Proyectan la extinción de más de la mitad de las plantas y animales en las ecorregiones más ricas de la Tierra

[resumen.cl] Más de la mitad de las plantas y animales en las áreas más naturalmente ricas en el mundo, podrían enfrentar una extinción local en el transcurso de este siglo por el cambio climático, si las emisiones de gases invernadero continúan aumentando conforme a cuatro escenarios climáticos proyectados. El estudio reporta que incluso si se alcanzara el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento hasta 2°C para el año 2100, estos lugares podrían perder el hasta el 25% de sus especies. Para este análisis, los investigadores examinaron el impacto en el cambio de cerca de 80.000 especies de plantas y animales en 35 de las ecorregiones terrestres más ricas y más amenazadas de la Tierra.

Un estudio recientemente publicado en la revista Climatic Change estimó que los riesgos de extinción para especies en áreas significativas globales de conservación sobre un rango de escenarios climáticos. En particular, el estudio cuantificó los beneficios de los planes de reducción de emisiones invernadero contrastando escenarios de calentamiento global comparando la proyección de 2°C por encima de los niveles preindustriales, junto a un escenario sin mitigaciones de 4,5 °C de calentamiento.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de East Anglia del Reino Unido, la Universidad James Cook de Australia, y la ONG World Wildife Found (WWF). El equipo usó un modelo desarrollado por la denominada Iniciativa Wallace, que trabaja con modelos de las distribuciones actuales y proyectadas de 80.000 especies desde cinco taxones terrestres (plantas, anfibios, reptiles, aves y mamíferos) bajo varios escenarios climáticos globales, con una resolución espacial de 20X20 km, usando un rango de 21 modelos climáticos.

Zonas prioritarias para la conservación global «Hotspots» son regiones consideradas irremplazables o distintivas por la ONG de conservación WWF. Estas ecoregiones comprenden áreas con alto endemismo y/o fenómenos ecológicos y evolutivos iniciales. Ellos proveen un enfoque para la mayor parte de actividades de conservación

El estudio examinó un rango de proyección global de los niveles de temperatura y modelando los efectos de los rangos de las especies. Además buscaron localizar refugios climáticos donde las especies podrían persistir en el futuro.

Cuatro escenarios climáticos propuestos.

Cabe mencionar que además del Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) los países presentan una propuesta de acción climática posterior a 2020 en las llamadas Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (INDC) que incluyen promesas de limitar o reducir las emisiones de gases invernadero para el año 2025 o 2030.

Luego de que los países ratifican el Acuerdo de París los compromisos pretendidos se transforman en una Contribución Determinada a nivel Nacional (NDC). Sin embargo, un informe de la secretaría de la CMNUCC señalaba que las contribuciones no llegan a las emisiones calculadas para una vía de menor costo para limitar el calentamiento a 2°C por sobre los niveles preindustriales.

El estudio señala que el nivel eventual de calentamiento estará fuertemente influenciado por el nivel de emisiones después de 2030, con nuevas reducciones necesarias para limitar el calentamiento pretendido en los objetivos del Acuerdo de París bajo los 2°C o 1,5° C.

En el caso de no generarse más reducciones en las emisiones después de alcanzar los primeros objetivos NDC en 2030, interpretaciones optimistas sitúan en un 50% de probabilidades de limitar el calentamiento a 2,7 °C a finales del siglo XXI. Otras evaluaciones recientes cifran un aumento de 2,6-3,1°C para finales de siglo. Pero si el Acuerdo de París no cumple sus objetivos prometidos, las emisiones aumentarán sin control resultando en un calentamiento de 4°C para el año 2100.

Para examinar el impacto potencial del calentamiento proyectado en los sitios prioritarios, 4 escenarios climáticos han sido considerados.

1. Escenario BAU (Business as usual): Sin mitigación de cambio climático, y en la ausencia de los objetivos del Tratado de París: El promedio global anual de las temperaturas superficiales terrestres son proyectadas hasta alcanzar 4,5 °C por sobre los niveles preindustriales para el final del siglo XXI y actúan como el peor escenario posible en este estudio, aún cuando peores escenarios climáticos podrían desencadenarse para 2100.

2. El escenario INDC-alto: Los países logran los objetivos de INDC 2030, pero no realizan más reducciones en las emisiones (implicación pesimista: 3,2°C por sobre los niveles preindustriales para el final del siglo).

