, pese a haber sido ahora rechazado por el Ejecutivo, fue valorado en septiembre por Sebastián Piñera en un discurso en la ONU. Pero 3 meses después ocurrió un cambió rotundo de opinión que se reflejó, además, en la decisión de los parlamentarios que representaban al país en el foro interparlamentario sobre migraciones,  de sí firmar el apoyo al pacto migratorio. Solo al llegar a Chile se enteraron que la posición del Gobierno cambió 180 grados.