Protestas reciben cumbre del G7 en Biarritz

[resumen.cl] El balneario vasco francés ha sido sede de la cumbre de las 7 naciones más poderosas del planeta, cita a la que han llegado además mandatarios y diplomáticos de otras naciones. La cumbre organizada por el desprestigiado gobierno de Macron ha sido recibida por protestas antiglobalización, los Chalecos Amarillos e Independentistas Vascos quienes rechazan la presencia de las grandes potencias capitalistas.

A los agentes franceses que sitiaron literalmente Biarritz y que llevaron el control a otras localidades vasco francesas como Baiona, se deben sumar los agentes de las policías autonómicas vascas y navarras, que controlaron la frontera entre el país vasco francés y el país vasco español.

Ayer sábado, 15 mil vascos marcharon los 3,5 kilómetros entre el centro ferial Ficoba en la localidad de Irun (país Vasco Español) y el puerto deportivo de la localidad de Hendaia (País vasco Francés) en el marco de una contracumbre social desarrollada en la primera de las localidades. La marcha que se desarrolló sin incidentes rechazó de forma rotunda la aplicación de políticas neoliberales y lo catastrófico que son aquellas tanto para la sociedades donde se aplican como para el ambiente y la sustentabilidad del planeta.

Se leyeron discursos en francés y euskera demás criticando "la aceleración y agravamiento de los daños sociales, ecológicos y democráticos causados a escala planetaria por la ofensiva neoliberal", apuntando también las políticas del G7 que "han aumentado las desigualdades sociales" según informaron medios locales.

Entre viernes y sábado la cifra de detenidos por la policía francesa se elevaba a 85, una cifra menor si pensamos en Chile, donde la represión y falta de libertades cívicas está naturalizada, pero altísima para cualquier democracia en Europa.

 

Fotografías extraídas desde https://www.naiz.eus/hemeroteca/gara