Advertisement

Playa Girón: 60 años de la fallida invasión a Cuba, la primera derrota de EEUU en América Latina

Hace 60 años, el 19 de abril de 1961, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR) tomaron Playa Girón, el último puesto que quedaba de la fuerza de incursión, derrotando por completo luego de tres días de combate el intento de invasión perpetrado por la CIA. La acción que pretendía derrocar a la revolución, no hizo más que consolidarla sumando al pueblo cubano en su defensa y terminó por definir el carácter socialista de ésta.

Por Alejandro Baeza

El 19 de abril del 61′ Cuba derrotó militarmente una invasión estadounidense realizada a través de mercenarios y disidentes. La fecha es recordada desde entonces como la primera derrota de Estados Unidos en América Latina.

El plan consistía en que la fuerza invasora controlara un pedazo de territorio a partir de la Bahía de Cochinos, formar un «gobierno provisional» al que EEUU defendería en caso agresión de las fuerzas revolucionarias y usarlo como excusa para una intervención militar con sus fuerzas armadas.

 

La Brigada de Asalto 2506

La Brigada de Asalto 2506 o conocida simplemente como Brigada 2506, es el nombre del grupo compuesto por mercenarios, opositores cubanos y funcionarios de la dictadura de Batista, formado y entrenados por la CIA en Guatemala y Miami en 1960 y equipados por el gobierno estadounidense, en un plan de la Casa Blanca para derrocar a la revolución cubana y asesinar a Fidel Castro.

Fueron finalmente 1.330 soldados que viajaron en la fuerza marina, más un adicional de 177 paracaidistas aerotransportados, los que desembarcarían en la Bahía de Cochinos. El gobierno estadounidense suministró para la operación pistolas Colt M1911A1, fusiles Garand, carabinas M1 y M2, subfusiles M3, subfusiles Thompson, fusiles automáticos Browning BAR, ametralladoras M1919, ametralladoras M2 y granadas Mk 2. Además, a la operación le fue suministrado armamento pesado: morteros de 60 mm, 81 mm y 4,2 pulgadas, cañones sin retroceso de 57 mm y 75 mm, explosivos C-3 y C-4 para demoliciones, ocho aviones de transporte C-46, seis aviones de transporte C-54, 16 bombarderos B-26, ocho bombarderos A-26, cinco tanques M41, jeeps, cañones, morteros y camiones de artillería, junto a ocho barcos y siete lanchas para el desembarco.

 

La Inteligencia cubaba y los preparativos para la invasión

El gobierno cubano estaba al tanto que se alistaba una invasión y se estaba preparando para aquello. Las sospechas de los extraños movimientos detectados en Miami fueron confirmadas cuando su embajador en Guatemala les informó que fue advertido por una familia de la clase alta que le contó lo que se estaba tramando en las costas del país centroamericano.

 

La invasión a la Bahía de Cochinos

Durante la madrugada del lunes 17 de abril de 1961 desembarcan en Playa Girón y Playa Larga alrededor de 1200 soldados de la Brigada 2506 escoltados por sus buques y se adentran en territorio cubano para controlar una zona más grande  tres carreteras de acceso.

Los primeros combates fueron en el aire, donde cazas de la recién formada Fuerza Aérea Cubana derribaron siete bombarderos B-26 que acompañaban la invasión terrestre y posteriormente hundieron dos buques en Playa Larga que llevaban armamento vital para la brigada, lo que representó un duro golpe para los planes de ataque. Para sorpresa de los comandantes de la expedición, la Fuerza Aérea Cubana dominaba los cielos, contrario a lo que les informaban los servicios de inteligencia estadounidenses que les aseguraron haber derribado sus principales aviones dos días antes, sin embargo, el gobierno cubano al tanto de los planes dejó naves en mal estado o desuso en los aeropuertos para que fueran destruidos y dejó sus naves operativas en otro lugar.

