Advertisement

Shingeki no Kyojin (El ataque de los titanes): las consecuencias de buscar la libertad

«Más allá del mar está la libertad. Toda mi vida creí que era cierto, pero no es así. Más allá del mar lo que hay son enemigos. Todo es como lo que vi en los recuerdos de mi padre. Decidme... Si matamos a todos los enemigos del otro lado, ¿podremos ser libres?» Eren Jeager.

Por Nirvash E.S.

La saga de los titanes ha llegado a su fin y con la entrega de su último capítulo en manga. Hajime Isayama, autor de Shingeki no Kyojin, manga y animé furor a nivel mundial, concluye años de trabajo y dedicación a esta interesante obra donde explora muy diversas y profundos temáticas, donde figura como una de las más importantes el concepto de la búsqueda de la libertad.

Nuestro protagonista, Eren Jeager, prisionero de la cotidianidad de su mundo, resguardado por enormes murallas que lo protegen de una amenaza apocalíptica, desea por sobre todas las cosas escapar de esta cárcel y encontrar la libertad. La libertad pareciera algo simple, hermosos parajes, comida en abundancia y un acercamiento hacia la verdad de la vida y el mundo, incluso Isayama dibuja a un pequeño Eren flotando sobre las nubes, como reflejo de su espíritu, pero esta visión infantil de la libertad será duramente castigada por la realidad, y es que al final de la oración, esta búsqueda está marcada por la tragedia.

También puedes leer: El encanto de «La Princesa Mononoke»

Podemos tener una larga discusión filosófica sobre qué es la libertad, cómo vivirla y cómo conseguirla, pero Isayama mantiene a lo largo de 139 capítulos una tesis única caracterizada por la desgracia, y es que no sólo Eren sufre las consecuencias de su deseo, la gran mayoría de los personajes que lo acompañan están marcados por el mismo destino al soñar con escapar de las murallas que los oprimen. Incluso cuando obtienen la verdad, después de haber sacrificado a casi toda la Legión de Reconocimiento, el conocimiento absoluto de su situación les hace reflexionar cuánto aún les queda por pelear por ser libres.

En Espartaco de Stanley Kubrick (1960), el ejército de esclavos, al igual que Eren, Mikasa y Armin, arrinconados entre el mar y la libertad, líder de la rebelión le dice a su gente: "Roma no nos dejará escapar de Italia, no nos queda otra solución que marchar sobre Roma misma y que acabe nuestra lucha de la única forma posible, liberando a todos los esclavos de Italia"  y es que Eren, bajo el mismo escenario, en Shingeki no Kyojin llega a la misma conclusión: la única forma de hacer libre al pueblo de Eledia, esclavizado por sus adversarios, es marchar sobre sus enemigos y liberar a todos los oprimidos. Está decisión lleva finalmente a Eren a la verdadera tragedia de Shingeki no Kyojin, pues no será la muerte, el genocidio, la guerra lo que arrase con el espíritu de nuestro protagonista, es la pérdida de sus amigos a quienes ama, con cada paso que da por pagar el alto costo de ser libre.

Finalmente, Isayama nos construye un héroe que decide vivir con la tragedia, explora sus deseos en el final del manga y nos deja a los espectadores con una inquietante reflexión. ¿Qué estamos dispuestos a hacer por ser libres?

Estas leyendo

Shingeki no Kyojin (El ataque de los titanes): las consecuencias de buscar la libertad