La obesidad acelera el comienzo de la pubertad en niños, reporta estudio hecho en Santiago de Chile

En Salud

[resumen.cl] Un estudio encontró evidencia que indica que la obesidad infantil está vinculada un prematuro inicio de la pubertad en niños de la ciudad de Santiago de Chile. Esto implica diversas complicaciones de salud tanto físicas como psicológicas en la adolescencia y en la edad adulta. Este hallazgo se enmarca en un contexto general de aumento de la obesidad infantil y adulta en Chile. 

 

La obesidad ha sido definida como una enfermedad crónica cuyos orígenes pueden tener muchos factores. Se caracteriza por una gran acumulación de grasa (reserva energética para los mamíferos) en el cuerpo que puede poner en peligro la salud. La OMS indica que hay obesidad cuando el índice de masa corporal (cociente entre el peso y la estatura de una persona al cuadrado) es igual o superior a 30 kg/m2

La obesidad infantil es considerada como un grave problema de salud que ha aumentado fuertemente en las últimas décadas en todo el mundo. Esta puede derivar en amenazas a la salud tales como: diabetes, hipertensión arterial, problemas cardíacos, problemas de sueño, cáncer, entre otras.

Un informe de la OCDE había reportado que en 2016, un 39,8% de la población chilena tenía sobrepreso, y un 34,4% era obeso, destacando que estos valores están entre los índices más altos dentro de los países OCDE.

El informe también advierte que en Chile el índice de sobrepeso y de obesidad infantil es de casi 45%, lo que es considerablemente más alto que el promedio de la OCDE, que bordea un 25%. «La alta prevalencia de Chile del sobrepeso y de la obesidad infantil puede ser considerada 'una bomba de tiempo para la salud'» señaló el informe.

 

También puedes ver: Investigan la relación entre posición socioeconómica y educación en la infancia con enfermedades crónicas en la adultez en Chile 

 

Cabe señalar que el término «sobrepeso» también se puede usar en lugar de «obeso» especialmente cuando se habla de obesidad infantil, ya que es menos estigmatizante.

 

Estudio halla evidencias de relación entre obesidad e inicio temprano de la pubertad en niños

Anteriormente se había reportado que las niñas pasaban por la etapa de pubertad más tempranamente si presentaban obesidad. Ahora se sabe que los niños con obesidad también entran en la pubertad a más temprana edad que el promedio, de acuerdo a un nuevo estudio presentado a finales de marzo en la reunión anual de la Sociedad Endocrina en Nueva Orléans, Luisiana, Estados Unidos.

En 527 niños chilenos de entre 4 y 7 años, con obesidad total corporal y obesidad central, o exceso de grasa de vientre, fueron asociados con mayores promedios de comienzo de la pubertad antes de los 9 años, reportaron investigadores de la Universidad de Chile en Santiago.

«Con el incremento de la obesidad infantil alrededor del mundo, ha habido un gran avance en la edad en la cual la pubertad comienza en las niñas» señaló al sitio web de la Sociedad Endocrina la investigadora María Verónica Mericq «Sin embargo, en niños la evidencia era controversial»  agregó.

Algunos estudios en los Estados Unidos habían encontrado que la obesidad retrasaba la pubertad mientras que otro estudio había mostrado que solamente el sobrepeso pero no la obesidad inducían a una temprana pubertad en niños. En contraste, resultados de un estudio desde Europa mostraron temprana pubertad en niños tanto con sobrepeso como con obesidad.

Cabe señalar que una pubertad temprana, llamada también pubertad precoz, está relacionada con disminución en el crecimiento y problemas socioemocionales, según señaló la Red de Salud Hormonal.

En el estudio, la pubertad fue considerada precoz usando una medida estándar para niños: crecimiento de los testículos (mayor que 3 centímetros cúbicos o cerca de 0,09 pulgadas cúbicas) antes de los 9 años. Para determinar la obesidad central, se calculó el índice de masa corporal, establecido a partir de la relación entre el peso y la altura.

El equipo de investigación encontró que la prevalencia de la obesidad total incrementada con la edad aumentó desde 22% para niños de 6 y 7 años a 28,6% a los 11,4 años, el promedio de inicio de la pubertad para este grupo. La obesidad central también se incrementó en ese lapso de tiempo, desde 11,8% a 17,4%.

Pubertad precoz fue reportada en 45 niños, o 9% del total. La obesidad total y la obesidad central desde edades de 4 a 7 aumentaron los promedios de pubertad temprana en comparación con los que presentaban un peso más saludable.

Por ejemplo, entre niños de 5 a 6 años, aquellos con obesidad tuvieron cerca de 2,7 veces los promedios de inicio de la pubertad temprana, y aquellos con obesidad central tuvieron casi 6,4 veces promedios más altos de pubertad antes de los 9 años.

«La pubertad temprana puede incrementar el riesgo de problemas de comportamiento y en niños podría estar relacionado a mayor incidencia de cáncer testicular en adultos» señaló Mericq. «Nuestros resultados sugieren que controlar la obesidad epidémica en niños podría ser útil para un decrecimiento de estos riesgos» agregó

 

Altos niveles de obesidad infantil en Chile

En febrero se revelaron algunos resultados del Mapa Nutricional 2018 de la Junta de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb). Estos resultados indicaron que los niños y niñas prekinder, kinder y primero básico aumentaron su índice de obesidad en 1,8 puntos porcentuales en comparación a 2017.

 

El informe reporta el aumento en la obesidad en estudiantes de nivel preescolar (Kinder), con un crecimiento de 2,5 puntos porcentuales mientras que destaca que el nivel de primero medio presentó un descenso en sus niveles.

 

 

 

Un informe de la FAO publicado en 2018 advertía el aumento de la obesidad a nivel global, con 672 millones de personas afectadas equivalentes al 13% de la población mundial adulta.

 

 

También puedes ver: La producción alimentaria debe cambiar radicalmente para mejorar la salud humana y evitar daño catastrófico al planeta

 

 

Además, el informe destacaba que 1 de cada 9 personas en el mundo sufren hambre. El número de personas con privación crónica de alimentos aumentó desde 804 millones de personas en 2016 hasta casi 821 millones en 2017.

 

Foto: Un niño con sobrepeso. Extraída de: http://www.lostiempos.com