Advertisement

Las nuevas tomas y recuperaciones en Curanilahue: "La falta de espacio nos empuja a disputar el terreno con la industria forestal"

[resumen.cl] Nuevas tomas y recuperaciones territoriales avanzan en la comuna de Curanilahue. Ante un abandono estatal y en un contexto de alta concentración de la propiedad de la tierra para el uso de la industria forestal, pobladores y pobladoras buscan disputar terrenos para ejercer su derecho a la vivienda propia. Y también apuntan a la recuperación ambiental del territorio.

 

En nuestra Región del Biobío, en La Araucanía y en torno a la zona centro-sur de Chile, gran parte de las tomas y recuperaciones territoriales ocurren en el paisaje dominado por las plantaciones forestales de pino y eucalipto para exportación de pulpa de celulosa y papel.

La expansión de este gran negocio forestal a costa de la degradación ambiental generalizada del territorio fue potenciada con privatizaciones masivas en la contrarreforma agraria de la dictadura, mediante violentos despojos territoriales mapuches y campesinos.

 

En la comuna de Curanilahue, las plantaciones de monocultivos forestales dominan el paisaje

 

En la comuna de Curanilahue, como en gran parte de la Provincia de Arauco, hay una expansión de las tomas de terreno. Leonardo Vargas, presidente de la recuperación Altos de Curanilahue explica que «Hoy en día en gran parte de las recuperaciones son familias que ya estuvimos en comités de vivienda por muchos años, algunos por 10 o 15 años y que en vez de tener ahí la plata ahorrada eternamente y más encima para optar a un proyecto habitacional donde los sitios son muy pequeños y las casas no son de un material muy bueno porque la mayor parte de los recursos de los llevan las inmobiliarias, entonces mejor tener un sitio y ahí uno invierte en el sitio y en la casa, un lugar mucho más grande y uno construyendo en función de cómo uno espera construir su espacio para vivir» comenta.

 

También puedes ver: Comité habitacional Eureka retoma sus movilizaciones ante incumplimiento de acuerdo firmado con el Minvu

 

 

Leonardo explica que actualmente en Altos de Curanilahue hay pocas viviendas habitadas, ya que están en proceso de construir viviendas para alrededor de 80 familias. «No es como las tomas antiguas tipo campamento, acá los sitios se han tomado, recuperado, algunos pueden construir de inmediato, y en función de los recursos, otros se van construyendo en el camino» explica Leonardo.

 

En toda la Provincia de Arauco han aumentado las tomas y recuperaciones territoriales mapuches y campesinas

 

El dirigente explica que Curanilahue históricamente se ha construido en base a tomas de terreno, y que desde el 2013 y del 2015 hay una explosión de recuperaciones que hoy se ven en toda la provincia de Arauco. «Esto es porque hay comités que llevan 10 o 15 años y algunos lograron proyecto habitacional, pero la mayoría no. Es porque hay terrenos pero no se pueden acceder a ellos. Y es porque hay una alta concentración de la propiedad de la tierra en manos de las forestales, entonces como no hay terrenos no se opueden construir proyectos, en este caso decimos que ha fracasdo la política de vivienda del Estado y por eso es que surgió esta explosión de recuperaciones»

Pedro Serviu

Comité Social Sustentable

También puedes ver: Comités de tomas de terreno en San Pedro de la Paz llevan más de un año viviendo sin servicios básicos: Exigen al Serviu pronta solución

 

 

Un dirigente de la recuperación de Colico norte nos comenta que «en mi caso llevo más de 10 años postulando un subsidio y lamentablemente eso no ha resultado, siempre entregan un par de cupos y eso no más ha sido».

Cyntia Santos de la toma Los Lahueñes en el sector cercano al aserradero Foraction de Curanilahue nos comenta que su iniciativa comenzó a principios de 2020 con un total de 46 familias «Todos motivados, limpiando su sitio, limpiando, midiendo. Todo tranquilo hasta que empezamos a querer construir casa» explica. Su objetivo principal es «tener nuestro hogar propio, tener nuestro espacio que sea digno para darle futuro y crianza a nuestros hijos, aspirando a que en nuestra toma hayan áreas verdes, que se rehabilite su flora y su fauna»

Leonardo Vargas de Altos de Curanilahue explica que debido a la falta de espacio «la unica vía ha sido recuperar un terreno en un lugar donde puede ser catalogado como zona complicada pero no quedan más opciones y en eso también ha habido conflicto con algunos particulares o con Forestal Arauco pero la gente ha construido igual» explica.

Uno de los dirigentes de la recuperación Colico norte comentó que inicialmente fue una toma de 18 familias en torno a una laguna que está rodeada por plantaciones forestales. «Entonces desde ahí se comenzó a trabajar en los pilares de esta toma que tenían que ver con lo social, lo ambiental y lo económico, entonces el perfil de las familias que iban llegando tenían que saber eso y obviamente comprometerse a trabajar esos pilares y como centro es más de generar un co-habitar con el entorno, ayudando al restauración ambiental» señala.

