Advertisement

LIBRO| Una utopía posible. Relatos del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli

[resumen.cl] Osvaldo Alvarado, autor de este trabajo de memoria histórica, fue representante del gobierno en el Consejo de Administración del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, una empresa del Estado con control de los trabajadores durante la Unidad popular, intervenida y liquidada durante dictadura por obra del yerno del dictador, Julio Ponce Lerou y que contempló violaciones a los derechos humanos de marca mayor: ejecuciones, desapariciones, prisión política, exilios, torturas y desplazamiento forzado, entre las evidenciadas hasta ahora.

Alvarado, militante socialista durante la Unidad Popular, reivindica el rol de ese partido en la construcción del Cofomap, complementando los trabajos sobre el tema hasta hoy, donde abunda el importante trabajo del MIR y activistas de izquierda en aquellos años. De esta manera, es interesante el libro, lleno de imágenes y recuerdos del período, es sin duda un aporte para conocer más de esta etapa de la historia reciente chilena. Osvaldo Alvarado puntualiza algunos elementos vertidos en su libro mediante esta entrevista.

¿Cómo nace de hacer un libro con tu experiencia en los setenta?

Muchas veces mis antiguos camaradas del Partido Socialista de Chile me habían planteado la necesidad de escribir algo sobre COFOMAP, dado que yo era uno de los pocos de la dirección de esa época que lo podía hacer. Por otra parte, habíamos leído una decena de libros en los que a nuestro juicio no se recogían la verdadera historia de COFOMAP. Estimábamos, que una cuestión era tener distintas miradas, lo que es necesario y conveniente, pero otra totalmente distinta era tergiversar hechos que no correspondían a la realidad. Con el devenir de los años, quisimos contar la historia verdadera de un modelo de desarrollo productivo aplicado hace cincuenta años y que hoy es absolutamente vigente. En uno de los tantos encuentros de los ex socialistas de Europa, se adquirió el compromiso de mi parte de comenzar a juntar material y realizar entrevistas para ir dándole forma a lo que más tarde sería "Una utopía posible" relatos del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli.

¿Crees que la Unidad Popular fue importante en la construcción del COFOMAP?

Definitivamente, sin UP no habría habido COFOMAP. En efecto, ya a fines de los sesenta Uldaricio Figueroa, acompañado de diferentes camaradas, para entonces dirigente regional del PS, había visitado la zona de lo que más tarde sería el Complejo, él puso en marcha ya una orgánica partidaria incipiente que sirvió de base para los desafíos posteriores a la creación del Complejo. Él constató la necesidad de hacer cambios profundos en las relaciones de producción, ello pasaba por crear una empresa disímil a todo lo que existía hasta entonces en la zona. Todo ese trabajo redundó en que se comenzara el diseño político de una empresa que iba más allá de todos los modelos existentes hasta entonces. Mas aún, Arnoldo Camus, miembro del Comité Central del PS., había discutido entre otros camaradas con Uldaricio para diseñar y poner en práctica una empresa que tuviera las características de las "empresas sociales" de la UP, esta vez en sector agroforestal. Hasta entonces, no se había discutido un modelo concreto, se ha escrito por ahí que Allende no estaba de acuerdo con la construcción del Complejo, una inmensa blasfemia. Arnoldo, como siempre lo hizo, informaba a La Moneda a través de sus canales y Allende -personalmente y en varias oportunidades- estuvo especialmente interesado en COFOMAP.

Una utopía posible. Relatos del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli

¿Qué relevancia tiene el COFOMAP respecto a otras empresas estatales de esos mismos años?

Una de las tres líneas de la economía de la UP era el área de propiedad social (APS), ella sería el motor de la economía y debería contribuir a la acumulación para construir un nuevo marco económico para el país; la mayoría de las empresas del APS eran antiguas industrias expropiadas por el gobierno popular, COFOMAP se creó desde sus cimientos. La meta de construir una empresa con las características de la APS, pero en el sector agroforestal, era un reto potente y necesario para articular lo que sería un ejemplo para el sector y nos entregaría herramientas y experiencia de cómo hacerlo. Acabar con las injusticias y la explotación en el campo era un compromiso de la UP (leer propuesta de la reforma agraria), COFOMAP demostró no solo que el modelo se podía aplicar en otras regiones, sino que también nos entregó enormes experiencias y conocimientos. Particularmente en torno a la democracia participativa/poder popular.

¿Crees que la experiencia del complejo sirve en el actual debate para construir un nuevo modelo económico y social?

COFOMAP se adelantó cincuenta años a su época, no solo por lo que significó organizar la producción desde un punto de vista participativo, sino también porque los trabajadores tuvieron la responsabilidad de decidir todas las medidas tomadas en el Consejo de Administración (COFOMAP era la única empresa del APS que tenía representación mayoritaria de los trabajadores). El modelo de economía social implementado colectivamente fue -a juicio de todxs- un éxito, Si a ello se le suma la capacidad de aplicar en concreto soluciones originales y absolutamente novedosas para su tiempo, en todas las esferas de responsabilidad de la empresa, hicieron del Complejo un modelo extraordinariamente inspirador y relevante. Modelos como los de COFOMAP son absolutamente aplicables como contrapartida al modelo neoliberal extractor, depredador y definitivamente ya en decadencia.

Respecto a los y las compañeras caídas en la zona ¿Cómo crees que el estado de Chile debe reparar o, por lo menos, honrar su memoria?

En Chile, definitivamente, el Estado debiera honrar la memoria de las víctimas de la dictadura. No hay "caídos", personas asesinadas fusiladas, desparecidas, torturados, encarceladas. Todxs ellxs fueron luchadores por los derechos humanos. El apoyo a sitios de memoria, museos, investigaciones, eventos de rescate de la memoria debieran estar debidamente contemplados en la legislación vigente. A los familiares debiera asegurárseles una reparación económica digna y suficiente, lo mismo para los expresos y torturados. La reparación económica que se les aplica hoy es una vergüenza.

¿Qué piensas que debiera ocurrir con las familias forestales expulsadas de sus territorios?

Por supuesto escuchar las demandas de las agrupaciones existentes. A partir de aquello reparar colectivamente a las familias perjudicadas, cualquiera sea la solución debe hacerse en un diálogo con lxs afectados.

Estas leyendo

LIBRO| Una utopía posible. Relatos del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli