Londres 38 denuncia la criminalización de colaboradora y abre debate sobre la nula democratización en el país

Londres 38 denuncia la criminalización de colaboradora y abre debate sobre la nula democratización en el país

[resumen.cl] En un comunicado emitido el día de ayer, la institución Londres 38 denunció la criminalización sufrida por la profesora Daniela Paredes, quien fue detenida por carabineros de Fuerzas Especiales este mismo jueves al interior de la Universidad de Ciencias de la Educación UMCE, en la región Metropolitana.

La docente fue acusada de infringir la ley de control de armas y explosivos, por la supuesta manipulación de cóctel molotov, por lo cual el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago estableció la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno durante los 90 días determinados para realizar la investigación.

En la comunicación, Londres 38 manifiesta su rechazo a “la exposición y criminalización pública que se ha producido desde el duopolio mediático, ignorando la presunción de inocencia, condición básica del debido proceso…”. En efecto. se puede constatar que en una publicación de EMOL se muestra una imagen con la siguiente leyenda: “El momento en que la docente fue detenida”, declarando a Carabineros de Chile como la fuente que la proporcionado.

Captura de pantalla de la publicación.

La institución también se plantea respecto a la criminalización que ha afectado a estudiantes secundarios últimamente y, sistemáticamente, a cualquier sector social que brega por defender o mejorar sus condiciones de vida, encontrándose con la displicencia y el autoritarismo de quienes dirigen las instituciones del Estado y desoyen sus planteamientos, induciéndoles a emprender acciones públicas y de fuerza para presionar por la consecución de sus objetivos.

La clase política en su conjunto y las agencias de prensa han hecho un manipulador espectáculo, mostrándose escandalizadas por la ejecución de acciones públicas y de fuerza por parte de estudiantes y otros sectores sociales, los cuales, luego de recibir los embates represivos de la policía militarizada, buscan resistir a éstas y mantener su movilización, como la única herramienta que les posibilitaría constituirse en actores determinantes en la implementación de diversas decisiones.

En estos casi 30 años de gobiernos civiles no se ha avanzado en democratizar la toma de decisiones respecto a cuestiones que inciden en la vida de los habitantes del país. La no apertura de espacios de discusión, donde pueda participar la comunidad de forma vinculante, se justifica en que tales problemas se deben resolver a partir de criterios técnicos, por cierto, no conocidos por quienes serán los directamente afectados. Este discurso legitimador de la exclusión y del despotismo está en el sustrato de la conflictividad social manifestada en sucesivas protestas y acciones de fuerza emprendidas por distintos segmentos de la comunidad, quienes no han tenido otro interlocutor más que la policía, pertrechada generosa y sofisticadamente por los sucesivos gobiernos y protegida por un andamiaje jurídico garante de impunidad.

Es perentorio informar que Londres 38, es una organización comunitaria que entre sus propósitos está el de “ampliar la comprensión del concepto de los derechos humanos individuales y colectivos, contribuyendo a su respeto y ejercicio”. Su sede se encuentra emplazada en la dirección homónima de la comuna de Santiago y donde operó un centro de detención, tortura y exterminio en los inicios de la Dictadura Militar, el cual ha sido recuperado y adecuado para realizar diversas actividades orientadas a tales fines.

Comunicado público ante los recientes acontecimientos relacionados con disturbios producidos en las cercanías de la UMCE y la detención de una integrante de nuestra organización.

Ante los recientes acontecimientos relacionados con disturbios producidos en las cercanías de la UMCE y la detención de Daniela Paredes, trabajadora de Londres 38, debemos declarar lo siguiente:

Daniela Paredes trabaja en Londres 38 desde 2017, desempeñándose en diversas actividades propias de nuestra organización.

Rechazamos la exposición y criminalización pública que se ha producido desde el duopolio mediático, ignorando la presunción de inocencia, condición básica del debido proceso y la existencia de una investigación judicial en curso sobre estos hechos.

Asimismo rechazamos el vínculo que se ha pretendido establecer con Londres 38. La opinión pública conoce la labor y trayectoria de nuestra organización centrada en la defensa de los derechos humanos y la irrestricta exigencia de verdad y justicia.

Junto con ello rechazamos el incremento de las medidas de represión y persecución, práctica heredada de la dictadura que el gobierno pretende ahora llevar a las aulas a través del proyecto legislativo Aula segura, declarado inconstitucional por la Comisión de Constitución del Senado. Estas medidas desconocen el verdadero origen de la violencia, responsabilizando a quienes la han sufrido recientemente a manos de agentes del Estado, entre ellos, los estudiantes, feministas, trabajadores, el pueblo mapuche, ambientalistas y pobladores.

Finalmente, ante esta situación exigimos se respeten los derechos de las personas detenidas y se garantice un juicio justo.

Londres 38, espacio de memorias

Foto principal: Londres 38

Estas leyendo

Londres 38 denuncia la criminalización de colaboradora y abre debate sobre la nula democratización en el país