Referéndum en Cataluña, votar por independencia en clave antifascista

Referéndum en Cataluña, votar por independencia en clave antifascista

[resumen.cl] Desde el día sábado miles de colegios de Cataluña se llenaron de niños, padres y vecinos para realizar diferentes actividades lúdicas. La razón de ello no era algo propio del calendario escolar, la intención fue quedarse en vigilia la noche del sábado para el domingo y así impedir que esos colegios fueran tomados por la Guardia Civil y la Policía Nacional, cuyos efectivos fueron enviados masivamente desde todas partes del estado español. Esta estrategia fue pensada y organizada por la los CDR, Comisiones de Defensa del Referéndum, organismos autoconvocados en pueblos y barrios para enfrentar al poder armado del Estado.

Llegados a la cita, este domingo 1 de octubre, poco a poco se fueron abriendo las mesas y recibiendo a millones de catalanes y catalanas decididos a votar Si o No a la Independencia de España. Los múltiples errores del gobierno de Mariano Rajoy y de los partidos de ámbito estatal, el derechista Partido Popular en el poder y los opositores Ciudadanos (Derecha), Partidos Socialista Obrero Español PSOE (centro izquierda) y Podemos (Izquierda) tuvieron su máxima expresión en la violenta represión que a partir de las 9 de la mañana se desató en algunos de esos colegios.

Con inusitada violencia para los estándares europeo-occidentales, los ciudadanos desarmados y sin hacer uso del derecho a defenderse ante la violencia policial, fueron arrancados de los locales, arrastrados por los pelos y golpeados de forma evidente y flagrante, tal como lo demuestran los cientos de fotografías y videos que rondan por las redes sociales; lo más indignante para la gente han sido el cero miramiento hacia personas de avanzada edad que permanecieron valientemente protegiendo los votos y las urnas. Esta violencia del estado se registró en todos las demarcaciones del país, registrándose –según cifras del gobierno catalán- 761 heridos, 2 de ellos de gravedad y 128 hospitaizados, los 2 afectados graves lo fueron por pelotas de goma lanzadas con rifles, dañados en los ojos y que están en el quirófano a estas horas. Cabe señalar que estas armas están prohibidas en Cataluña, lo mismo que los gases lacrimógenos usados en Aiguaviva, una localidad de Girona.

Los estudiantes universitarios están en paro y el día de hoy organizaron barricadas por impedir el paso de los furgones de la Guardia Civil y la Policía, lo mismo los campesinos de Sampedor, quienes rodearon la plaza con sus tractores para conseguir el mismo efecto, tal como en su momento hicieron los estibadores del puerto de Barcelona para boicotear los barcos en lo que se tenía a los cuerpos policiales, en un gasto de dinero de suyo importante para el estado.

Las reacciones políticas han sido diversas, desde la convocatoria a huelga general que hace la CUP (izquierda catalana) hasta la justificación de la represión por parte del PP, pasando por la ambigüedad de Podemos y En Común de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, el colaboracionismo de los socialistas con el PP y hasta la justificación en bloque de la derecha del PP y Ciudadanos. Las reacciones en Europa no se han hecho esperar y durante la tarde del domingo se han generado manifestaciones en Londres, Edimburgo y muchas otras capitales del viejo continente.

Yendo a lo esencial, el Referéndum ha sido de difícil ejecución por la negativa del gobierno a negociar una consulta con garantías, optando por la represión pura y dura desde hace 2 semanas. Lo importante es que ante esta situación, la sociedad organizada en miles de CDR y con los movimientos y partidos a favor de la independencia, sindicatos, asociaciones, campesinos, bomberos y un sinfín de tejido social han apostado por la democracia y contra la política del estado español, más allá si es Rajoy el que gobierna, tal como la izquierda progresista ha querido salir a marcar, haciendo un cálculo electoral que no ha sido entendido por esta sociedad en movilización por derechos democráticos y por la autodeterminación.

Si bien se estima que el recuento de datos electorales será complejo, la participación ha sido muy alta, la dificultad está en que la policía vuelva a los colegios para impedir la finalización del proceso, es por ello que se está convocando a no salir de los colegios, permanecer allí para defender el resultado, incluso concentrando el recuento en menos centros para juntar mayor cantidad de personas, también se han cerrado colegios una hora antes del cierre programado. Esta convocatoria ha sido un éxito, cambiando el grito tradicional de estos días votarem (votaremos) por el ja hem votat (hemos votado) y el ya popularísimo els carrers serán sempre nostres (las calles serán siempre nuestras).

Los analistas coinciden en poco, pero en una cosa están todos claros, el independentismo ha logrado que millones salgan a la calle a votar y a defender esos votos, el independentismo ha ganado la batalla mediática y, a día de hoy, la fuerza ideológica y electoral de esta tendencia se ha fortalecido aún más, incluyendo la imagen a nivel internacional. La estrategia del PP se ha contentado con sacar más votos en otras regiones del estado, en zonas en las que el franquismo es todavía presente y siempre queda bien darle golpes a los catalanes o a otras minorías nacionales. También debe decirse que miles de españoles han solidarizado con la represión hacia el pueblo catalán y se han convocado manifestaciones en diversas ciudades para condenar lo vivido hoy.

 

Estas leyendo

Referéndum en Cataluña, votar por independencia en clave antifascista