Advertisement

La Ciudad Como Texto: registro y valoración de lo escrito en las calles

[resumen.cl] «El llamado estallido social es para mí, una auténtica insurrección popular. La historia nos enseña que, en esos casos, los muros de la ciudad son el pizarrón de las aspiraciones frustradas, de los odios y los amores del ciudadano común. Así fue durante la revolución bolchevique de 1917, la revolución agraria mexicana de 1910 o el alzamiento de París en 1968, cuando los muros de la ciudad, recibieron consignas como Prohibido Prohibir o Seamos realistas: pidamos lo imposible. Era evidente que, ahora, las paredes de nuestra Alameda de las Delicias serían depositarios de la catarata de anhelos retenidos, tras decenas de años gobernados por un modelo económico-social excluyente». Así es como el Premio Nacional de Arquitectura 2019, Miguel Lawner, se refiere a lo ocurrido en las fachadas y toda superficie de la Alameda de Santiago y, por extensión, a cualquier ciudad o pueblo del país.

Esta constituye una de las intervenciones consignadas en La ciudad Como Texto, un proyecto impulsado por la diseñadora Carola Ureta Marín que de acuerdo a sus palabras «busca resguardar la memoria grabada en los muros de la calle que fue protagonista de las manifestaciones en Santiago durante El Despertar Social -Av. Libertador Bernardo O'Higgins, popularmente conocida como La Alameda-«. En él se exponen 2.4 kilómetros a través de 136 fotografías contiguas hechas el día 36 del Estallido que capturan la vereda sur de La Alameda desde la calle Seminario hasta Nataniel Cox, ubicada frente a la casa de gobierno.

La Ciudad Como Texto

La Ciudad Como Texto

La ciudad como texto se conforma de un libro digital y un sitio web. A través de ambos soportes se puede desarrollar el recorrido y consultar las intervenciones que personas, desde múltiples disciplinas, realizaron a propósito del hecho social que lo motiva.

Nicolás Bascuñán, Psicólogo y Gestor Cultural, y Felipe Morandé, Periodista, están a cargo del trabajo comunicacional del proyecto. Ellos respondieron a las interrogantes de Resumen a propósito de él.

-Las paredes o la infraestructura pública se ha constituido como soporte de expresiones populares, no obstante, en Chile al menos impera un criterio criminalizador que bloquea la posibilidad de interpretar y otorgar legitimidad al mensaje. En este contexto, ¿qué representa La ciudad como texto, cuál es su potencia política?

El criterio criminalizador del grafiti y los rayados en el espacio público, no son exclusivamente de Chile, si no más bien de una política represiva a nivel occidental. Sin embargo, para las nuevas generaciones ese criterio es cada vez más obsoleto, ya que entendemos los aportes positivos que cumplen estos escritos en la ciudad. @LaCiudadComoTexto conecta y representa esa nueva mirada. Es un proyecto que integra el diseño y la tecnología, para dar valor a los pensamientos colectivos que emanaron con el despertar social y que fueron plasmados en las calles. Estos, desde nuestra perspectiva, cumplen un rol fundamental para visibilizar el dolor, las demandas, los anhelos y los motivos para entender la rabia que existe en este país. Es una manera de escuchar el sentir social y, a través de su análisis, podremos comprender en más profundidad qué es lo que necesitamos para construir una sociedad más digna.

El hecho de que @LaCiudadComoTexto comience como una plataforma digital no es al azar. Como comunicadores creemos que el mundo virtual genera lugares de encuentro que construyen y protegen la memoria. En Chile la memoria está fragmentada. Se recuerda de manera contradictoria y, muchas veces, manipulada. @LaCiudadComoTexto dejará a disposición de la ciudadanía contenidos que permiten conectarnos con el momento histórico que vivimos, lo que es y será muy relevante para la nueva identidad que configuraremos a través del proceso constituyente que ya iniciamos.

La potencia política de este proyecto, surge como un regalo para la sociedad. Primero, da la posibilidad a que cualquier persona del planeta pueda conocer el contexto urbano, con su simbología de protesta, en el cual se enmarca el despertar social. Chile está frente a los ojos del mundo desde el 18 de Octubre, y muchas personas tienen el interés de conocer en más profundidad nuestra revolución. Visibilizando nuestro proceso político de manera global y uniéndonos como ciudadanía que lucha por la dignidad, inspiraremos otros movimientos sociales de liberación y aportaremos a erradicar la violación a los derechos humanos que lamentablemente todes somos testigos.

En segundo lugar, casi la totalidad los escritos que se pueden ver en @LaCiudadComoTexto fueron borrados en condiciones poco claras, al comienzo del confinamiento. Ese gesto de borrar el sentir social plasmado en los muros es algo que venimos a revertir con el proyecto. Invitamos a la ciudadanía de todos los sectores a que se tomen un tiempo para escuchar. Lean lo que la sociedad reclama. Reflexionen sobre como puede ser útil entender lo que los muros les cuentan. La cohesión social sana surge desde el diálogo, no desde la imposición. La identidad se construye desde la memoria y #LaMemoriaNoSeBorra.

La Ciudad Como Texto

La Ciudad Como Texto

-¿Cómo se originó la intención de hacer este registro y cuáles fueron los primeros pasos que te encaminaron en la obra que ahora conocemos?

Los primeros pasos que encaminaron a la realización de esta obra, fue la necesidad de la Caro Ureta de contribuir creativamente en la reflexión ciudadana desde el diseño, que es su expertiz. Ella lleva años investigando y difundiendo contenidos relacionados a la memoria nacional no sólo referida al ámbito gráfico sino que son un aporte para la historia de Chile -como se puede evidenciar en su libro "Luis Fernando Rojas, Obra Gráfica 1875-1942" y en el proyecto Diseño Nacional. Lo interesante de este proyecto, es que la protección y difusión de la memoria urbana, con todas las demandas sociales contenidas en ella, nace de la convergencia entre el diseño y la tecnología. Un híbrido que abre las puertas para que todes puedan acceder, desde su celular, a una realidad social en crisis que demanda dignidad. Desde el caos de la información expuesta en @LaCiudadComoTexto, es posible reconocer elementos comunes que son traducibles a un sentir colectivo, lo que puede ser un espejo para mirar y conectarnos con el dolor que emana de la desigualdad para -desde el entendimiento- comenzar a impulsar el cambio.

La Ciudad Como Texto

La Ciudad Como Texto

Estas leyendo

La Ciudad Como Texto: registro y valoración de lo escrito en las calles