MÚSICA| Ensamble de Rabeles busca recuperar la práctica de de este instrumento

[resumen.cl] «Rabeles» es el nombre del primer disco del Ensamble de Rabeles, un proyecto musical que promueve un vasto repertorio de música tradicional y la recuperación de la práctica de de este instrumento. Este jueves 25 de noviembre, a las 18:00 horas harán su lanzamiento en la Biblioteca Nacional de Chile en formato híbrido (presencial y virtual).

El Ensamble de Rabeles, conformado por Ignacio Reyes, payador y poeta popular; Magdalena Espinoza, cultora; y la también violinista, Danka Villanueva. El disco es la primera producción musical chilena cuyos instrumentos acompañantes son únicamente rabeles en un intento por revitalizar este instrumento, a través de la interpretación de música de tradición y raíz folclórica.

De acuerdo a su comunicación, cantores/as y payadores/as de destacada trayectoria se sumaron a participar de la grabación del disco: Morelia Rodríguez, Chabelita Fuentes, Cecilia Astorga, Carla Catalán, Manuel Sánchez, Dángelo Guerra, ‘Bigote’ Villalobos, Mauricio Vega, Jorge Yáñez y ‘Huaso’ Castillo. El registro sonoro está acompañado, además, del arte de Pedro Chacón, artesano y pintor.

Lanzamiento de «Rabeles»

El rabel es uno de los instrumentos musicales traídos tempranamente por conquistadores españoles a América. Se habla que particularmente fue la congregación jesuita la que distribuyó el instrumento por distintas zonas del territorio. Háblanos del proceso por el cual el rabel fue incorporado al arte mestizo posterior.

Magdalena Espinoza: Precisamente, el rabel llegó a América de mano de conquistadores, y del mismo modo que un número importante de instrumentos, adquirió nuevos tinte en el continente, ya sea por variación en la forma de ejecución, o por diferencias en las formas de construcción.

Es así como a lo largo del territorio americano es posible encontrarse con un variopinto número de violines o instrumentos de cuerda frotada, con distintas formas de construir y de tocar (Bolivia, Brasil, Paraguay, entre otros)

Es en el territorio nacional, de hecho, donde incluso podemos encontrarnos con variados rabeles, los que son ejecutados para distintos fines. Es así como en la región de O´Higgins se habla de un uso acompañante para canto a lo poeta. Mientras que en el Maule se utilizaba para acompañar cuecas y tonadas. Las formas constructivas varían de tamaño, maderas y cajas.

– ¿Qué representa para ustedes la interpretación del rabel en esta época? ¿Por qué es relevante su ejecución y la difusión de esta?

Danka Villanueva: Viéndolo desde afuera, hoy en día tocar un instrumento como el el rabel representa una resistencia cultural a las nuevas formas de hacer música, es una llamado a la pausa e impregnarse de cosas que van mas allá de las notas musicales, mas allá del virtuosismo es entender de apoco todo el mundo que lo rodea.

Al ser tocado seguimos dándole vida, y respetuosamente se sigue nutriendo de otros elementos. Es importante generar esa curiosidad a temprana a edad como se a generado con el tradicional violín, cellos... ojalá que de a poco se vayan formando pequeños ensambles de rabeles, payadores y cantores en todo el país.

Coordenadas del lanzamiento de Rabeldes, Ensamble de Rabeles

Jueves 25 de noviembre a las 18.00h

Sala América de la Biblioteca Nacional

*Formato híbrido

Reservas en el correo ensamblerabeles@gmail.com

Transmisión en vivo por redes sociales Biblioteca Nacional

IG @bnchile FB @BibliotecaNacionaldeChile.

IG @ensamblerabeles FB @ensamblederabeles

.

.

Estas leyendo

MÚSICA| Ensamble de Rabeles busca recuperar la práctica de de este instrumento