«No escatimamos en espacio para poder hacer avenidas, parques, lo que sea necesario para ir planificando ya a largo plazo donde pensamos ya tener un estadio, una pista atlética también, ante una falta de esos espacios en Curanilahue, tener un velódromo, ya que nosotros tenemos ciclistas destacados, tener un centro comunitario, un centro de observación medioambiental, una brigada de incendios» explica.

 

Las principales dificultades

Leonardo de Altos de Curanilahue comenta que «las dificultades en este proceso son los accesos, los caminos y todo eso se ha tratado de ir arreglando de manera autogestionada y los servivios básicos, eso también ha sido un proceso que en el camino se ha podido ir mejorando hay en ciertos momentos también exigiendo al municipio o a los municipios anteriores para ir mejorando alguna situación puntial de algunas recuperaciones»

Cyntia de Los Lahueñes relata que cuando comenzaron a construir sus casas comenzaron los hostigamientos. «Al llegar Carabineros, y supuestamente personal de Forestal Arauco, en donde empezaron a haber hechos que no corresponden, donde nos destruyeron lo poco y nada que teníamos levantado, donde usaron fuerza mayor contra mujeres y hubo enfrentamientos, porque principalmente las diirgentas somos mujeres» señaló

«Eso ha desembocado que la gente tenga miedo de construir algo ya que han ido 3 veces a destruir lo que hemos construido» explica

 

Vecinas de Comité Villa del Sol firmando préstamo de uso de suelo por dos años. /Foto: Braulio Corado.

También puedes ver: Comité habitacional Villa del Sol firma decreto de uso de suelo: "Esto es un llamado para decirle a los comités de allegados que se organicen"

 

«Nuestro sueño principal de cada una de las personas que pertenecemos a la toma es el derecho a la vivienda, todos tienen el sueño de tener su hogar, más de alguno quiere tener su huerta. En nuestros terrenos habían 3 canchas de áreas verdees, canchas deportivas para la recreación de nuestros niños y la vegetación cuidando siempre el área nativa, la flora y la fauna porque en nuestra toma también hay un chorrillo» explica Cyntia

 

 

Ley Antitomas

Esta denominada «Ley Antitomas» es otro proyecto de ley represivo contra iniciativas populares que se apresta a ser evaluado en el Congreso. Los senadores Pizarro, Moreira y Kast votaron a principios de septiembre a favor de esta llamada Ley de Usurpación. Un proyecto que castiga con penas privativas de libertad a personas que se apoderen de una propiedad establecida.

Cyntia de Los Lagueñes comenta que «es horrible porque porque tanpoco entregan viviendas dignas, hay que estar postulando por cuantos años para postular, cuando uno vive hacinada en un hogar, busca la manera de tener algo propio y la única manera que nosotros tenemos es tomarnos un terreno y al hacer esto nos estan cortando las manos prácticamente porque como Estado no nos dan oportunidad de adquirir una vivienda y la única solución que teníamos era una toma y nos estan cerrando las puertas a todo»

El dirigente de Colico Norte señala que «Es una medida de protección del negocio forestal, es seguir manteniendo este negocio que ha generado un daño enorme no solo al ambiente sino al desarrollo cultural de los pueblos»

«Criminalizar esto claramente se contradice se conoce de alguna manera el fracaso de las políticas habitacionales del Estado porque si no hubiera necesidades de terreno o no hubuieran una oferta de proyectos habitacionales yo creo que no sería a este nivel la cantidad de tomas» recalca.

El dirigente explica que muchas familias son trabajadores forestales «y obviamente protegermos su identidad porque estan amenazados que si estan en toma los van a despedir y es un tema» explica.

 

 

Recuperación ambiental

El dirigente de Colico norte explica que en su toma «los terrenos son relativamente grandes, de unos 1.000 metros cuadrados aproximadamente, donde también se consideró el aspecto de justamenmte tener la posibilidad de espacio para la casa, la solución habitacional, pero también para poder tener sus huertos, y sus árboles frutales y eso es lo que hemos estado desarrollando, hemos hecho talleres de bioconstrucción, de siembra, terminamos los talleres aprovechando la temporada para plantar árboles y hemos trabajado en eso pero siempre el foco ha sido el respeto al medio ambiente»

 

También puedes ver: Toma Esperanza de Antihuala: por el derecho al terreno digno y la restauración de bosque nativo

 

«Hemos hecho limpieza de sectores que eran microbasurales, la misma gente venía a botar y es una cultura bastante mala de que se formen microbasurales» comenta.

«Ese es nuestro objetivo también, restaurar la zona de protección, el paño que nosotros consideramos aproximadamente tiene áreas comunes, áreas verdes y áreas de protección, así que esa es la diferencia entre la mayoría de las tomas que nosotros nos hemos preocupado bastante de eso» explica.

Estas leyendo

Las nuevas tomas y recuperaciones en Curanilahue: "La falta de espacio nos empuja a disputar el terreno con la industria forestal"