Los problemas del Servicio de Salud Arauco y cómo afectan a la población

[resumen.cl] Serios problemas se están viviendo el Servicio de Salud Arauco. La falta de financiamiento está provocando problemas como falta de equipamiento básico, profesionales e insumos que están generando cada vez mayores problemas para prestar el correcto servicio para la población en los centros de Curanilahue, Contulmo, Lebu y Arauco.

Así es denunciado por diversos actores y trabajadores de la salud de diversos establecimientos del Servicio de Salud Arauco. Las presiones del gremio de salud han hecho que diversos alcaldes y consejos municipales se comprometan con la gestión de recursos, además, los y las ediles de la Provincia se reunieron esta semana con la Seremi de Salud del Biobío para plantear una problemática que se está traduciendo en problemas cada vez más serios que afectan, principalmente, a la población.

El jueves 22 de agosto, profesionales de la salud de Curanilahue emitieron un comunicado público denunciando esta crisis financiera enfocada ámbitos de infraestructura, suministros y personal.

Al respecto, Alfredo Díaz, coordinador provincial de la Fenpruss Arauco señaló a RESUMEN: «el hospital provincial de Curanilahue donde tenemos que trabajar con cortes del suministro eléctrico, altas y bajas de voltaje, con filtraciones de las cañerías, de servicios higiénicos, hospitalización, oficinas, recientemente en la farmacia satélite se filtró agua y se mojaron equipos, fármacos. La fachada igual que no ha tenido mayor inversión en los últimos años entonces creo que la mantención en la infraestructura ha sido insuficiente, se requiere una inversión importante.»

La falta de equipamiento implicó que el Hospital Provincial funcionara sin Rayos X durante semanas, lo que se tradujo en que los pacientes debieran viajar a Concepción para poder realizar este tipo de exámenes, situación que fue resuelta esta semana gracias a las gestiones de los propios trabajadores que implicó que se aprobaran 3000 millones en recursos para equipamiento, consiguiendo además un equipo de Rayos X (en arriendo) con el compromiso de comprar uno de aquí a fin de año. Asimismo, era el único servicio de salud en todo Chile que sin escáner, pese a que el financiamiento está comprometido pero hasta la fecha no se ha concretado la ejecución.  Por ahora todos los escáners se van a hacer a Concepción, ya sea en el Hospital Regional o en centro radiológicos privado.

Sin embargo, uno de los aspectos que no ha encontrado solución ha sido dentro del ámbito del personal «necesitamos profesionales en el ámbito de la matronería, ginecología, TENs, y otras muchas áreas en que a estas alturas ya estamos con déficit crítico. La UTI necesitaba kinesiólogos, lavandería necesita auxiliares y varios funcionarios que llevan años a honorarios deben pasar a contrata» señala el dirigente.

El 99% de los partos de la Provincia en el ámbito público se realizan en el hospital de Curanilahue, y dado la disponibilidad de tiempo, recursos y materiales, es necesario al menos un turno más de matrona y ese requirimiento está hecho hace más de tres años. Esto se traduce en sobrecarga para el equipo completo del servicio y en un mal clima laboral, explica el dirigente.

«La situación se repite en otros hospitales de la comuna, por ejemplo en el de Lebu, tienen los mismos problemas de personal, infraestructura, equipamiento. Estuvieron semanas sin unidad de esterilización por falta de insumos, que es lo básico para funcionar. Entonces estamos en una crisis financiera que puede transformarse en una crisis sanitaria». Lebu está en un proceso de normalización, de diseño del nuevo hosptial, puesto que es de los hospitales de infraestructura antigua que queda en la provincia junto a Contulmo y Arauco. Sin embargo, mientras se termina este las dependencias son insuficientes, en cantidad de camas, box de antención, «si vas para allá te vas a dar cuenta que hay oficinas instaladas en conteiners afuera, tienen brecha de personal gran parte trabajando por honorarios» asegura Alfredo Díaz.

Por su parte, el hospital de Contulmo incluso han vivido episodios de quedarse sin suministro de fármacos para diabéticos, porque había que priorizar el gasto en proveedores algunos dejan de llegar, «pero la respuesta era siempre la misma: No hay presupuseto.» Afortunadamente, esta situación se pudo mejorar gracias y se pagaron los proveedores.

Finalmente, desde la Fenpruss hacen un llamado a las autoridades de la zona para que se empapen del tema y colaboren con soluciones y a la población a organizarse, participar organizaciones de usuarios y a exigir sus derechos.