Te puede interesar: Playa Girón y los internacionalistas chilenos

Si bien la incursión logró adentrarse tierra adentro con tanques, camiones de artillería y cañones, en horas de las mañana llegaron los primeros soldados de las FAR e integrantes de las Milicias Nacionales Revolucionarias, o como inmortalizaría Silvio Rodríguez «hombres negros y rojos… y azules» en alusión al color de sus respectivos uniformes, que tras horas de arduo combate, cerca del atardecer mediante artillería, disparos y bombardeos aéreos, lograron hacer retroceder a los barcos de la Brigada 2506, que no pudieron desembarcar cientos de soldados, armamento y pertrechos.

Los combates no se detienen y al día siguiente Washington envía bombarderos A-26 que tenía apostados en la Nicaragua de Somoza, que atacan convoyes y tropas, y luego huyen a territorio estadounidense para esquivar el combate aéreo y para evitar que quedara en evidencia que se trataba de un ataque de Estados Unidos.

 

La victoria en Playa Girón

Como suele ocurrir con las derechas latinoamericanas en cuanto a creer que los gobiernos populares no tienen sustento del pueblo, autoengañándose en que su posición es la mayoritaria (y engañando de paso, a sus patrocinantes), el plan de la oposición cubana y de la CIA incluía un alzamiento del pueblo en contra del «régimen de Castro», cosa que no sólo no ocurrió, sino que la población en general se volcó a brindar apoyo a los soldados y milicianos para defender la revolución.

Y así fue como tras 65 horas ininterrumpidas de intenso combate, la tarde del 19 de abril las últimas fuerzas invasoras que quedaban se concentraron en Playa Girón, y viéndose totalmente rodeados, sin el suministro y tropas de los barcos y lanchas, con la imposibilidad de recibir apoyo aéreo y ante la presencia del mismo Fidel Castro en el lugar, se rinden mayoritariamente, mientras algunos intentan escapar por mar intentando hacer funcionar alguna malograda lancha y otros se esconden en la ciénaga. Los planes de Estados Unidos habían fracasado rotundamente.

Se estiman que se produjeron 114 bajas de la Brigada 2506, entre ahogados o muertos en acción, y 1.183 fueron capturados, los que eran funcionarios de la dictadura de Batista fueron juzgados por sus crímenes de lesa humanidad, los restantes fueron intercambiados con Estados Unidos a cambio de $53 millones de dólares en comida y medicamentos, necesidades urgentes producto del embargo

El triunfo afianzó enormemente la revolución en Cuba, causando el efecto contrario que buscaba. La épica de la batalla fue interpretada inmediatamente como lo que es: La primera derrota del imperialismo estadounidense en América Latina y acercó a Cuba a la Unión Soviética hasta 1991, y potenció de manera irrefutable el liderazgo de Castro, quien estuvo inmediatamente en las líneas de combate como un soldado más. Una derrotada en todo ámbito para los planes de EEUU.

Como dijo el Che Guevara, Playa Girón se transformó en «un símbolo para los pueblos oprimidos» en cuanto a que se podía vencer a Estados Unidos, cosa que ha estado haciendo Cuba durante 62 años, sosteniendo una revolución con el asedio constante de su vecino del norte y con un Fidel Castro que sobrevivió a más de 600 intentos de asesinato de la CIA y que terminó muriendo de viejo.

Uno de los episodios más importantes de la historia latinoamericana y de la geopolítica de la Guerra Fría, protagonizado en gran medida por «hombres de poca niñez», voluntarios cubanos con incompleto entrenamiento militar que fueron a arriesgar su vida para defender a la revolución de un ataque del imperio más poderoso de la historia, pero que terminaron anotándose y escribiendo la historia, su historia los hombres, en Playa Girón.

Acceso a Playa Girón, año 2019

Estas leyendo

Playa Girón: 60 años de la fallida invasión a Cuba, la primera derrota de EEUU en América Latina