Reflexión comunitaria y artes visuales: la experiencia de la población Boca Sur con Ancestras del Futuro

Autora: Alejandra Villarroel Sánchez*

Diversas comunidades pertenecientes a la histórica población Boca Sur, fueron parte del Día Nacional de las Artes Visuales. La celebración cerró el mes de septiembre en la rivereña comuna de San Pedro de La Paz, invitando a tres jornadas de activación del mural Ancestras del Futuro.

Reflexionar de manera crítica y colectiva fue el propósito de dichas jornadas que, a través de la apreciación artística del mural situado frente a la Junta de Vecinos Obdulio Ramírez, dieron espacio a la problematización de la realidad del trabajo doméstico no pagado, unidad temática que la ruta Ancestras del Futuro visibilizó durante febrero pasado, apropiando una de las ideas centrales de la investigadora y teórica ítalo norteamericana Silvia Federici que consigna "Eso que llaman amor, es trabajo no pagado". La artista gráfica argentina Ailén Possamay junto con la Agrupación Mujeres Sureñas Sin Fronteras, representó esa frase en Boca Sur, a través de una intervención esténcil estampada en el espacio público.

Las jornadas fueron un proceso de mediación cultural diseñado por el programa de educación no formal "Activa tu Presente con Memoria", con dos objetivos: por un lado que las personas pudieran conocer y apreciar la ruta muralista Ancestras del Futuro y, por otra parte, que problematizaran la historia territorial y las luchas feministas contemporáneas, en relación al reconocimiento de la doble e incluso triple jornada laboral no pagada que realizan las mujeres.

Una de las cualidades de esta iniciativa es que contó con la participación de la protagonista de la intervención, la admirada dirigenta social Rosa Elvira Silva Silva, actual Presidenta de la Junta de Vecinos 8R, quien el viernes 27 de septiembre se encontró con estudiantes y profesores en el Colegio Michaihue.

Durante la instancia, Rosa Silva destacó que estos encuentros escolares son importantes porque a través del arte se comunica algo nuevo "no todos los niños conocen la historia de lucha de la población, por eso es importante que ellos escuchen cómo las mujeres organizadas logramos mejorar la calidad de vida de nuestro barrio, desde la construcción de escuelas y consultorios hasta conseguir que hubiera más movilización, más micros por ejemplo, algo logrado desde el esfuerzo de vecinas que muchas veces trabajamos en doble jornada laboral, sin nunca recibir un reconocimiento por ello" manifestó.

Desde Buenos Aires, la artista Ailén Possamay señaló "lo que me interesa rescatar de personas como Rosa es su triple y hasta cuádruple jornada laboral. Porque además de su trabajo remunerado, el trabajo doméstico y las tareas de cuidado en el hogar, también es militante activista y en el mundo de la militancia también sucede que son las mujeres las que se encargan de las tareas de cuidado al interior de las organizaciones, por ejemplo, son las mujeres las que limpian los espacios comunes en los que se llevan adelante las reuniones, las que preparan la comida, las que funcionan de sostén emocional de otras compañeras etcétera, por tanto es necesario reconocer todo ese trabajo y también comenzar a repartirlo".

Por su parte, Alejandra Villarroel Sánchez, gestora de Ancestras del Futuro, explicó que "es una herramienta artística comunicativa para repensar y conversar sobre las experiencias que cada persona tiene en su vida respecto al trabajo doméstico no pagado, comprendiendo que de esa doble jornada laboral depende la economía mundial aun cuando históricamente ha sido negada como fuerza productiva y naturalizada como un rol propio de las mujeres."

VOCES DE LA EXPERIENCIA IN SITU

La primera jornada se realizó en el Telecentro de Boca Sur, espacio sociocultural donde se reunieron trabajadoras pertenecientes al Sindicato Gabriela Mistral, mujeres activistas que conocen en carne propia la doble laboral no pagada.

La coordinadora de ese encuentro fue la dirigenta vecinal Brígida Lara Fredes, quien expresó "Ancestras del Futuro es una gran oportunidad de hacernos parte del muralismo en Boca Sur y de reflexionar sobre la extensa doble jornada que vivimos las mujeres, en la que asumen labores en sus casas desde muy temprano antes de salir a sus trabajos y luego al regresar, siguen trabajando hasta muy tarde ocupadas de asear, atender a los niños, a los adultos mayores a veces postrados, preparar la alimentación en fin, esa responsabilidad es agobiante y son las mujeres quienes la asumen" reflexiona y expresa también la necesidad de "exigir a los gobiernos que se realicen políticas públicas para las mujeres que asumen la responsabilidad de sostener ese bienestar social o por lo menos, establecer la repartición de esas funciones entre varones y mujeres, porque es cierto cuando dicen que las mujeres son capaces de hacer muchas cosas, pero a costa de su cansancio y sacrificio que nadie reconoce, tal como dice nuestro mural, llaman amor al trabajo nunca remunerado."

