Productores/as botarán su vino denunciando el abuso de grandes viñas y la negligencia de autoridades

Productores/as botarán su vino denunciando el abuso de grandes viñas y la negligencia de autoridades

[resumen.cl] Viñateros y viñateras de diversos valles del país han anunciado que botarán el vino que han producido este viernes en la Plaza de Armas de Chillán. Así como ha ocurrido en otras temporadas, las grandes viñas, como Concha y Toro, San Pedro y Santa Rita, han determinado precios por debajo de los costos de producción de la uva y el mosto, sin que esta medida tenga una justificación en el mercado del vino, pues los precios se han incrementado.

Yenny Llanos, vocera de la Coalición Nacional de Viñateros de Chile explicó a Resumen que, si bien han sostenido reuniones con los ministros de Agricultura, Antonio Walker, y de Economía, José Ramón Valente, éstas no han servido para enmendar las circunstancias que las y los han conducido a la ruina. Según la representante, han sido desoídas peticiones elementales como el establecimiento de normas destinadas a transparentar la fijación de precios pagados a quienes producen uva y vino, y que éstos no sigan siendo impuestos al arbitrio del oligopsonio de las grandes viñas. También fue ignorada la petición de prohibir la vinificación con uva de mesa, pues atenta contra la calidad del vino y contra su producción, pues cultivan uvas viníferas. Contrariamente, se encontraron con que se institucionalizará la vinificación con esta uva, asignándole denominación de origen. Por otra parte, tampoco se ha establecido una normativa rectificadora de la recurrente adhesión de agua al vino, lo cual representa otro factor perjudicial en su calidad y en la actividad de viñateros y viñateras.

Finalmente, Yenny Llanos afirma que sufren “el gran problema de tener la vendimia encima con precios de hambre que no cubren ni siquiera los costos y que no permitirán pagar deudas, lo que obligará a vender las tierras a algunos (viñateros) y, a otros, salir a trabajar de temporeros en campos ajenos para llevar el pan a casa”. Y agrega que, es en este contexto que “botaremos el vino que tanto nos costó producir, ya que no está siendo pagado y más bien está siendo reemplazado por “vinitos” de mala calidad, elaborados con desechos de uva de mesa, agua y químicos.”.

Una de las denuncias que corrientemente se realizan en el gremio de viñateros/as

-Hace algunas semanas viajaron hasta Santiago para reunirse con los ministros de Agricultura, Antonio Walker, y de Economía, José Ramón Valente, ¿cuáles fueron los temas que trataron con ellos y qué resultados tuvieron de esta conversación?

Con el Ministro de Economía era la primera vez que nos reuníamos. Básicamente expusimos de la grave distorsión que existe en el mercado por la falta de libre competencia y transparencia en el mercado. El Ministro nos dijo conversaría con el Ministro de Agricultura y el Fiscal Económico sobre el tema, pero dejó claro que su intervención no iba mas allá de conversar con ellos, que él no podía obligar a nada.

Con el Ministro de Agricultura era la segunda vez que nos reuníamos en Santiago, la primera fue en junio donde le explicamos y entregamos nuestras propuestas y petitorio que tienen como eje establecer normas para mejorar la competencia y la transparencia del mercado y además se entregaron lineamientos y propuestas para el fomento de Viñateros del Itata y Ñuble.

Lo mas relevante del petitorio, tal como fue explicado en junio, era avanzar en los mecanismos de transparencia en la determinación del precio de uvas y vinos al productor y en las variables y parámetros que deberían ser considerados para dicho efecto, donde se tengan en cuenta los valores internacionales pagados en mercados competitivos, ya que actualmente la fijación se hace a diestra y siniestra por los actores dominantes de la industria sin considerar las variables reales y evidentes del mercado o el valor del producto en mercados competitivos. [Además llamamos a considerar que] estas transacciones y sus precios ni siquiera están publicados, sino que se transan en las tinieblas lo que se presta para mayor manipulación o abusos.

Entonces, esta segunda reunión con Ministro de Agricultura tenía como objetivo, por un lado exponerle la urgencia o emergencia en que estamos, por la grave distorsión o manipulación de precios de vinos a productor, [que se están pagando] por debajo los costos de producción, sin justificación técnica, como resultado de falta de competencia y transparencia. Sobre esto ya habíamos planteado propuestas en el petitorio entregado en junio y esperábamos medidas para neutralizar la evidente manipulación del mercado. Éstas son tan simples como la publicación de precios y una explicación de porqué, mientras los precios medios de exportación acumulaban un alza, los precios medios de vinos a productor acumulaban una drástica baja…

Pero fue mucha nuestra decepción porque el Ministro (Antonio Walker) ni siquiera se acordaba del petitorio y solo escuchamos excusas y ofrecimientos de subsidios que, sabemos, no ayudan mucho en la solución del problema madre: Los abusos del oligopsonio. No se puede fomentar algo que está quebrado para las PYMES y menos si ese fomento no cuenta con los recursos e inversión necesaria y vital para avanzar en la cadena.