3. El escenario INDC-bajo: Los países logran los objetivos INDC para 2030 pero no emiten más reducción en las emisiones (implicación optimista: 2,7°C por sobre los niveles preindustriales para el final del siglo)

4. El escenario 2°C: Con una estricta mitigación de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, el calentamiento global se limitaría a 2°C por sobre los niveles preindustriales para 2100.

Los investigadores usaron el concepto ecológico de Nicho, para evaluar si los taxones estudiados en esos lugares prioritarios de conservación biológica pueden persistir bajo estos 4 escenarios de cambio climático, y en particular buscaron explorar las implicaciones de las promesas de los países en torno al Acuerdo de París y compararlas con las implicaciones de un calentamiento limitado a 2°C por sobre los niveles preindustriales o en el caso que ocurra un calentamiento de 4,5 °C sin mitigaciones.

 

Rangos geográficos de las especies en un clima cambiante.

El cambio climático presenta riesgos para la biodiversidad a nivel global y regional. Cambios en la fenología, en el rango geográfico de especies, en las interacciones ecológicas y la productividad primaria han sido ya reportados.

El rango geográfico es el área que ocupan los miembros de una especie, de una población o una comunidad en un ambiente determinado. Los rangos geográficos de algunas especies están comenzando a cambiar con el cambio climático, siendo las especies más móviles más eficientes para cambiar su rango. Esto ocurriría más lento para las especies menos móviles, como las plantas.

 

Formación vegetal Fynbos en la costa junto al cabo de Buena Esperanza, Sudáfrica

 

Una evaluación anterior, basada en rangos de 16.857 especies realizada por una investigación de 2013, estimó que el 24-50% de las aves, el 22-44% de los anfibios y e 15-32% de los corales es altamente vulnerable a un cambio climático de aproximadamente 2°C por sobre los niveles preindustriales

Las especies enfrentan un desafío para rastrear su espacio climático adecuado en lo que a menudo es un paisaje cada vez más fragmentado, ya sea en términos de velocidad requerida como de obstáculos naturales o antropogénicos.

 

 

 

Araucaria araucana en la zona sur de la Cordillera de Nahuelbuta, comuna de Carahue.

 

 

Varios estudios han proyectado extensas pérdidas de rango en grandes grupos de especies a nivel global o regional debido al cambio climático. Por ejemplo, un estudio de 2013 que evaluó cerca de 50.000 especies encontró que cerca del 57% de las plantas y del 34% de los animales perderá más de la mitad de su rango geográfico en caso de un calentamiento de 3,6°C mayor a los niveles preindustriales. Otros estudios previos han encontrado más evidencia de riesgos de extinción de especies para un calentamiento de cerca de 3° por sobre los niveles preindustriales.

 

Los lugares más afectados del mundo: El Amazonas, Miombo en Africa del Sur, y el sureste de Australia.

El reporte halló que la sabana Miombo en el sur de África, el sureste de Australia y cuenca del Amazonas-Guyanas son proyectadas como algunas de las áreas más afectadas. Si hubiera un aumento de 4,5°C en el promedio de temperaturas globales, el clima en esas áreas expulsaría a muchas de las especies de plantas y animales que alli viven.

El estudio reporta que:

  • Más del 90% de los anfibios, 86% de las aves, y 80% de los mamíferos podrían extinguirse en Miombo Woodlands en Sudáfrica.
  • La cuenca amazónica podría perder el 69% de sus especies de plantas.
  • En el suroeste de Australia, el 89% de los anfibios podría extinguirse localmente.
  • El 60% de las especies están en riesgo de extinción local en Madagascar.
  • En la formación vegetal Fynbos en el oeste de Sudáfrica, pueden extinguirse un tercio de las especies.

 

Sabana Miombo en el Parque Nacional Luangwa del Sur, Zambia.

 

 

Los resultados del estudio, se enfocaron en la comparación de dos escenarios, el de no mitigación BAU, en cuyo futuro (promedio del periodo de 30 años de 2071-2100) del promedio global anual de las temperaturas se elevó por sobre 4,5°C, y el escenario en cuyo futuro calentamiento es contenido a 2°C por sobre los niveles preindustriales.

La mayor parte de los refugios climáticos se perdería bajo un escenario de 2°C de calentamiento en Miombo Woodlands, Amazonas-Guyana, el Suroeste de Australia, los lagos del Rift africano, la sabana brasileña del Cerrado y la costa este de África. Con 2°C de calentamiento, los lugares prioritarios son proyectados para tener refugios extendidos en promedio sobre 70% de su área son: el sur de Chile, el este de los Himalayas, Fynbos, Borneo, Sumatra, África occidental, Nueva Guinea, el Triángulo de Coral y el desierto de Chihuahua.

