Advertisement

Nueva masacre estudiantil en EE.UU. reafirma necesidad de restringir venta de armas a civiles

Un adolescente de 18 años asesinó al menos a 18 niños/as y 2 profesoras en una escuela primaria Robb de Uvalde, cerca de San Antonio en Texas. Las victimas eran estudiantes de entre segundo y cuarto básico, con edades entre los 7 y 10 años. En Estados Unidos se ha reavivado el debate sobre la necesidad de restringir el uso de armamento, que actualmente es de libre venta y caracteriza al país con la frecuencia más alta de tiroteos a civiles en el mundo.

 

Por: Alberto San Martín

 

El atacante identificado como Salvador Ramos cumplió 18 años hace poco y no presentaba antecedentes penales. Se le ha descrito como un joven que sufría bulling, acoso escolar y problemas familiares.

Antes de perpetrar la brutal masacre le disparó a su abuela en la cabeza y anunció sus intenciones a través de mensajes de Facebook e Instagram.

A las 11:32 hora local, comenzó el tiroteo luego de que el atacante estrellara una camioneta en una zanja en las afueras de la escuela.

Portaba el controvertido rifle automático AR-15 junto a varios cargadores. Esta arma ha sido usada en varios tiroteos contra civiles y es de venta frecuente en el país.

El brutal ataque se desarrolló por 45 minutos y se evalúa qué medidas fallaron. En unos 45 minutos Salvador Ramos asesinó a sangre fría a los niños y niñas, mientras sus compañeros y compañeras huian o se escondían aterrorizados.

Posteriormente, recién a las 13:06 hora local, el tirador fue abatido de un disparo en la cabeza por agentes de policía.

Familiares y amigos de las víctimas, han dejado mensajes desgarradores de despedida a sus seres queridos en redes sociales.

 

 

El lobby de las armas en Estados Unidos

Este 2022 ha van más de 200 tiroteos masivos en EE.UU mientras sectores de ultraderecha y del Partido Republicano se niegan a restringir y poner freno a la venta abierta de armas a civiles.

En el Congreso de Estados Unidos, al menos 60 senadores deberian votar a favor para regular el porte de armas. Cuestión que no sucede debido a los intereses de estos grupos ya sea con las propias empresas armamentistas o con el delirante discurso de seguridad anti-inmigrante y antipobres de los sectores más derechistas.

Con esta nueva masacre, el debate se ha revivido en Estados Unidos, y muchas personalidades públicas han emplazado abiertamente a los ultraderechistas republicanos.

 

 

 

Una interpretación de la constitución muy conveniente para el negocio armamentista

La segunda enmienda de la constitución de Estados Unidos, del año 1791 dice: «siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas»

Se trataba de la época posterior a la guerra de independencia de Reino Unido, y ad portas de la expansión que masacró a los pueblos originarios del oeste norteamericano.

Siglos después, Estados Unidos se convirtió en la principal potencia armamentista del mundo, y la capacidad de adquirir armamento de última generación para quien pueda pagarlo, dista mucho de los mosquetes de la guerra de independencia del siglo XVIII.

Actualmente, la denominada Asociación Nacional del Rifle declara «La Segunda Enmienda sigue siendo fundamental para proteger los derechos de los propietarios de armas que respetan la ley»

Es un influyente grupo con unos 5,5 millones de miembros y se opone a cualquier regulación de las armas de fuego.

 

 

Imagen principal: Escuela primaria School después de la masacre. Créditos: Jae C. Hong / Associated Press. Extraída de https://www.dallasnews.com

 

Estas leyendo

Nueva masacre estudiantil en EE.UU. reafirma necesidad de restringir venta de armas a civiles