Preocupación por faenas de Forestal Arauco en acceso comunitario al río Caramávida

[resumen.cl] En medio de las faenas de cosecha de Pino radiata en los cerros de Caramávida en la comuna de Los Álamos, una cancha de acopio fue instalada en un sector concurrido como balneario por la comunidad. Por lo tanto, existe preocupación los efectos de la tala rasa a nivel general en la cuenca, y específicamente por el estado en que podría quedar la ribera del río. La empresa aseguró que el acopio sería temporal. 

Los pinos que fueron plantados en la década de los 2000 ahora están siendo cosechados en la zona. La empresa forestal generó un cancha de acopio en el sector de Los Maquis, que era el único lugar que se utilizaba de balneario comunitario en Caramávida

Según informó el medio Antihuala Noticias, un vecino denunció que Forestal Arauco trabajaba con una torre de madereo en el sector, con un procesador picando la madera en el lugar valorado por la comunidad como balneario.

 

 

Justamente hace algunas semanas, se había reportado tala de bosque nativo en un sector adyacente a la ruta P-510 de la comuna de Los Álamos. Una empresa que presta servicios a Forestal Arauco realizó tala de las especies: Lingue, Arrayán, Queule y Michay rojo, entre otras a los bordes del camino.

 

También puedes ver: Denuncian tala de bosque nativo en Caramávida, comuna de Los Álamos

 

En sus faenas de cosecha, las empresas forestales aplican el método de tala rasa. Este consiste en cortar todos los árboles en la zona seleccionada para la cosecha. Debido a esto, los suelos permanecen descubiertos por tres o cuatro años, periodo que demorarán el nuevo monocultivo de árboles recién plantados en prestarles nuevamente cobertura y protección. Esto provoca arrastre de sedimento o pérdida de varias toneladas de suelo en valles y laderas de cerro.

 

 

La Cordillera de Nahuelbuta: bajo grado de protección del bosque remanente. 

En el cordón montañoso costero solamente existen 2 áreas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado: el Parque Nacional Nahuelbuta con 6,832 hectáreas, y el Monumento Natural Contulmo con 82 hectáreas.

Luego del rápido cambio de uso de suelo para el modelo forestal exportador de pulpa de celulosa y papel, en la zona solamente se mantienen solamente 10 áreas de alto valor para conservación del bosque nativo, las que alcanzan una superficie de 57.000 hectáreas. La más extensa precisamente es la quebrada Caramávida con 37.000 hectáreas. Estudios previos han señalado que con tan solo 10,4% de su superficie destinada a la conservación, difícilmente se puede sostener la alta biodiversidad de la zona.

 

También puedes ver: Estudio reporta fragmentación progresiva y pérdida de hábitat en bosques naturales de la cordillera de Nahuelbuta 

 

En la Cordillera de Nahuelbuta, se había reportado una pérdida de bosque nativo de al menos un 33% en los últimos 25 años. Un estudio indicó que la pérdida total de bosque nativo fue de un 33,2% a una tasa de deforestación de 1,6% al año entre 1986 y 2011. Esta pérdida fue más intensa en bosques nativos primarios, con un 49%, en comparación a a los bosques nativos secundarios, con un 28%, y fue causada principalmente debido por la sustitución por monocultivos forestales de pino y eucalipto.

 

 

Fotografía principal: Antihuala Noticias