Profesora de Florida citada a trabajar presencialmente relata sucesos asociados a su contagio de COVID-19

[resumen.cl] Los establecimientos de la comuna de Florida, dependientes del Servicio Local de Educación (SLEP) Andalién Sur, iniciaron las clases presenciales este año. Si bien, la concurrencia de estudiantes fue mínima durante el periodo que estas actividades se extendieron, igualmente se registraron contagios de COVID-19 al interior de al menos uno de los establecimientos: el Liceo Luís de Álava. Aunque su directora, Carolina Vidal Fritz, declaró la inexistencia de contactos estrechos en su interior en un correo enviado al profesorado el 6 de marzo, ante el conocimiento del contagio de una de sus profesoras, al menos cinco personas contrajeron la patología, según reportan docentes. Actualmente, la comuna está en cuarentena, por lo que las actividades presenciales en tales recintos han sido suspendidas.

Consuelo Henríquez Espinoza es profesora del liceo Luís de Álava y testimonia cómo vivió los días desde que fue citada a laborar presencialmente hasta que supo de su contagio de COVID-19 que hasta ahora la tiene soportando diversas afecciones a ella y su familia, pues traspasó el agente patógeno a su esposo y una de sus hijas, según informa.

Sorprende ciertas circunstancias expuestas, tal como que "en nuestro primer Consejo de Profesores se nos hizo entrega de 2 mascarillas lavables (muchos lavados), 1 plumón recargable más 1 Agenda para cada Profesor presente ese día", contradiciendo lo vociferado por las autoridades del Ministerio de Educación respecto a la entrega y disponibilidad suficiente de implementos e insumos de seguridad personal. Junto con ello, también afirma la ocurrencia de una celebración al interior del establecimiento floridano que pudo ser un foco de contagio para quienes tuvieron que concurrir hasta él. La docente lo expone así:

"los funcionarios asistentes de la educación hicieron una 'celebración' el día 04/03/21, alrededor de las 17 hrs, en el comedor de estudiantes del liceo, cuestión reprobada por las y los profesores que estábamos trabajando, [email protected] en la otra ala del liceo. Cuento corto, tengo entendido van 5 personas más contagiadas -creo- incluida la directora, otro profesor, y funcionarios asistentes de la educación, quienes luego en masa pedían PCR en Hospital de Florida."

Luego de este relato, la docente declara:

"1° Que, mi contagio se produjo en el liceo, lo cual trajo la pandemia a mi núcleo familiar (1 hija y mi marido, paciente de riesgo);

2° Que, el Covid-19 deja secuelas en mi cuerpo que no me permiten respirar profundamente y dolores profundos de pecho, que vuelven a cada tanto, que -incluso- me llevó a Urgencias de la Asistencia Pública Adultos Hospital Guillermo Grant Benavente (compleja y difícil decisión que adoptamos con mi Dra. de cabecera dada la gravedad que implicaba, pero no había de otra), en Ambulancia SAMU, para consultar una noche, estando por 12 hrs. y descartar riesgo inminente de intubación e internación. Cabe señalar que dolor persiste al día de hoy y no sé cuándo se terminará. Ahora con Licencia Médica extendida hasta fines de marzo/21…"

DECLARACI"N PÚBLICA

Docente de uno de los liceos de la comuna de Florida, VIII Región, dependiente del Servicio Local de Educación Pública SLEP Territorio Andalién Sur, se dirige a la opinión pública para precisar e informar las circunstancias de mi contagio de COVID-19.

Fui citada a trabajar presencial a mi liceo -como muchos docentes en el país- el 01 de marzo del presente año. Ello pese a lo adverso de la situación nacional referente a la pandemia mundial y nacional. Obvio bajo la porfía del Mineduc y gobierno de Sebastián Piñera Echeñique. Dirección de mi liceo (y SLEP) habían definido el ingreso a clases con estudiantes para el 03/03/21. Por tanto, los profesores del liceo llegamos temprano a nuestras funciones, para echar a andar lo administrativo que siempre es necesario tener antes de atender a los estudiantes, quienes fueron informados por canales oficiales liceo (redes sociales, facebook y whatsapp) a los apoderados, de que se iniciarían clases presenciales. Por supuesto, las/os apoderadas/os tenían la responsabilidad de la toma de esa importante decisión, cuestión que sopesaron en familia y tomaron para sus pupilos/as.

Observamos al ingresar que las demarcaciones estaban, las salas de clases tenían espacios delimitados para el/la profesora y un cubículo que separaba al profesor o profesora de los estudiantes, lugar para accionar, ejecutar y trabajar con el PC, TV para proyectar, es decir, el pupitre de los y las profesoras y profesores.

