Municipio de Hualpén entrega patrimonio natural a empresas inmobiliarias contra la opinión de la comunidad

[resumen.cl] Actualmente se encuentra en discusión el anteproyecto del Plano Regulador Comunal (PMC) de Hualpén, mecanismo que configura institucional y territorialmente toda la comuna. Uno de los puntos más polémicos ha surgido por la disputa entre la comunidad y las empresas inmobiliarias debido al destino de humedales y extensas zonas con alto valor cultural y ecológico como el Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén. Sin embargo, en un acto de arrogancia y desdén hacia la comunidad el Concejo Municipal del día 26 de Julio, rechazó todas las observaciones ciudadanas dando luz verde para que las inmobiliarias se apropien y lucren con el patrimonio natural de la comuna.

El Concejo Municipal extraordinario realizado a fines del mes de julio en Hualpén tenía como finalidad analizar las 47 observaciones ciudadanas que la población de Hualpén realizó al anteproyecto del Plan Regulador Comunal. Algunos de los temas más sentidos por la comunidad que se reflejaron en estas observaciones guardaban relación con la preservación de los pocos lugares de recreación ambiental y biodiversidad que aún se mantienen en la comuna. Sin embargo, en un acto de autoritarismo los y las concejalas de la comuna decidieron no considerar ninguna de las observaciones de la ciudadanía.

Sector Parque Central de Hualpén y Humedal Vasco de Gama a su costado derecho

 

La actuación del Concejo Municipal, al que la alcaldesa de la comuna no asistió, resultó ser más escandalosa, porque en la misma sesión se acogió por mayoría la observación presentada por la Empresa Inmobiliaria Valmar que evita que el Humedal Vasco de Gama de Hualpén sea considerado como una zona verde, permitiendo que la inmobiliaria utilice esta zona como equipamiento empresarial.

Todo esto después de la presión y observaciones de los vecinos y vecinas organizados del sector Parque Central que habían logrado que el municipio se comprometiera a conservar el humedal Vasco de Gama. Sin embargo durante el citado Concejo Municipal los ediles cambiaron de parecer en el contexto de presiones de la empresa que incluso ingresó un recurso de protección a la Corte de Apelaciones en contra del municipio para así quedarse con el poder sobre el humedal. Es así como se vuelve a poner al descubierto un caso en donde la autoridad política cede ante las presiones de las empresas inmobiliarias, en desmedro de la opinión de la comunidad.

Rellenos en el humedal por parte de la empresa inmobiliaria Valmar

En conversación con Resumen representantes del Comité en Defensa del Humedal Paicaví, organización que también es parte de la Red de Humedales del Biobío, comentaron que "más allá del hecho puntual esto demuestra que los municipios son muy fáciles de intervenir por la empresa, entonces el mecanismo de participación es lo que muestra sus falencias. Se nota la poca consistencia y el poco peso político de los concejales, la facilidad de la empresa de llegar a los concejales a hacer lobby. El hecho de que la empresa haya podido operar con tanta facilidad, versus la opinión de la comunidad, habla de que el instrumento de participación y los mecanismos de participación son los vulnerables".

Por su parte Luisa Valenzuela, vecina de Parque Central y parte de la organización vecinal que protege al humedal en el sector, explicó que "los humedales son la reserva de agua dulce, albergan biodiversidad, los humedales tienen plantas purificadoras. En el invierno es una esponja para la lluvia, regula el clima, recién se le está poniendo el valor de tener un humedal". Además la entrevistada manifestó sus temores ante nuevas y peores inundaciones en su población ante rellenos del humedal.

 

Luisa Valenzuela vive frente al humedal Vasco de Gama en Parque Central. Esta vecina hace años viene defendiendo el humedal por sus beneficios culturales y ecosistemicos para la población, así como para la protección de la biodiversidad de la zona.

 

Al igual que otras zonas residenciales construidas sobre rellenos de humedales, el sector Parque Central ha sufrido severas inundaciones. Estas deficiencias en la planificación y la construcción se suman a las sufridas por otros sectores de la comuna en donde la urbanización sobre humedales ha presentado fallas graves en el sector de El Solar de Hualpén y Condominios Altos de Hualpén, entre otros.

Además de lo citado sobre el Humedal, la comunidad se organizó para generar una serie de observaciones ciudadanas al Plano Regulador Comunal, muchas de las cuales tenían que ver con ingresar medidas mínimas para proteger zonas del Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén, el cual actualmente se encuentra en peligro por inmobiliarias asociadas a diversos empresarios.

 

También puedes ver: Los peligros que acechan a la península de Hualpén: el único Santuario de la Naturaleza del Biobío

 

Uno de estos empresarios beneficiados con un negocio inmobiliario en el Santuario es Felipe Yaconi, quien estuvo involucrado, según medios de comunicación, en el caso de corrupción y estafa vinculado al político penquista Rafael Garay. También los hermanos Navarrete Rolando dueños del cuestionado complejo químico e industrial Oxiquim.

 

Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén, otro espacio entregado a las inmobiliarias.

También puedes ver: Los poderosos dueños del Santuario de la Naturaleza en Hualpén y su prontuario medioambiental

 

Vecinos y vecinas de Hualpén y el Gran Concepción se han manifestado en defensa del Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén, el único Santuario de la región del Biobío, el que tiene una gran significación cultural y recreativa para la comunidad y una alta importancia para la conservación de la diversidad biológica del ambiente local. Sin embargo, el rechazo de todas las observaciones ciudadanas por parte del Municipio demuestra cómo los y las ediles están trabajando para las empresas inmobiliarias, y no para la comunidad que los escogió.

Es así como a través de una actuación arrogante y displicente hacia la comunidad, el municipio de Hualpén entregó a las inmobiliarias parte invaluable de su patrimonio ecológico, sin acoger ninguna de las observaciones que realizaron los vecinos y vecinas. Este como muchos otros casos demuestra como intereses políticos y empresariales se conjugan en contra de las opiniones de la comunidad y en desmedro del patrimonio cultural, recreativo, natural y ambiental.