París inaugura un paseo en homenaje a la resistente antifacista Neus Català

[resumen.cl] Un paseo de París llevará el nombre de esta comunista catalana con una votación unánime de todos los grupos políticos. La inauguración realizada este viernes 4 de octubre, contó con representación de autoridades francesas, españolas y catalanas. El paseo esta en el distrito 11 de la capital francesa, en torno al bulevard Charonne, cerca del cementerio del Père Lachaise​

El alcalde del distrito 11 de París, François Vauglin, señaló que dedicar el paseo a Neus Català "es dar sentido y contenido a lo que compartimos todos, el espacio público". En nombre de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, intervino la representante para "la Memoria y el Mundo Combatiente" de la capital francesa, Catherine Vieu-Charier. Esta ensalzó a Català como "heroína" y terminó su parlamento, en castellano y catalán, repitiendo la frase: "Que tu vida sea un ejemplo para los jóvenes de todo el mundo".

Un poco de historia

Neus Català Pallejà (Guiamets, Tarragona; 6 de octubre de 1915 – Guiamets, 13 de abril de 2019) fue la última sobreviviente del campo de concentración nazi de Ravensbrück, también conocido como "El puente de los cuervos", ubicado al norte de Berlín, exclusivo para mujeres, donde fueron asesinadas aproximadamente 92 mil de ellas. Se estima que por Ravensbrück pasaron cerca de 132 mil mujeres de más de 43 nacionalidades distintas, entre los grupos más números estuvieron las polacas que se estiman en mas de 40 mil mujeres, 26 mil judías, 20 mil rusas, 8 mil francesas, mil holandesas, también estuvieron allí 400 refugiadas de la guerra civil española, principalmente catalanas. Las mujeres de Ravensbrück estaban allí básicamente por motivos políticos, eran luchadoras antifascistas, sindicalistas de organizaciones opuestas al nazismo.

Neus Català, fue una de las fundadoras de las Juventudes Socialistas Unificadas de Cataluña, adcritas al Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), única organización perteneciente a la Tercera Internacional formada por Lenin, de una nación sin estado: Cataluña. En el seno del la Tercera Internacional o Internacional Comunista, coexistían tanto el Partido Comunista de España y el PSUC en igualdad de condiciones y tras la derrota de la República, en el exilio, los y las comunistas catalanes mantuvieron su propia organización, incluso en Chile, tras la llegada del Winnipeg a Chile muchos de quienes se refugiaban de la Guerra Civil Española siguieron dan vida al partido.

Iniciada la Guerra Civil, Neus Català se tituló de enfermera en 1937, trasladándose a Barcelona. El año 1939, en las postrimerías de la República y a punto de caer Barcelona, Neus se encargó de cruzar la frontera francesa con 180 niños huérfanos de la guerra.

En Francia, Neus debió vivir la invasión nazi, incorporándose a la Resistencia. En su casa se centralizó la recepción y transmisión de mensajes, armas y documentación, además de dar refugio a exiliados catalanes. En 1943 fue denunciada a las autoridades nazis por un farmacéutico de Sarlat; la detuvieron junto a su marido. Encerrada y torturada en Limoges, en el año 1944 fue deportada al Campo de Concentración y Exterminio de Ravensbrück, donde fue obligada a trabajar en la industria de armamento. Allí formó parte del llamado "Comando de las gandulas", un grupo de mujeres que se organizo al interior del campo para boicoteaba la elaboración de las armas que se fabricaban. Gracias al sabotaje, muchas mujeres forzadas a trabajar en aquella fábrica inutilizaron unos diez millones de cartuchos y estropearon numerosas máquinas de fabricación de armamento.

Después de ser liberada en Alemania Neus regresó a Francia, donde continuó su lucha clandestina contra el franquismo. Muy activa cruzó innumerables veces la frontera para llevar material y recursos a las organizaciones clandestinas que luchaban contra Franco. Durante su vida siguió ligada al PSUC y a las organizaciones políticas que derivaron de este partido.

El año 2006 fue escogida Catalana del Año por su defensa de la memoria de las más de 92.000 mujeres que fallecieron en el campo de concentración de Ravensbrück. El año 2014, a los noventa y nueve años, el Ayuntamiento de Barcelona le otorgó la Medalla de Oro al Mérito Cívico como reconocimiento por su tarea de preservación de la memoria histórica, la lucha antifascista y la defensa de los derechos de las mujeres. En 2015 recibió la Medalla de Oro de la Generalidad de Cataluña, por su lucha por la justicia y las libertades democráticas, la memoria de los deportados y deportadas a los campos de exterminio nazi, y la defensa de los derechos humanos.

El 1 de Octubre de 2017, con 102 años de edad, Neus Català fue una de los más de 2 millones de catalanes y catalanas, que participaron del referéndum independentista, a pesar de la prohibición que el Estado español hizo de dicha consulta y de la represión que desataron contra los centros de votación y los y las votantes. A los 102 años Nues seguía combatiendo a los herederos del franquismo.

En febrero de 2019, por voto del Consejo de París, la ciudad de París le otorgó la Medalla ‘Grand Vermeil’, la mayor distinción de la capital francesa. Neus murió el 13 de abril del 2019 a los 103 años de edad, sin embargo en julio del 2019 el Consejo de París votó, por unanimidad de todos los grupos políticos, la creación de una calle en su memoria, la cual fue inaugurada este viernes el 4 de octubre del 2019.

Fotografía: Neus Catala votando en el proscrito referéndum independentista del 1 de octubre en Cataluña. Tomada de la cuenta twitter de David Fernandez @HiginiaRoig