Iniciamos entonces las labores administrativas encomendadas, organizamos cómo se llevarían las primeras semanas de clases, planificamos, elaboramos Pruebas de Diagnósticos, revisamos si habían llegado los libros de los estudiantes, participamos del primer Consejo de Profesores del año lectivo 2021, en donde las profesoras y profesores hicimos a la directora todas las consultas que consideramos pertinentes en cuanto a nuestra seguridad laboral en pandemia y varias inquietudes, dada la gravedad de la situación a la que nos íbamos a enfrentar (horario de colación, lugar(es), seguridad del espacio, turnos para almorzar, demarcaciones, qué hacer en caso de ..., etc.) Para todo había una respuesta preparada: que los protocolos eran estrictos, los seguiremos al pie de la letra, que el Comedor de funcionarios contaría con un separador de espacios para evitar contagios, turnos... Previa a nuestra llegada ya se nos había informado -vía correo oficial- de la organización administrativa de los primeros días, estaba todo planificado; por lo tanto, ya sabíamos cada uno qué debíamos hacer, tanto a nivel del área como departamentos de asignaturas. Así mismo, un PPT nos informó de lo importante a considerar como focos de aprendizaje, lo central a considerar según Mineduc, Priorización Curricular y la participación en programas para elevar la calidad de la educación que impartimos a nuestros alumnos y alumnas. En nuestro primer Consejo de Profesores se nos hizo entrega de 2 mascarillas lavables (muchos lavados), 1 plumón recargable más 1 Agenda para cada Profesor presente ese día. Cabe señalar que varias profesoras tomaron acertadamente el resguardo de su salud e informaron mediante Certificado Médico que -en sus casos- harían sus clases vía on line.

Segundo Consejo de Profesores, a cargo del Equipo de Convivencia Escolar, para abrir la conversación y organizar las actividades de diagnóstico socioemocionales que aplicaríamos mediante dinámicas la primera semana de clases presenciales. Momento que también sirvió para conversar cómo estábamos en lo personal, dado también el fallecimiento de un profesor el fin de semana anterior al ingreso al trabajo, que nos golpeó fuertemente.

Así continuamos esa semana y el 03/03/21 aparecieron algunos estudiantes a sus clases presenciales...

Al día 04/03 ya con sospechas de resfrío me dirijo a trabajar, aparato que mide temperatura marcando 35,2. Clases normales según horario y colaciones en sala de profesores y comedor de funcionarios dentro de los parámetros normales y con distancia física, en cada caso. Ya en la tarde-noche llegando a la Clínica Bío Bío, para Certificar PCR positivo, exámenes van y vienen, licencia médica x 2 ds en Urgencias Clínica (soy de ISAPRE) y saliendo 5 AM del 05/03/21.

Aviso temprano a directora de PCR positivo e inmediatamente inicia consultas de trazabilidad. Informé claramente lo que hice sin estar con mascarilla (colación sala de profesores y almuerzo comedor funcionarios, parte del pasillo desde comedor a escalera otra ala), personas y estudiantes que estuvieron conmigo, etc., todo lo pertinente. De ahí seguimiento constante de SEREMI de Salud, contando x enésima vez (a personas distintas) todos esos 4 días de trabajo presencial en mi liceo. Informando a funcionarios del Slep, a Seremi de mis pasos desde el domingo 28/02/21 hasta la llegada a la Clínica el 04/03/21, 21 hrs. De todo lo anterior deducen en el SLEP que no hay claridad de dónde me contagié, probablemente algún asintomático u otro contagiado, y desligando responsabilidades liceo, dada la certeza de mis pasos esos 4 días.

Sin embargo, los funcionarios asistentes de la educación hicieron una 'celebración' el día 04/03/21, alrededor de las 17 hrs, en el comedor de estudiantes del liceo, cuestión reprobada por las y los profesores que estábamos trabajando, [email protected] en la otra ala del liceo. Cuento corto, tengo entendido van 5 personas más contagiadas -creo- incluida la directora, otro profesor, y funcionarios asistentes de la educación, quienes luego en masa pedían PCR en Hospital de Florida. Ahora, sus fechas y las mías no coinciden al parecer, no lo tengo claro. Según funcionario Prevencionista de Riesgos del Slep mi contagio fue el 03/03/21 y de los demás funcionarios es posterior, no calza la información. Me entero también ayer por la TV que Florida inicia proceso de cuarentena total este fin de semana.

De todo lo anterior se deduce:

1° Que, mi contagio se produjo en el liceo, lo cual trajo la pandemia a mi núcleo familiar (1 hija y mi marido, paciente de riesgo);

2° Que, el Covid-19 deja secuelas en mi cuerpo que no me permiten respirar profundamente y dolores profundos de pecho, que vuelven a cada tanto, que -incluso- me llevó a Urgencias de la Asistencia Pública Adultos Hospital Guillermo Grant Benavente (compleja y difícil decisión que adoptamos con mi Dra. de cabecera dada la gravedad que implicaba, pero no había de otra), en Ambulancia SAMU, para consultar una noche, estando por 12 hrs. y descartar riesgo inminente de intubación e internación. Cabe señalar que dolor persiste al día de hoy y no sé cuándo se terminará. Ahora con Licencia Médica extendida hasta fines de marzo/21.