 

Figura. Beneficios de la mitigación si no hubiera adaptación; mostrando los sitios prioritarios de conservación, donde los más grandes impactos en la biodiversidad son proyectados. La comparación entre los 2° y los 4,5°C. a) Sitios prioritarios para los cuales el 75% de su área puede operar como un refugio para más de 5 taxones. El máximo número es 5 (por ejemplo: plantas, aves, mamíferos, reptiles y anfibios). Los sitios prioritarios están ordenandos en orden de decrecimiento ante los impactos del cambio climático. Los impactos son más grandes donde no existen refugios que perduren, y más bajas donde estas permanecen incluso con 4,5°C. Muchos más refugios permaneces a los 2°C que a los 4,5°C. Muchos más refugios permaneces a los 2°C que a los 4,5°C. b) El promedio entre los taxones de áreas prioritarias que pueden operar como refugio. Muchas más áreas pueden actuar como refugio permaneciendo a 2°C antes que 4,5°C. Las áreas con más grandes diferencias entre barras púrpuras y verdes son las que se beneficiarían de un calentamiento contenido a 2°C: muy pocos o casi inexistentes refugios se proyectan a 4,5°C y muchas se proyectan a 2°C.

 

 

En el caso de no adaptación de especies, los lugares prioritarios en los cuales los riesgos de extirpación son bajos cuando la temperatura aumente en 4,5°C serían: el sur de Chile, el este de los Himalayas, Fynbos, Amur, Borneo y Sumatra.

Con un calentamiento desde 4,5°C al menos el 50% de las especies estudiadas alcanzaron el riesgo de extirpación. Con los niveles NDC (2,7-3,2 °C) el 33% se mantenía en riesgo de extirpación, y en el escenario de 2°, el 25 % se mantenía en riesgo de extirpación regional.

El estudio señala que aunque los resultados de la investigación parten de un análisis global extenso, los cambios proyectados en los rangos geográficos de las plantas y animales podrían estar subestimados, debido a las incertezas e las proyecciones climáticas regionales y la necesidad de incluir en las simulaciones las interacciones entre especies, los efectos del clima extremo en ellas, y la habilidad de las especies de utilizar los climas nuevos. Sin embargo, la influencia del clima extremo ha mostrado ser causa de extirpación regional en mariposas, o muertes masivas de mamíferos marinos y dependiendo de su frecuencia e intensidad pueden ser más importantes que los cambios en el clima promedio.

 

 

Figura. Beneficios de las adaptaciones mostrando los sitios prioritarios donde los mayores impactos en la biodiversidad son proyectados. La comparación a 2°C a) y 4,5°C b) expresada en términos de promedio entre los taxones por área prioritaria de conservación que puede operar como un refugio climático. Los sitios prioritarios están ordenando en orden decreciente de impactos del cambio climático. Los impactos son más grandes donde hay pocos o ningún refugio climático y más bajos donde estos refugios permanecen a 2°C. a) o incluso a 4,5°C (barras púrpura en la parte inferior b) Más refugios permanecen si la adaptación por dispersión ocurre. Las áreas con más grandes diferencias entre barras marrones y verdes. a) o entre barras naranja y púrpura. b) son las que se benefician la mayor parte de adaptaciones por dispersión. Para 2080, estos beneficios están largamente confinados a aves y mamíferos mientras que para otros taxones, las tasas de dispersión son más lentas.

 

 

Los investigadores señalan que su trabajo busca informar a los tomadores de decisiones proporcionando información sobre las implicancias del Tratado de París para la conservación global y además sobre como el manejo de la conservación en la forma de provisión de corredores biológicos puede contribuir a la protección de especies de los efectos del cambio climático.

Remarcan que análisis espaciales detallados de cada lugar prioritario podrían ser importantes para planificar la conservación a escala local. La expectación es que una mayor mitigación para limitar que el aumento de las temperaturas globales se eleven hasta 2 o 1,5°C está fuera del Tratado de París y podrían reducir fuertemente el riesgo de extirpación regional de especies e incrementar el área de los refugios climáticos.

 

 

Fotografía principal: La sabana brasileña del Cerrado ya ha perdido la mitad de su extensión original. Foto Marcelo Camargo http://agenciabrasil.ebc.com.br/