Advertisement

Pueblo kurdo como moneda de cambio y definición de China como nuevo desafío marcaron cumbre de la OTAN

La cumbre de la OTAN resultó exitosa para los intereses geopolíticos de Estados Unidos y el bloque en sí mismo salió muy reforzado. No sólo por inclusión de dos nuevos países a la alianza militar y el aumento de la presencia de tropas estadounidenses en Europa, sino también por la inclusión de China como un desafío, esto con las presencias de Japón y Corea del Sur como invitados ¿Se está forzando a un mundo en dos polos nuevamente?

Por Alejandro Baeza

Este jueves finalizó la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) celebrada en Madrid, capital del Reino de España. Esta cita, una de las más importantes del organismo desde el fin de la Guerra Fría, no solamente estuvo marcada por su rol frente a la invasión de Rusia a Ucrania, sino con la integración de nuevos miembros y la definición de China «desafío sistémico», es decir, incluir por primera vez al gigante asiático como un tema para la alianza militar.

Y es que la guerra en Ucrania no ha hecho sino más que fortalecer a una OTAN que se encontraba tan alicaída que habían muchas discusiones en cuanto a si debía seguir existiendo o no, dejando a estas alturas prácticamente descartada la posibilidad de un sistema europeo de defensa conjunto que no esté sometido a las directrices de Estados Unidos, como hasta hace nada planteaban países centrales como Alemania y Francia.

Así, esta histórica cumbre cierra con los siguientes grandes acuerdos:

 

Reforzar el flanco oriental: Nuevas bases y efectivos militares en Polonia

Fue justamente Varsovia quien solicitó fortalecer la presencia de la OTAN en el país, esto como una consecuencia directa de la invasión rusa a su vecina Ucrania, desde donde han recibido miles de personas refugiadas.

Así, los actuales 4.500 efectivos en Polonia -la gran mayoría estadounidenses-, con la construcción de una nueva base militar aumentarán a 11.600, poco menos del triple.

«Estamos sacando enseñanzas de la guerra en Ucrania», declaró el ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak.

Además, Polonia reforzó los lazos militares con Estados Unidos con la petición de compra de 500 sistemas lanzamisiles Himars, (con alcance de hasta 300 km); unas seis baterías de lanzacohetes Patriot, cientos de carros de combate Abrams y radares, así como helicópteros de combate AW-149, todo por 55.000 millones de dólares.

 

El pueblo kurdo como moneda de cambio para el ingreso de Suecia y Finlandia: La vergüenza de las democracias nórdicas

Turquía, un país que viola reiterada y sistemáticamente los derechos humanos, era el principal obstáculo para el ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN, pues el presidente Erdogan manifestó durante meses su rechazo a su admisión debido al supuesto apoyo que brindaban a la lucha del pueblo kurdo.

Por ello es que usó esta herramienta como moneda de cambio, jugada que resultó ser exitosa para el gobierno islamista. Así, finalmente los países nórdicos -según consta en un documento hecho público-, acordaron con el gobierno turco:

-Apoyar plenamente a Turquía en su lucha contra el Partido de los Trabajadores de Kurdistán y sus brazos;
-Expresar la solidaridad con Turquía en su lucha contra el terrorismo en todas sus formas;
-Comprometerse a no apoyar a las formaciones kurdas de las milicias del YPG y el partido kurdo PYD (prohibidas en Rusia);
-Eliminar las restricciones y el embargo en el ámbito de la industria militar, fortalecer la cooperación;
-Finlandia y Suecia se comprometieron a modificar las leyes nacionales y las prácticas en el ámbito de la industria militar y la lucha antiterrorista;
-Crear un mecanismo estructural de cooperación en el intercambio de datos de inteligencia en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado;
-Tomar medidas concretas para extraditar a criminales terroristas;
-Hacer frente a la propaganda terrorista contra Turquía;
-Prohibir las actividades de recaudación de fondos para el Partido de los Trabajadores de Kurdistán y sus brazos, así como las organizaciones de fachada, prohibir la reclutación e investigar tales casos;
-Apoyar la unión de Finlandia y Suecia en un formato amplio a los mecanismos de seguridad de la UE, incluida la PESCO (La Cooperación Estructurada Permanente);
-Crear un mecanismo conjunto permanente con la participación de los organismos de justicia, inteligencia y seguridad para monitorear la implementación de dichos pasos.