3° Que, los profesionales de la salud de la Asistencia Pública del HGGB hicieron sus mejores esfuerzos por dilucidar, hacer exámenes y correr conmigo, cuestión que agradezco. Profesionales en todo sentido. Agradecer que somos una ciudad universitaria por excelencia y constatar in situ que el personal sanitario -como se sabe- está colapsado y doblando turnos, cuestión que no valora la población y gobierno que todavía sigue sin tomarle el peso a esta pandemia que ya cobra vidas cada vez más jóvenes.

4° Que, debo agradecer que tengo trabajo y estudios, y a mi estado de salud general (pese a mi asma bronquial declarada a mi empleador el año 2020), 1ª dosis de vacuna Pfizer inoculada, alimentación equilibrada y vida sana, es que estuve en condiciones de soportar los embates de este poderoso virus; no obstante, deja secuelas de dolor de pecho que se agudiza a cada tanto y por las noches, que siguen quizás por cuánto tiempo.

5° Que, hoy 19/03/21 fui a inocularme 2ª dosis de vacuna Pfizer según calendario, al Estadio Ester Roa Rebolledo y me informan que 'No hay vacunas Pfizer, que llegarán probablemente la próxima semana, que vuelva el martes 23/03/21 o posterior, pero que está asegurada'. Señalar que la atención recibida por los/as funcionarios del Consultorio Víctor Manuel Fernández fue la adecuada, sobre todo para recibir la información pertinente y resolver dudas.

En síntesis, concluyo:

1) Que debo agradecer estar viva, gracias a mi buen estado general de salud, mi alimentación sana y a la antigua, a que no poseo patologías graves de diabetes, hipertensión arterial, sobrepeso, etc. -pese a poseer enfermedades de base controladas por especialistas desde hace mucho y antecedentes de CA y fallecimiento de [email protected]
2) Que el personal de los hospitales públicos, en particular el HGGB tienen especialistas de alto nivel, preparados pero colapsados y que hacen lo posible por detener esta pandemia con los recursos que cuentan, aunque constaté escasez de tanques de oxígeno transportable, dada la demanda y cantidad de personas Covid internadas.
3) Que nuestra ciudad universitaria y el egreso de personal del área de la salud permiten el nivel de uno de los mejores hospitales públicos del Sur de Chile.
4) Que las malas decisiones de nuestro empleador SLEP Andalién Sur y directora que avaló y nos citó a clases presenciales, han arriesgado la vida de toda la Comunidad Educativa (cuestión que subsanaron recién hoy con una información oficial, informando de la continuación de clases vía on line que -aunque precaria, dada la escasa conectividad de los estudiantes de nuestro universo liceo- al menos salva vidas.
5) Que el Ministro de Educación se equivoca rotundamente al enviar a las comunidades escolares al matadero con su 'retorno seguro a clases presenciales'.
6) Que el Ministro de Salud está preocupado de demostrar ante la opinión pública la exitosa campaña de vacunación, esperando la 'Inmunidad de rebaño' y arriesgando con ello la vida de los chilenos.
7) Que el gobierno de Sebastián Piñera Echeñique se equivoca -una vez más- al no privilegiar la vida de los chilenos, preocupado de las cifras económicas, no importando si con ello siguen y siguen muriendo connacionales. Pareciera que su preocupación mayor va por el lado de rescatar la economía.
8) Que el Ministerio de Salud ha priorizado su proceso de vacunación por sobre las Políticas Públicas de Salud para la población en general.

POR TANTO, HAGO UN URGENTE LLAMADO AL GOBIERNO A VOLVER A LO ESENCIAL, A SALVAR LA VIDA DE LAS PERSONAS; AL MINISTRO DE EDUCACI"N, A REEVALUAR MEDIDA DE CLASES PRESENCIALES, Y AL MINISTERIO DE SALUD A PAGAR INSERTOS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACI"N, EN PARTICULAR EL MEDIO MASIVO DE LA TV, DONDE EDUQUE A LA POBLACI"N (COMO PROPAGANDA UNA Y OTRA VEZ HASTA QUE SE ENTIENDA) Y A NO DAR SE'ALES EQUIVOCADAS A TODOS Y TODAS LOS CHILENOS.

CONSUELO HENRIQUEZ E.
PROFESORA, 60 años
LICEO LLAF

CONCEPCI"N, MARZO 19 DE 2021.

Fotografía de referencia extraída de Mineduc: Liceo Luís de Álava de Florida

Estas leyendo

Profesora de Florida citada a trabajar presencialmente relata sucesos asociados a su contagio de COVID-19