La ofensiva de la derecha por la impunidad de los criminales de derechos humanos

La ofensiva de la derecha por la impunidad de los criminales de derechos humanos

Por Darío Núñez / resumen.cl

Hoy miércoles 19 de diciembre se llevó a cabo la audiencia pública en el Tribunal Constitucional para escuchar los alegatos de las organizaciones de derechos humanos que intentan frenar los intentos de impunidad expresados en sendos requerimientos presentados recientemente por parlamentarios de derecha pertenecientes a ambas cámaras.


Como se señala, el pasado 23 de noviembre, un grupo de senadores y un grupo de diputados, presentaron requerimientos de inconstitucionalidad, respecto de las letras a) y b) del artículo 3 bis y artículo 12  (senadores) y del “artículo 3 bis, contenido en el artículo primero cinco” (diputados), del proyecto de ley que sustituye el decreto ley N° 321, de 1925, que establece la libertad condicional para los penados, correspondiente al boletín N° 10.696-07.

Estos artículos establecen ciertos requisitos para solicitar la libertad condicional a los condenados por crímenes de lesa humanidad. Los requerimientos buscan invalidar los requisitos especiales de colaboración sustantiva en el esclarecimiento del delito, haber confesado la participación en el mismo, y el arrepentimiento mediante declaración pública que se exigiría para que los condenados por estos crímenes puedan obtener el beneficio penitenciario. Ambos requerimientos fueron acogidos a trámite por el Tribunal Constitucional.

Este llamado Tribunal Constitucional (TC) es la expresión más latente y nítida de la prolongación de la dictadura en esta seudo democracia. El TC fue convertido en un engendro protector de las leyes de la dictadura por la propia constitución dictatorial y mantenido, conservado y protegido gracias a los negociados y enjuagues de los gobiernos concertacionistas post dictadura. En la práctica actúa como supremo tribunal del país, aún por sobre la Corte Suprema de Justicia, decidiendo que se puede y que no se puede hacer en Chile, según sean los designios que les impuso como norma el nefasto Jaime Guzmán, que les exige como conducta el bloque de pinochetistas, fachos y conservadores recalcitrantes que se enseñorean en las cúpulas del poder político y económico del país.

A este TC recurre la derecha parlamentaria cada vez que quiere frenar algún proyecto de ley, alguna reforma, alguna iniciativa, que afecte los sacros intereses de los grandes empresarios, o que afecte la cultura de catacumbas y moral del Medioevo de sus huestes.

Desde hace algún tiempo, los parlamentarios fachos “descubrieron” que también podían usar su TC para abrir espacio a sus propuestas de impunidad y beneficios a los criminales procesados y condenados por delitos de lesa humanidad. Descubrieron que podían eludir las obligaciones internacionales que Chile ha suscrito en esta materia, imponiendo sus propios parámetros para justificar los crímenes, encubrir a los criminales y borrar de una vez la idea de justicia.


En los hechos, condenas que han sido falladas a firme por la Corte Suprema no han podido ejecutoriarse porque los abogados de los criminales han recurrido a este engendro de tribunal para intentar bloquear la aplicación de justicia. Se supone que en cuestiones de justicia la Corte Suprema es la última instancia, pero esto demuestra que no es así. Por sobre ella existe ente engendro dictatorial en plena vigencia.

Se supone que en materia de leyes es el gobierno y el parlamento los que resuelven y adoptan leyes, pero no es así, porque todas aquellas cuestiones en que la derecha ha perdido en las cámaras, las impugna ante este engendro de TC. En los hechos actúa como tercer cámara, por sobre el Congreso, por sobre el Gobierno, por sobre todos.

De más está decir, que la composición de los miembros de este TC es la prenda de garantía de que se aplicará siempre la voluntad de los fachos. Sea sobre la educación, o sobre la píldora, o sobre el aborto, sobre cualquier cosa que se quiera cambiar o sobre la que se deba debatir.

De modo que los pro fachos integrantes de este engendro, se apresuraron en acoger a trámite el requerimiento presentado por los fachos. Que por lo demás, es la prolongación de las maniobras que desde hace un tiempo los abogados de los criminales vienen intentando. Con ello han logrado dilatar aún más la eterna espera por justicia en las causas de derechos humanos.

 

Para no dejar dudas sobre las pretensiones de impunidad de la derecha chilena, el requerimiento de los senadores es patrocinado por el abogado Maximiliano Murath Masilla, abogado de los represores Pedro Espinoza Bravo, Raúl Iturriaga Neumann, Patricio Jeldres, Patricio Castro Muñoz y otros. Murath Mansilla ha presentado diversos requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad en el Tribunal Constitucional en representación de violadores de derechos humanos. Ahora representará a los parlamentarios de la derecha.

Al enterarse de esta dolosa maniobra facha, diversas organizaciones de derechos humanos, de acuerdo la facultad que otorga el artículo 37 de la Ley Orgánica Constitucional del Tribunal Constitucional, presentaron solicitud de alegato en audiencia pública ante este TC para que escuche la postura de las víctimas y de las organizaciones de derechos humanos en la materia. Lo propio hicieron ciertos abogados y personeros de la derecha facha.

Este miércoles 19 de diciembre la Agrupación Familiares de Presos Políticos Fallecidos, Londres 38 Espacio de Memoria, la Agrupación de Detenidos Desaparecidos, la Corporación Mutual Bautista Van Schouwen, la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, y otras organizaciones hicieron sus alegaciones en Audiencia Pública. En tanto, en el exterior del recinto ubicado en pleno centro de la capital (calle Huérfanos 1234) las mismas organizaciones manifestaban su repudio no solo ante los intentos de impunidad de los criminales, no solo ante las maniobras fachas de la derecha, sino también manifestaron su repudio ante la existencia y la labor del propio TC.

Mañana jueves 20, se supone que serán recibidos por el TC los representantes de los criminales y de los parlamentarios protectores de criminales. Luego se eso, se espera que el sacrosanto engendro emita su resolución en esta controversia.

Estas leyendo

La ofensiva de la derecha por la impunidad de los criminales de derechos humanos