El Ministro, además nos presentó las 7 medidas que ya habían sido lanzadas en [la región del] Maule sin consulta alguna a la Comisión Nacional del Vino, medidas que apuntan básicamente a una mayor fiscalización para evitar fraudes por mezcla de uva de mesa, pero nosotros pedíamos prohibir de una vez la vinificacion de uva de mesa. Aunque agradecemos las medidas y el esfuerzo, consideramos las 7 medidas son insuficientes, no ayudan en mucho a corregir las asimetrías de mercado y, es más, una de la medidas apunta a dar certificación de origen a la uva y el vino de uva de mesa, lo cual a nuestro entender facilitaría la comercialización de este tipo de vinos en el exterior, lo cual representa una competencia desleal con nuestra uva y vino genuinos [con uva vinífera manejada para su vinificación].

Salimos totalmente decepcionados, sentimos que no estábamos siendo escuchados. También quedamos más preocupados aun por la vendimia que se avecina, aunque tenemos esperanza que las cosas se puedan revertir. Contamos con apoyo de algunas autoridades, hemos conquistado la simpatía por la causa de parte importante de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados el pasado 22 de enero, donde de seguro podremos avanzar y confiamos que el Ministro pueda hacer un esfuerzo mayor al menos en escucharnos, porque cuando uno propone y le ofrecen algo que no ha pedido, sentimos que nadie nos esta escuchando.

-¿Qué repercusiones tienen este tipo de respuestas de las autoridades?

Una profunda decepción porque cuando hicimos una propuesta seria para mejorar la competencia y la transparencia, sólo escuchamos excusas por la no haber tomado medidas tan fáciles y mínimas como la publicación de precios. A la salida de la reunión y de vuelta al sur algunos de los dirigentes lloramos porque nos sentimos humillados, no escuchados y completamente solos con el gran problema de tener la vendimia encima con precios de hambre que no cubren ni siquiera los costos y que no permitirán pagar deudas lo que obligará a vender las tierras a algunos y otros salir a trabajar de temporeros en campos ajenos para llevar el pan a casa. Tanto esfuerzo de parte de dirigentes, algunos tuvieron que caminar 15 kilómetros a las 3 de la mañana para llegar a su casa, con el estomago y corazón vacío sin esperanzas. Fue una situación muy triste y de impotencia, porque sabemos que la autoridad tiene soluciones en la mano y no entendemos por qué no existe un mayor esfuerzo o prioridad con la industria para resolver un problema, cuyos daños son evidentes.

-¿Qué medidas se aprestan a tomar ante estas respuestas?

La desesperación se apoderó de nosotros y en vista que nos sentimos solos frente a esta grave crisis de precios, donde vimos que el Ministro de Agricultura y Economía poco hacen por corregir las asimetrías en el mercado para que este funcione transparente y libre, y los precios reflejen la alta demanda que tiene el vino Chileno, lo único que nos queda era apelar al propio mercado consumidores y competidores del vino Chileno. Presionar la gran industria que se dice sustentable y responsable, pero nadie lo puede ser si paga precios bajo costos [de producción], explotando o expropiando las renta a sus proveedores y productores, ni compitiendo deslealmente, sacando del mercado a PYMES honestas que tienen costos reales por producir uva y vino genuino. [En este contexto], consultamos a los dirigentes que asistimos a esa reunión, de Maule, Ohhigins, Ñuble y Biobío, y la mayoría estuvo de acuerdo que había que manifestarse de alguna forma en contra de estas grandes empresas.

La primera en anunciar que estaba dispuesta en botar su VINO en plaza pública fue la Cooperativa COPABIO de San Nicolás del Valle del Itata. Luego, otras asociaciones se plegaron y se fue armando. Anunciamos la Convocatoria Viñatera para el 1 de febrero a las 11 hrs en la Plaza de Armas de Chillan, en la explanada de la Intendencia. Ahí seguiremos difundiendo nuestras exigencias de precios justos de uva y vinos, el fin a la explotación por las grandes viñas. Para llamar la atención y demostrar la gravedad de los hechos botaremos el vino que tanto nos costó producir, ya que no está siendo pagado y más bien está siendo reemplazado por “vinitos” de mala calidad, elaborados con desechos de uva de mesa, agua y químicos. Se regalará Borgoña a todos quienes nos acompañen.

Todo se ha hecho con donaciones de viñateros de distintas asociaciones y regiones. Por ejemplo, los viñateros de Maipo se pondrán con 5 mil vasos para el Borgoña. Viñatero de San Nicolás aportó las frutillas. Las Viñateras Bravas se pondrán con el Vino.

Estas leyendo

Productores/as botarán su vino denunciando el abuso de grandes viñas y la negligencia de autoridades