“Sabemos qué pasó en Chiloé”, organizaciones y municipio de Cobquecura rechazan inversiones acuícolas

“Sabemos qué pasó en Chiloé”, organizaciones y municipio de Cobquecura rechazan inversiones acuícolas

Flavio Araneda Hidalgo / resumen.cl

Cobquecura, ahora es una localidad costera de la nueva región de Ñuble. Su comunidad se está defendiendo de una nueva inversión que amenaza con profundizar el daño ambiental ya sufrido. Hace diez años la empresa Arauco instaló la planta de pulpa de celulosa Nueva Aldea y, con ella, también puso en funcionamiento un ducto de transporte y descarga de residuos industriales líquidos, el cual ha provocado diversos episodios que han colocado a la población circundante en riesgo sanitario. Ahora, esta misma comunidad brega por impedir el inicio de las operaciones de diversos proyectos acuícolas, en su mayoría vinculados a la industria de crianza de salmón y de cojinova del norte.

El proyecto que intervendría la costa de la región de Ñuble pertenece a Inversiones Pelícano S.A., controlado por el grupo Stengel. La agrupación Todos Somos Cobquecura ha declarado que son unos 11 proyectos acuícolas, de los cuales ocho de éstos cultivarían 3.000 toneladas de salmón, 1.900 toneladas de cojinova del norte, 618 toneladas de choros y 20 toneladas de huiro, cada uno de forma anual.

Este miércoles, el Comité de Defensa del Borde Costero de Cobquecura y la Municipalidad de dicha comuna, entregó sus observaciones a la adenda emitida por el Servicio de Evaluación Ambiental Biobío. Jorge Lautaro, miembro del Comité de Defensa del Borde Costero de Cobquecura, conversó con Resumen acerca de la situación.

-¿Qué han venido a hacer al Servicio de Evaluación Ambiental?
Existen 11 proyectos medioambientales presentados en la costa de la región del Ñuble, en Cobquecura están 8 proyectos en marcha y uno de ellos no se presentó a la instancia de participación ciudadana que determina la ley. El ex alcalde de Cobquecura no permitió, por una descoordinación, que la comunidad tomara participación en el proyecto de Punta Rinconada, en el sector de Pullay en Cobquecura, entonces se hicieron observaciones a dicho proyecto por la declaración de impacto ambiental.

-¿Cuál es el avance del proyecto de inversiones Pelícano S.A.?
Hoy buscamos frenar el avance de la empresa Pelícano S.A., entonces entregamos, en conjunto con la Municipalidad de Cobquecura y el Comité de Defensa del Borde Costero de Cobquecura, las respuestas a la adenda emitida por el SEA Biobío, siendo asesorados por grupos jurídicos y organismos con competencia medioambiental, de manera de complementar los argumentos para la no instalación de este proyecto.

-¿Por qué constituye un riesgo el emplazamiento de instalaciones acuícolas en la bahía para quienes viven en la provincia de Concepción y la reciente región de Ñuble?
Estudios de científicos alemanes del 2010 reflejaron que en la zona de la Patagonia Chilena, donde se encuentra la mayor parte de construcciones salmoníferas del país, no existe nada de vida alrededor de dichos centros de cultivos… Por otro lado, acá existe una zona de paso de grandes mamíferos como ballenas jorobadas, sei, orcas, como también poblaciones de delfín chileno [tonina]. Además de la lobería de Cobquecura, con casi tres mil ejemplares de lobos chilenos que se verían en directo peligro, ya que sería alterado su ciclo de alimentación ubicándoles estas enormes jaulas con potencial alimento produciéndose conflicto. Por otro lado, Cobquecura, Coelemu y Trehuaco son las únicas costas de la región del Ñuble, por ende son economías que se basan en el turismo y la extracción artesanal del recurso marino. Entonces, los cobquecuranos se ven amenazados por los 11 proyectos de este tipo en la región. También tenemos como antecedentes con lo que sucedió el año pasado en Chiloé, no queremos salmoneras en nuestras costas.

-¿Qué discursos y métodos ha utilizado la empresa para atenuar la oposición de la comunidad y qué repercusiones han tenido?
Gracias a la experiencia que obtuvimos hace 10 años, cuando se instaló el conflicto de la Celulosa Arauco de Nueva Aldea [estamos más preparados], sin embargo, la empresa Pelícano S.A. ha intentado lentamente introducirse en las comunidades, obteniendo como respuesta el rechazo total. Hace un año atrás, el representante legal de la empresa paseaba por la comuna cuando fue emplazado por los ciudadanos por el proyecto. Pese a esto la empresa ingresó los proyectos de manera fraccionada, situación que no está permitida desde el 2010 en el país. Además de todos los defectos que ha encontrado el equipo de abogados y el grupo de científicos a este proyecto. Es por ello que ya denunciamos el fraccionamiento, [el cual oculta el carácter del proyecto, que es un conjunto de instalaciones acuícolas]”.

Estas leyendo

“Sabemos qué pasó en Chiloé”, organizaciones y municipio de Cobquecura rechazan inversiones acuícolas