Advertisement

Movimiento en defensa de terrenos de Longaví acusa poco compromiso de las autoridades ante remate de Bienes Nacionales

Mientras los vecinos y vecinas del "Movimiento Los Laureles" realizan campañas comunitarias para conseguir apoyo y detener el remate de tierras, son casi nulas las personalidades políticas que han apoyado su causa, partiendo por el alcalde, quien ha visto con buenos ojos aquellas ventas.

Por Christopher Cortez

Tal como informó RESUMEN a inicios de año, habitantes del sector Los Laureles, Longaví, región del Maule, comenzaron un movimiento en defensa de bosques nativos y terrenos que serán rematados según acusan, de forma fraudulenta. Esto, porque a las tierras se les cambió el rol respecto al uso de suelo. Aquellas aparecían como terrenos agrícolas, cuando allí hay bosques, flora y fauna protegida, por lo que el daño ecológico sería irreversible hacia una zona única en dicha región, situación que generó un descontento e impulsó la campaña.

Por si fuera poco, dentro de los lotes se encuentra «la Junta de Vecinos, la multicancha y las áreas de esparcimiento, las cuales han sido el lugar de encuentro de la comunidad desde hace más de 50 años", indicó Dagoberto Fuentes, parte del movimiento, en aquel entonces a este medio.

Te puede interesar| Bienes Nacionales busca rematar terrenos en Longaví sin considerar a vecinas/os ni impacto ambiental

Esto las y los llevó a interponer un recurso de protección el pasado 3 de enero ante Bienes Nacionales, instancia que se resolvió durante el mismo mes. "Recibimos la noticia que fue acogido, pero con la "no innovación" sobre el rol de los suelos. En la práctica entonces, no es nada, la cuestión sigue en las mismas", señala Fuentes en un nuevo contacto. Con esto, el proceso sigue prácticamente tal cual.

Hace poco tiempo, el propio ministro de la cartera, Julio Isamit, envió una carta diciendo que ellos no tenían antecedentes de que se afectara bosques dentro de este remate, ni tampoco a alguna comunidad. "Eso habla de la ignorancia que tienen los políticos sobre las zonas. Independiente de nuestros informes (que han presentado como respaldo), como organismos del Estado deberían tener la información", reflexiona Fuentes.

En el actual escenario, "el rol del alcalde hasta el momento es nulo. Antes de formar el movimiento, nos acercamos como junta de vecinos a la municipalidad y no recibimos ningún tipo de ayuda. Después, conversamos con algunos concejales que nos prometieron cosas y nunca llegó nada. De los funcionarios municipales nada. Ahora, que aparecieron las cámaras (24 horas Maule realizó una nota en el lugar), llegó el alcalde", relatan desde el movimiento.

Asimismo, se vieron sorprendidos ante la postura del edil, Cristián Menchaca Pinochet (UDI), ya que se manifestó abiertamente en apoyo a las ventas que agrupan 113 hectáreas de bosque nativo para futuros fines agrícolas. "De hecho, nos echaba para abajo el movimiento. No cuestionaba nada, sino que invitaba a la gente de todo Chile a invertir en el remate".

Fotografía: enviada a RESUMEN.

Ante el casi nulo apoyo por parte de autoridades, a excepción del diputado Jaime Naranjo, "quien nos ayudó a que la información llegara a Bienes Nacionales, a Contraloría y al Congreso, donde no tuvo mucho efecto entre los parlamentarios", decidieron continuar con movimientos autónomos de difusión en medios de comunicación y la propia comunidad.

Fue así como este lunes generaron una "intervención educativa", como ellos y ellas llamaron, para informar del problema a las y los habitantes de la localidad en plena Plaza de Longaví, para dar a conocer la situación medioambiental a la que se ven enfrentados. "Fue una instancia súper bien aprovechada. Utilizamos el espacio para conseguir firmas, socializar el problema dentro de la comuna de Longaví, explicarle a la gente cómo este es un remate que les afecta en el sentido de que se están rematando los últimos bosques y todas las implicancias que este tiene para la vida de la comuna, como el agua", manifestó Fuentes, quien fue parte de la actividad.

Fotografía: enviada a RESUMEN.

En la actualidad, han conseguido más de tres mil firmas digitales gracias a su trabajo en redes sociales, y ayer sumaron alrededor de 300 de forma presencial. Indican que es algo más bien simbólico, con el objetivo de validar su lucha con la propia población de la comuna, que poco a poco recepciona el mensaje.

Por lo demás, se mantienen expectantes a lo que anuncie Bienes Nacionales, desde donde señalaron que no hay fecha definida para comenzar a recibir ofertas para la compra de los bosques.

Estas leyendo

Movimiento en defensa de terrenos de Longaví acusa poco compromiso de las autoridades ante remate de Bienes Nacionales