Algo similar piensa Edith Salas, también integrante del Sindicato, para quien ser parte de la activación fue importante "como dueña de casa y también como trabajadora me reconforta el reconocimiento a las tareas que realizo y ver representada en nuestra población a una dirigenta tan querida como lo es Rosita Silva."

Por otra parte, durante el encuentro de cierre realizado en la Biblioteca del Colegio Michaihue, niñas y niños estudiantes de sexto básico pudieron apreciar la propuesta artística de Ancestras del Futuro poniendo especial atención a (re)conocer el mural que la itinerancia dejó en su barrio y vincularse con el rol de las pobladoras.

Especialmente emotivo fue el momento en que la dirigenta Rosa Silva se sumó a la conversación, brindando, a través de su testimonio de vida, la posibilidad de conocer la historia de la población desde su origen y contada en primera persona. Para Rayén Pulgar, estudiante del curso Sexto año B, esa experiencia fue importante "porque aprendemos de las luchas de las mujeres y eso nos enseñan a salir adelante siempre, para mí también fue bonito conocer a la señora Rosa Silva porque yo nunca la había visto y al escuchar su historia como pobladora me di cuenta que nada es tan fácil como nosotros creemos".

El grupo fue guiado por el profesor de artes Daniel Araya,  quien señaló "es importante reconocer a las personas como Rosa Silva en vida y dar cuenta a la comunidad que en la población haya color, que a través del muralismo sabemos existen pobladoras importantes de conocer" además el docente destaca la relevancia de los vínculos del Colegio con otras iniciativas "también es interesante conocer dentro del colegio otras situaciones educacionales no formales que ocurren fuera de aquí, como estas expresiones artísticas que están mostrando cómo ha costado la reivindicación de las mujeres y el esfuerzo que ellas realizan constantemente" enfatizó.

En ese sentido, el docente también recalcó la importancia de ampliar el alcance de esta actividad hacia otros niveles del Colegio, específicamente, a estudiantes de enseñanza media, para lo cual ya se proyecta una nueva mediación artística junto Activa tu Presente con Memoria.

SOBRE ANCESTRAS DEL FUTURO

El programa Activa tu Presente con Memoria realizó durante febrero de 2019 una itinerancia cocreativa que legó cinco murales en cinco comunas de la región del Biobío: Penco, Concepción, San Pedro de la Paz, Coronel y Valle Nonguén, junto con actoras territoriales y colectivas de mujeres.

Entre los espacios públicos intervenidos, destaca el emblemático Barrio Boca Sur, lugar donde la artista visual argentina Ailén Possamay con la Agrupación Mujeres Sureñas Sin Fronteras realizaron un mural que recoge mediante la técnica del esténcil y la pintura mural, la identidad de la población  y la característica figura de la mujer que amasa pan, rol representado en el retrato de la destacada activista popular Rosa Silva Silva.

Si bien la itinerancia de febrero fue una iniciativa gestada de forma totalmente autónoma por Activa tu Presente con Memoria -junto con cada una de las agrupaciones cocreadoras- las recién pasadas jornadas de activación de septiembre contaron con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio Biobío, institución que puso en valor la ruta Ancestras del Futuro como un espacio territorial que concentró la celebración regional del Día Nacional de las Artes Visuales.

Para Alejandra Villarroel estas actividades son importantes porque permiten proyectar la iniciativa "que no muera al concluir el proceso creativo de la obra, sino que luego los murales se transformen en un instrumento pedagógico transversal, útil a las estrategias docentes en asignaturas de artes, historia o lenguaje, por ejemplo, ese es el cruce virtuoso de la educación no formal con el sistema tradicional, a eso se aporta con esta propuesta y por eso también resulta valioso que existan establecimientos como el Colegio Michaihue con una política abierta a crear conocimientos nuevos innovando" agrega que también es una puesta en valor para los barrios "estamos motivando a la reapropiación del espacio público a través del arte entendiendo que las calles, los muros, son vasos comunicantes de aquellas historias no oficiales que conforman nuestra identidad local."

En febrero próximo, se prepara la segunda edición de Ancestras del Futuro que estará destinada a problematizar la autodeterminación de los pueblos originarios y tendrá como país invitado a Colombia.

 

* Periodista Investigadora en Cultura, Educación y DDHH. Fundadora del programa «Activa tu Presente con Memoria», educación artística no formal con enfoque de Derechos