Advertisement

Radiografía del cáncer: Situación actual de la Región del Biobío

Patricio Fuentes Soto / Corporación Regional de Oncología (CROBIOBIO)

Lamentablemente el cáncer lidera como una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Para el año 2008 hubo cerca de 12.7 millones de casos y 7,6 millones de muertes por cáncer (GLOBOCAN), 56% de los casos registrados y 64% de las muertes ocurrió en países en vías de desarrollo. En las naciones desarrolladas, el cáncer de pulmón, cáncer de mama, colorectal y próstata representan casi el 50% de la carga por cáncer; para los países en vías de desarrollo, casi el 45% de su carga por enfermedad está representada por cáncer cérvico uterino, hepático, gástrico, y esófago. Para el año 1975, los países en vías de desarrollo (como Chile), contribuían con el 51% de los casos de cáncer. Dicha proporción fue en alza hasta alcanzar el 55% para el año 2007 y se proyecta que tenga un alcance del 61% para el año 2050, convirtiendo al cáncer como la primera causa de muerte en Chile para el año 2020, superando a las enfermedades cardiovasculares.

Existen diversos factores que nos ayudaran a entender el porqué de dichas alzas, lo cual se debe principalmente a 3 factores:
1. Crecimiento y envejecimiento sostenido y acelerado de nuestra población
2. Fortalecimiento o afianzamiento de factores de riesgo modificables tales como el tabaquismo, la dieta occidental y el sedentarismo general.
3. Descenso enlentecido de los canceres que son relacionados a infecciones en países en vías de desarrollo en comparación con los desarrollados.

Sumado también a la adopción de estilos de vida del tipo "occidental", que determinan en gran parte el aumento de los canceres relacionados a estos factores, aumentando su letalidad o mortalidad, tales como cáncer de pulmón, mama, vesícula y colorectal.

Claramente, hay una amplia gama de nuevos factores que se pueden nombrar y que refuerzan los aumentos o la incidencia del cáncer, tales como las prevalencias regionales de los diferentes factores de riesgo, la disponibilidad y uso de prácticas médicas concretas como por ejemplo la detección precoz o "screening", disponibilidad y calidad de los tratamientos, entre otros.

Cáncer en Chile

El aumento en el nivel de las condiciones de vida, el envejecimiento de nuestra población más los cambios en los estilos de vida y los avances en la provisión de los servicios de salud, ha provocado una variación importante en la prevalencia y mortalidad del Cáncer. Para los años 60, las enfermedades cardiovasculares y las defunciones por cáncer en conjunto no superaban el 18% del total de defunciones, y las de origen respiratorio eran responsables del 21% respectivamente. Para el 2009, la realidad fue muy distinta, ya que las enfermedades respiratorias daban cuenta de tan solo el 10% del total de defunciones, mientras que las del sistema circulatorio y cáncer en conjunto superaban el 50%, lo cual fue extremadamente preocupante para la comunidad médica y científica nacional.

De esta forma, en el año 2009 la primera causa de muerte de grandes grupos de causas está constituida por las enfermedades del sistema circulatorio, con una tasa observada de 146,7 por 100.000 habitantes, seguida por los tumores malignos, con una tasa observada de 133,7 por 100.000 habitantes. Sin embargo, lo llamativo de esto es que la realidad no era homogénea a lo largo y ancho de nuestro país, ya que en las regiones de Arica y Parinacota, Iquique, Antofagasta y Aysén el cáncer pasa a ser la primera causa de muerte. Además, se puede agregar que nueve de las regiones sobrepasan la tasa de mortalidad por cáncer del país: Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos y Magallanes.

Con todos los antecedentes mencionados previamente nos podemos preguntar ¿Qué sucede entonces en la Región del Biobío? ¿Qué factores podrían estar involucrados?, para responder a esas interrogantes debemos hacer mención a factores de riesgo ambientales que se encuentran asociados principalmente a las actividades económicas desarrolladas en la región, siendo las principales las industrias relacionadas con el rubro forestal y la agricultura. En las industrias destacan las plantas de celulosa (ARAUCO), fábricas de cerámica y aserraderos. Es por esto, que gran parte de la población se encontraría expuesta a factores de riesgo constantes asociados a las actividades antes descritas, como sustancias químicas utilizadas como plaguicidas en las labores agrícolas y forestales, un ejemplo de esto y muy concreto sería lo sucedido en la Región del Maule y los alarmantes resultados en los exámenes de orina de niños y niñas, en los cuales se encontraron elementos muy tóxicos y nocivos para la salud. También podemos agregar los altos valores de R.U.V (Radiación ultra violeta) en las faenas al aire libre, la alimentación pobre en nutrientes, la amplia oferta de productos ultra refinados y el notable sedentarismo de nuestra población, entre otros factores (Tabaquismo, alcohol, estrés laboral y general, etc.)

Cada vez más, diversos estudios respaldan que una alimentación bien fundamentada es vital para el tratamiento y el manejo del cáncer, pero punto importante en ello es como prevenimos la aparición y el desarrollo de estas patologías a través de la reeducación nutricional, con la formación de nuevas estrategias educacionales en nuestra población, con el apoyo a los emprendedores en nutrición que buscan de cierta forma revertir esta lamentable situación, por lo tanto, gran porcentaje de la carga por cáncer antes mencionada podría ser combatida con métodos nutricionales y de salud que se enfoquen más en la prevención, ampliando nuestros conocimientos para el diagnóstico y control del cáncer, por ejemplo, estableciendo programa de cese al tabaco más efectivos, estrategias de vacunación, detección precoz y tratamientos oportunos y multidisciplinarios. Con toda la estadística que se nos presenta, con todos los antecedentes entregados por estudios a nivel mundial, regionales y poblacionales, los profesionales nutricionistas no podemos ser ajenos o hacer la "vista gorda" a esta cruda realidad, la tarea en si es muy compleja y tendremos muchas barreras que superar, pero lo principal es reeducar a nuestra población desde los primeros años de vida y cambiar los paradigmas en alimentación.

Finalizo haciendo referencia a Hipócrates de Cos, considerado el "Padre de la medicina moderna", el cual nos deja una frase que debe resonar con más fuerza y hacernos más sentido en estos tiempos y en los tiempos futuros: "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina"

Etiquetas#Cancer
Estas leyendo

Radiografía del cáncer: Situación actual de la Región del Biobío