Patada al tablero político argentino: Cristina Fernández desiste de su candidatura a la presidencia

Patada al tablero político argentino: Cristina Fernández desiste de su candidatura a la presidencia

Por Joaquín Pérez / Resumen.cl

El pasado sábado 18 de mayo, exactamente a las 5 de la mañana hora Argentina, la ex presidenta Cristina Fernández, viuda de ex presidente Néstor Kirchner, anunciaba que participaría como candidata a la Vicepresidencia, desistiendo con ello de su postulación a la presidencia y cediendo el puesto al jurista Alberto Fernández, quien el año 2012 fundó el Partido del Trabajo y la Equidad (PARTE) que integra el Frente Renovador que el año 2015 levantó la candidatura de Sergio Massa a la presidencia Argentina, que compitió contra Cristina y Macri en esos comicios, convirtiéndose con el 21,39% en la tercera fuerza en esos comicios.

La decisión sorprendió a todo el mundo político argentino y tuvo alta repercusión internacional, considerando que todos los sondeos, desde hace más de un mes a la fecha indicaban que había roto su techo electoral, mientras el actual presidente Mauricio Macri había roto su piso, ampliándose la diferencia en más de 15 puntos porcentuales.

Cristina superaba ya el 40 % de los apoyos en las encuestas, y más de 15% a su competidor, lo que permitía según la ley electoral en argentina, convertirse en presidenta en primera vuelta, sin necesidad de balotaje.

Sucesivas elecciones provinciales daban cuenta de lo mismo, las ultimas 9 elecciones provinciales realizadas en Argentina terminaron con sendas derrotas del Macrismo, la última de ellas ayer domingo donde el candidato peronista Sergio Ziliotto logró más del 52 por ciento de los votos y le sacó una ventaja de 20 puntos al radical Daniel Kroneberger, apoyado por el gobierno de Macri. En Santa Rosa, la capital provincial un joven dirigente de la Campora (juventud kirchnerista) , Luciano Di Nápoli desplazó al radical Leandro Altolaguirre. 52% por ciento de los votos, contra el 26%.

Encuestas y elecciones regionales coincidían en lo mismo, la exmandataria había logrado superar la máxima de la oposición al macrismo: “Sin Cristina no se puede, sólo con ella no alcanza”, ella por sí misma podía derrotar a Macri y es que el candidato neoliberal ha llevado a la Argentina a una de sus peores crisis económicas, comparables a los peores momentos de De la Rua o Menem, otros que también exploraron vías neoliberales en Argentina.

Con el país convertido en un desastre, muchos críticos al Kirchnerismo se mostraban dispuestos a la alternativa de Fernández como forma de salvación nacional, desde la izquierda surgían voces llamando a un Frente Patriótico, frente al desastre causado por el gobierno de Macri que pese a contraer la mayor deuda histórica jamás otorgada por FMI, continúa con una economía sin visos de mejora, creciente inflación y pobreza.

Macri en todos estos años ha basado su capital político en culpar al gobierno anterior de todos los males de la Argentina, pero con tres años gobernando y los desastres lejos de disiparse se profundizan, su retórica se hace insostenible y se agota. En ese contexto Crisitna con su bajada a la presidencia “le corre el arco”, lo deja “off side” en jerga futbolera, Macri de hecho responde a la jugada atacándola a ella, cuando ya no es su rival, en una muestra de su desconcierto o lo descolocado que lo deja la jugada política de la ex mandataria.

Además de bajar su candidatura, Fernández señaló otra cosa: esta dupla se presentaba a primarias o PASO como son denominadas en la Argentina, en un claro llamado a ampliar el espacio político hacia el conjunto del peronismo, ir más allá del kirchnerismo (izquierda del peronismo). Varios candidatos peronistas anunciaron ya su bajada y que se sumaran al nuevo proyecto Fernández – Fernández, el propio Massa que compitió con Cristina, pero que tuvo como jefe de campaña Alberto Fernández, manifestó palabras de elogio hacia el candidato.

La izquierda también queda descolocada la aproximación de la expresidenta al centro político, derrumba los planes por el cual muchos apostaban: un Frente Amplio, o Frente Patriótico, entre el Kirchnerismo y la Izquierda, contra el desastre al que ha conducido a la Argentina el gobierno de Mauricio Macri.

Las repercusiones de este terremoto político aún están por dilucidarse, algunos aún no salen de su estado de shock, pero en algún momento deberán mover piezas, lo que si queda claro que de aquí a octubre cuando se celebren las elecciones presidenciales en Argentina, la iniciativa política estará del lado de la dupla Fernández–Fernández .

Estas leyendo

Patada al tablero político argentino: Cristina Fernández desiste de su candidatura a la presidencia