Con esto, las denominadas democracias más avanzadas del mundo occidental, aceptan extraditar a dirigentes políticos kurdos a un país del que huyeron por persecución política y peligro de sus vidas, una traición a todo su discurso liberal y una marca negra en su historia.

Además, sin estas condenas internacionales, le dará mayor margen de acción al autoritario Erdogan en sus políticas contra el pueblo kurdo y su legítima lucha por autonomía, poniendo nuevamente en evidencia que la violación a los derechos humanos no es una preocupación moral de las democracias occidentales como intentan hacernos creer, sino una cuestión política que se acomoda según sea la necesidad.

Jens Stoltenberg, secretario general de la alianza militar, aseguró que la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN será la más rápida en la historia del bloque, el que quedaría conformado por 32 países.

 

«Desafío sistémico para la OTAN»: China en el horizonte

La OTAN fue creada como una alianza militar para hacer frente a la Unión Soviética. Sin embargo, la caída del muro de Berlín y la desaparición de los socialismos reales no significó el desarme del bloque como sí sucedió con el Pacto de Varsovia, sino que desde entonces el bloque no ha hecho más que crecer, llegando a tocar las puertas de Rusia, heredero de la URSS.

El discurso contra Rusia se vino haciendo cada vez más fuerte, hasta el punto de negociar la inclusión de Ucrania -ex república central de la Unión Soviética- a la alianza militar, lo que provocó el inicio de la incursión militar.

No obstante, en la cumbre de Madrid no sólo cerraron filas contra Rusia, sino que por primera vez incluyo a China como una eventual amenaza para sus integrantes, calificándola como «Desafío sistémico para la OTAN».

A través de un comunicado, la Misión China ante la Unión Europea, respondió que «Nos oponemos firmemente, treinta años después la OTAN aún continúa con su táctica de crear enemigos y de fomentar la confrontación de bloques. Este nuevo Concepto Estratégico ataca y difama maliciosamente a China. Daremos respuestas firmes y decididas a todo acto que socave nuestros intereses».

«La OTAN se autoproclama una organización defensiva que aboga por el orden internacional basado en normas, pero ha pasado por alto al Consejo de Seguridad de la ONU y ha librado guerras contra estados soberanos», agregaron recordando las violaciones al derecho internacional que significó la invasión estadounidense a Irak en 2003.

Cabe precisar que en Madrid también estaban presentes representantes de dos países que no forman parte del bloque: Japón y Corea del Sur, los dos principales aliados de Estados Unidos en el Asia Pacífico. Así, toma fuerza la idea de crear una nueva alianza o de expandir a la OTAN hasta este lado del mundo para un eventual enfrentamiento con China.

 

Consecuencias: ¿Forzar la creación de un bloque ruso-chino ante la amenaza?

El definir a Rusia y China como amenazas (o «desafíos») para la OTAN, probablemente tenga como consecuencia el que estos dos países se unan y formen pactos militares para tener un contrapeso ante este gigantesco bloque.

Si bien la diplomacia entre ambos pasaba por buenos momentos comerciales y políticos, nunca se ha hablado en concreto de una alianza militar por las múltiples diferencias que tienen en una serie de aspectos. Ahora ahora es una posibilidad cierta que se vean empujados a formar un bloque, al que probablemente intenten sumar a países alejados de la política internacional estadounidense, forzando al mundo nuevamente a tomar posicionamiento en dos bloques, como ocurrió durante la Guerra Fría, pero esta vez sin una diferencia ideológica irreconciliable, sino entre potencias capitalistas por la dominación de los mercados globales y de influencia política.

*Imagen: Fotografía de familia de los líderes internacionales en la OTAN. (Reuters/Pool/Kenny Holston) | Obtenida de elconfidencial.com

Estas leyendo

Pueblo kurdo como moneda de cambio y definición de China como nuevo desafío marcaron cumbre de la OTAN