Jefe de inteligencia colombiana cae tras bochorno de presidente Duque en la ONU

[resumen.cl] En la última Asamblea de la Naciones Unidas, mientras la mayor parte del mundo estaba preocupado de la emergencia climática planetaria, Estados Unidos y sus países vasallos en Latinoamérica, aprovechaban la tribuna para continuar la agresión internacional contra Venezuela.

En este contexto Iván Duque, presidente de Colombia, presentó un "dossier" de pruebas que vinculaban al chavismo con la guerrilla colombiana del ELN, una forma de empatar el escándalo internacional que significó la revelación de fotos del líder opositor venezolano Guaidó, con narcotraficantes colombianos armados.

El Dossier presentado por Duque en la ONU y entregado al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, resultó estar lleno de errores burdos y se revelaron finalmente como una serie de montajes levantados por el gobierno colombiano y la oposición venezolana, dirigida desde Bogotá. Varias de las fotografías presentadas en el dossier, donde supuestamente se encontraban guerrilleros en territorio venezolano, resultaron pertenecer a la agencia de noticias France Presse (AFP) y no correspondían a territorio Venezolano.

A una semana de su retorno al país el jefe de la inteligencia y contrainteligencia militar colombiana, el General Oswaldo Peña Bermeo, solicitó por carta su retiro de la institución armada: «Como general de la República soy consciente de la necesidad de responder por mis actos y la de mis subalternos, y actúo en consecuencia".

La primera denuncia en contra del informe llegó desde la propia Colombia, El medio El Colombiano informó que una de las imágenes, en la que se ve un grupo de niños jugando en círculo con unos guerrilleros y que pretendía ilustrar el reclutamiento de menores en territorio venezolano, era una foto publicada por ese mismo medio el año 2015, imagen que había sido entregada por los propios servicios de inteligencia colombianos y que se remontaba al año 2013.

La foto había sido tomada en el departamento colombiano del Cauca, en la costa del Pacífico, geográficamente en el sitio más alejado de la frontera con Venezuela. La imagen incluida en el "Dossier" estaba etiquetada bajo el título "Penetración del ELN en escuelas rurales del Estado Táchira (Venezuela) con fines de adoctrinamiento – Abril de 2018".

Luego fue la Agencia Francesa (AFP) quien desmintió hasta 3 fotos más, la primera de ella atribuida por el gobierno colombiano como: «Masacre en el estado Bolívar (Venezuela), por enfrentamientos entre miembros del GAO-ELN y grupos de ‘Pranes’ que delinquen en el sector – octubre 2018», resultó ser una foto de la propia agencia AFP, pero de la región colombiana de Catatumbo, como preciso la AFP, informando el autor era el fotógrafo Luis Robayo, señalando que era una imagen de aquella región colombiana del año 2018.

La propia AFP señaló que hay dos fotos más de la agencia y que ambas fueron tomadas en territorio Colombiano.

Al día siguiente de las declaraciones del presidente colombiano Iván Duque, intervino en la Asamblea de la ONU en Nueva York la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien calificó de "escándalo mundial" el bochorno del mandamás colombiano, señalando que «El presidente Duque, es un pésimo mentiroso. No habían pasado 24 horas y ya salía a la luz pública la verdad».