Polémica entre gremios públicos por conducción negociación del reajuste del sector

[resumen.cl] Como cada año, la segunda quincena de octubre se inicia este rito anual de negociación entre el Ministerio de Hacienda y los gremios agrupados en la Mesa del Sector Publico (MSP), este año con la salvedad que la Federación de Profesionales de la Salud (FENPRUSS) fue bajada de la MSP por Carlos Insunza presidente de la ANEF, ya que la presencia en el MSP implica obediencia a la cada vez más desprestigiada Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Este año los gremios pretendieron adelantar la jugada, ya que en la práctica llegar a fines de octubre y principios de noviembre con una movilización, no tiene efectos concretos en la negociación, pues el presupuesto anual de la nación esta prácticamente definido. Si bien existió la intención de iniciar antes la negociación, el gobierno simplemente no se dio ni por enterado, sin que existiera ninguna medida de presión, ni siquiera amenaza, para provocar el hecho.

Para muchos dirigentes de base está claro que los gremios dirigidos por militantes de la Nueva Mayoría, en especial, del Partido Comunista (PC) – como el caso de la ANEF y la CUT – no tienen ninguna intención de generar problemas a su gobierno, por lo cual nunca presionaron efectivamente para propiciar el inicio de conversaciones.

Bastó la amenaza surgida la semana pasada de un paro para hoy martes, para que el gobierno llamara a los gremios a sentarse a conversar el viernes pasado y con ello se desconvocó inmediatamente a la movilización.

Sin embargo, al interior de los gremios del sector público, el bloque monolítico de sindicalistas burócratas, obedientes a las órdenes de sus partidos y su gobierno, está erosionado, surgen las criticas no solo de FENPRUSS, expulsada de la MSP, sino también de otros gremios tan importantes como Colegio de Profesores y la CONFUSAM (salud municipalizada), de sectores críticos al interior de la propia ANEF (Cabread@s) y de los otros gremios como nuestra FENATS regional, quienes cuestionan la forma de conducción de la MSP, también la forma de llevar el proceso, absolutamente de espaldas a las bases, a las cuales solo se convoca para paros o marchas simbólicas, las cuales han sido definidas como "cachetadas de payaso" por el sindicalismo más combativo y que sin embargo, han traído consecuencias para algunos gremios como la Junji o la FENATS del Bio Bio, sin que ninguno de los restantes gremios del sector público se solidarizara con ellos por las medidas represivas tomadas en su contra.

Para el sector crítico de la ANEF, liderado por Cabread@s hay muchas cosas a criticar de esta negociación, una de las mas importantes sería "la ausencia nuevamente de las demandas de los más de 300 mil funcionarios a honorarios que existen en el sector público". Es lamentables señala Cabread@s "que nos movilicemos por décimas más o décimas menos de reajuste, cuando hay una precarización del empleo publico, externalizaciones y jibarización del Estado y la función pública, aumento de la desigualdad al interior de los propios servicios, para lo cual se deben elevar los pisos mínimos".

Para Jorge Figueroa presidente de la FENATS Hospital Regional de Concepción, la propia demanda de la MSP es muy baja e insuficiente, atemporal y tardía "además son años de reajustes miserables, durante toda la administración Bachelet". Figueroa hace hincapié que muchos trabajadores públicos en nuestro país, no solo carecen de estabilidad laboral, sino además sus sueldos están bajo la linea de pobreza.