Mauricio Concha, comerciante ambulante: «siempre han buscado borrarnos de las calles, quitarnos nuestro sustento».

Mauricio Concha, comerciante ambulante: «siempre han buscado borrarnos de las calles, quitarnos nuestro sustento».

Por Flavio Araneda / resumen.cl

Desde que asumió la Alcaldía de Concepción el DC Álvaro Ortiz, los deseos de la Cámara de Comercio penquistas de reprimir a los comerciantes ambulantes en la ciudad comenzaron a hacerse realidad. Primero fueron las multas a quienes fueran sorprendidos comprándoles y después la represión directa de Fuerzas especiales de Carabineros en las calles. Hoy el gremio del gran comercio penquista busca que los parlamentarios modifiquen la ley para que su actividad sea considerada un delito penado por ley.

El Presidente de la Cámara de Comercio y Turismo A.G. de Concepción, Arturo Dellatorre, catalogó de urgente el proyecto de ley que busca criminalizar el comercio independiente en la calle.

“A los legisladores reiteramos la solicitud para elaborar un proyecto de ley para sancionar a quienes sean sorprendidos ejerciendo el comercio ilegal ambulante. Hoy lo que existe es sólo una multa a una infracción de una ordenanza municipal, de ahí la necesidad de otorgar mayor drasticidad a esta sanción” señaló al Diario de Concepción.

Mauricio Concha, dirigente de los comerciantes ambulantes que se emplazan a un costado del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente, argumentó que los dichos del presidente de la Cámara de Comercio de Concepción son el reflejo de lo que quieren lograr de hace muchos años. “Esas personas siempre han buscado borrarnos de las calles, quitarnos nuestro sustento, buscan criminalizar aún más nuestro trabajo”.

Sin embargo, -pese a las intenciones de los representantes de los grandes comerciantes de la ciudad- el dirigente afirmó que los ambulantes del Hospital están en diálogo con la gobernación para establecer una mesa de trabajo con el Servicio de Impuestos Internos, Carabineros de Chile y la alcaldía de la ciudad. ”Desde hace un mes no existe represión por parte de Carabineros ni desalojos o que nos quiten nuestras pertenencias; tenemos un diálogo con la gobernación para regularizar la situación, queremos tener patentes de trabajo, pagar el debido impuesto para trabajar tranquilos en la calle Janequeo”.

La resistencia de los ambulantes a las multas y la represión policial han sido importantísimas a la hora de ganar un lugar en la ciudad y así poder trabajar para sobrevivir. La medida del Alcalde Ortiz pareció durante estos años una medida excesiva contra personas que solo buscan tener un sustento para sobrevivir.

Concha comenta que en la actualidad existe un proyecto para establecer 60 puestos de venta al costado del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente de Concepción. “Primero tiene que ser igual para todos, que cada uno tenga un módulo de estructura metálica 1,8 metros cuadrados, con techos impermeables, que sean desmontables. Esta inversión es necesaria para que nuestra fuente de trabajo no muera”. explica.

Los ambulantes del hospital esperan que el segundo semestre del presente año se materialicen los proyectos de regularización. “En las próximas reuniones con las autoridades esperamos seguir  avanzado, que los permisos se vayan otorgando a cada uno de los puestos de trabajo en la calle Janequeo” afirma el dirigente.

Estas leyendo

Mauricio Concha, comerciante ambulante: «siempre han buscado borrarnos de las calles, quitarnos nuestro sustento».